Rollitos de pasta de arroz rellenos de verduras y pollo


El otro día conseguí la pasta de arroz para hacer rollitos, saquitos rellenos o muchas más cosas y he de decir que es muy fácil de manejar y bastante más resistente de lo que creía. Tiene muchísimas posibilidades. Tengo que agradecérselo a Karolina del blog Fuchicando en mi cocina; ha sido una gran maestra en estas cosas de los rollitos y de las pastas y masas. ¡Gracias Karolina!.


Me había quedado pollo del que le pongo a la sopa y lo desmenucé y añadí junto con col y calabaza del puchero (¡bendito puchero!). Todo bien picadito y aderezado con una nubecita de curry inglés, semillas de sésamo, pimienta blanca molida y sal. Un relleno fantástico para esta estupenda pasta de arroz que hizo de grácil envoltorio. 

La elaboración es bien simple... La pasta de arroz debe meterse en agua muy caliente durante unos 15-20 segundos. Se saca del agua, se extiende sobre la mesa de trabajo bien limpia; se coloca una cucharada del relleno que hemos hecho y se envuelve, sellando bien cualquier posible salida del relleno.
En teoría, los rollitos se pueden comer de varias maneras:
- directamente hechos los paquetitos (la pasta se ha reblandecido y está lista para comer).
- se pueden freír en aceite muy caliente.
- cocidos, o al vapor, con cuidado de que no se peguen unas a otros y no se abran.
- a la plancha, como yo los hice; con una cucharada de salsa de soja, dándoles vueltas de vez en cuando y terminándolos con unas semillitas de sésamo.
Realmente me gustaron mucho, por lo que se los recomiendo a ustedes.

Etiquetas: ,