sábado, 2 de mayo de 2009

Y de temporada... ¡alcachofas!


¡Qué ricas son las alcachofas!. 

Las alcachofas son los frutos de la alcachofera (cynara scolymus), que pertenece a la familia de las compuestas o asteráceas; curiosamente la misa familia a la que pertenecen las margaritas. La alcachofera y el cardo son cynaras, así que podemos decir que tienen muchas características comunes.

El cultivo de la alcachofa se inició en África y luego se expandió por todo el Mediterráneo. Actualmente, Italia y España son sus principales productores. Los antiguos egipcios ya las cultivaban y, para ellos, las alcachofas tenían propiedades digestivas y afrodisíacas (bueno, ya estamos con el asunto de los afrodisíacos... Lo dejaremos para otro momento). 

La alcachofa es un alimento que contiene cinarina, por lo que beneficia al hígado y a la vesícula; e inulina, favoreciendo la depuración del organismo. Asimismo, la alcachofa posee propiedades que benefician muchísimo a las personas diabéticas. Contiene mucho hierro y vitamina B, con lo que podemos comerla para luchar contra la anemia. Si además tenemos digestiones pesadas, lentas o sufrimos de acidez o estreñimiento, la alcachofa debe estar en tu dieta diaria.

Te propongo una receta fácil y muy apetitosa... ALCACHOFAS AL AJILLO CON ALL I OLI. 

Quitamos las hojas exteriores, que son muy durotas (con ellas nos podemos hacer estupendas infusiones que pueden ayudarnos como diurético). Le cortamos la puntita y el culillo. Las cocemos en abundante agua con un poco de sal y una hoja de laurel. Las colocamos en un plato y le echamos por encima una buena cucharada de all i oli casero y unos ajitos fritos en aceite de oliva.

Vamos, no sé ustedes, pero yo me chupaba los dedos... ¡Sano y de rechupete!.

1 comentario :

  1. Las alcachofas en casa como mas le gustan a mi hijo son cortaditas finitas y frititas como guarnicion cuando las preparo se chupa los dedos, le encantan, las tuyas son de cocinera cocinera, muy buena pinta tienen, un abrazo angelamh.

    ResponderEliminar

Gracias por visitarme y comentar, pues sé que tu tiempo vale mucho.
Si quieres, puedes suscribirte a mis posts e incluso recibirlos cómodamente en tu email; sólo tienes que pinchar en "Suscribirse", botón situado en la parte de arriba de la columna de la derecha. Si ves que no te funciona ese método, dímelo y busco otra solución. También tienes la opción de suscribirte a mi newsletter o boletín de noticias.
¡Vuelve cuando quieras!. Te estaré esperando.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.