Zanahorias marinadas

Hace poco leí en una revista de cocina una recetita de zanahorias marinadas que me pareció muy sugerente, especialmente porque tengo muchísimas minizanahorias que me han traido mis padres de su finca en las medianías de Gran Canaria y, claro, hay que aprovecharlas. Pero también me pareció interesante esta receta por su sencillez y por lo apetecible que parecía, sobre todo para acompañar un plato de pescado a la plancha o incluso una carne.

Las zanahorias son un cóctel vitamínico estupendo para nuestra piel y pelo y, ahora que la gente sufre la paranoia de querer estar morenísima, el betacaroteno que posee es el mejor aliado, pues estimula la melanina de la piel.

Los ingredientes son los siguientes: zanahorias peladas y picadas en cuadritos pequeños; 2 cucharadas de alcaparras picadas; 1 latita de anchoas picaditas; el zumo de 2 limones; 2 cucharadas de aceite de oliva; 1 cucharadita de mostaza antigua; pimienta (la sal ya la contienen las anchoas).

Y la receta es bien sencilla: verter el zumo de limón y la mostaza sobre las zanahorias picadas y espolvorear con la pimienta. Mezclar bien y dejar en la nevera al menos 1 día. El día que se vaya a comer, añadir las alcaparras, las anchoas y el aceite. Mezclar y servir...

A mí me ha convencido mucho esta refrescante ensalada o guarnición de carnes y pescados... ¿Y ustedes... se animan?. Una receta sana y de rechupete.

Etiquetas: