miércoles, 11 de noviembre de 2009

Un plato original y lleno de buen alimento: Timbal de pota entre algas

Una buena amiga de un foro de cocina en el que soy asidua me ha dado varios empujoncitos para emplear con más frecuencia las algas en mi cocina. Mia_3 es una verdadera hacha en la cocina vegetariana y una especialista en algas, así que les recomiendo que vean sus recetas originales, frescas y llenas de minerales. Yo puedo decir que las algas me gustan mucho, pero me reconozco inexperta en su uso. A veces, siento temor a equivocarme y estropear un plato; pero luego pienso: "Pues no será porque no me haya equivocado muchas otras veces cocinando con productos más tradicionales en nuestra mesa". Así que poco a poco estoy introduciendo este excelente producto que nos brindan nuestros maravillosos océanos y mares.
No voy a dar una clase magistral sobre algas, porque no me siento capacitada para ello. Lo que sí voy a hacer es mostrarles lo que, casi sin pretenderlo, me salió hoy. ¡Me ha encantado!. ¡Qué cosa más curiosa!. 
Ya saben que la pota es un cefalópodo bastante "insípido", aunque, cuando está bien estofadito, es tierno y jugoso y puede dar mucho juego con otros condimentos más gustosos. En este sentido, he querido introducir la pota en una salsa cuya base fundamental es la salsa de tomate casera y con un toque especiado y picantito. Si a esa salsita le unimos el alga agar agar, un espesante y gelificante maravilloso y natural, y unos "espagueti de mar" o himanthalia elongata, el resultado es de lo más interesante en cuanto a textura y sabor.
No quiero enrollar más la entrada, sólo les pido una mente abierta y una pizca de curiosidad para valorar esta receta. A mí me ha abierto de par en par la imaginación culinaria.
Los INGREDIENTES que he usado son los siguientes (para 2 personas):
- 2 tubos de pota.
- 1 vaso de salsa de tomate casera (especiada y con un toque potente de pimienta negra)
- 1/4 vaso de vino blanco
- 1/4 vaso de caldo de verduras suave (si no, puede servir el agua)
- 3-4 tiras de alga "espagueti de mar" o himanthalia elongata ya remojadas e hidratadas y cortadas en trozos medianitos.
- 1 cucharada sopera de alga agar agar en polvo
- 1 cebolla mediana (en juliana grande)
- 2 pimientos italianos pequeños (en trozos medianos)
- 4 papas medianas cocidas con la piel (peladas y cortadas en ruedas)
- sal, aceite, pimientas variadas molidas

Pasemos a la ELABORACIÓN de este plato.
1º) Pochar la cebolla y el pimiento en el aceite. Añadir la pota cortada en cuadros, salpimentar y rehogar 2 minutos. Añadir el alga espagueti de mar y seguir rehogando.
2º) Incorporar el vino blanco, subir el fuego y dejar que evapore parte del alcohol; entonces, verter la salsa de tomate y el caldo calientes. Bajar el fuego y dejar que la pota se estofe durante unos 15 minutos.
3º) Cuando la pota ya esté bien tierna y los olores que salen de nuestro caldero nos inviten a mojar pan dentro, es el momento de añadir la cucharada de alga agar agar en polvo. Remover bien y dejar unos 2 minutos más a fuego suave para que el agar agar cumpla su función de espesar la salsa.
4º) Montar el plato: coger un aro y alternar una capa de ruedas de papa, la salsa de la pota y la pota; otra rueda de papas, más salsita, la pota y terminar con unas buenas cucharadas de la salsa, que impregne bien el almidón de las papas. Esperamos unos 20-30 segundos a que gelifique un poco la salsa y retiramos el aro.
5º) Servir calentito...
He de decir que esta salsa, cuando se enfría, se queda como una gelatina, así que, ténganlo presente si se atreven con ella. Para lograr que el timbal quede compacto, deben mojarse bien las capitas de papas y pota y esperar unos segundos, a que gelifique, sin que se llegue a enfriar, para poder comerlo calentito. 
Yo creo que la textura fue interesante, ya que no es la típica salsa ni líquida, ni cremosa, sino gelatinosa y compactada. El sabor, delicioso... Acompáñenlo con un buen vino blanco seco y me cuentan... Yo, sin duda me arriesgaré con más recetas con algas para lograr platos sanos y de rechupete. 

11 comentarios :

  1. Pues a mi me has puesto los dientes largos solo con ver la primera foto y después de leer la receta, todavía más.

    Soy culpable de no conocer y usar muy poco las algas, como mucho el nori para las sopas miso japonesas y de ahí no paso... pero tienes toda la razón cuando dices que hay que perderles el miedo porque además son una excelente fuente de minerales y qué carajo, están buenísimas (a mi por lo menos me encantan cuando me las ponen en el restaurante japonés...)

    Voy a intentar conseguir el espagueti de mar (ya tengo el agar-agar en casa), de manera que lo próximo la pota, que también me encanta. Lo dicho, un plato redondo para mi gusto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Adi, me alegra que pienses como yo; que hay que arriesgarse y ser más "echada p'alante" con las cosillas que nos ofrece la globalización. No siempre es buena, pero en cuestión de internacionalizar los productos culinarios... chapeau!. Viva la globalización!.
    Las algas son una fuente impresionante de minerales, pero también muchísima fibra. Fíjate tú que los espagueti de mar tienen un 32% de fibra... Mejor que los cereales que nos venden empaquetados!.
    Si lo haces, me gustaría ver su resultado, porque seguro que tú introduces novedades que habrá que anotar para seguir mejorando.
    Por cierto, ya estoy maquinando una cosilla nueva con algas... jeje. Vaya "cochinada" se me ha pasado por la cabecita... jejeje
    Un besoteeeeeee

    ResponderEliminar
  3. Hola, corazón! Gracias!! Por las flores que me echas, pero de experta nada de nada solo aficionada, me encanta ver que te has decidido a tirarte a la piscina con esas maravillosas verduras de mar, ya verás que maravillas descubres con ellas.
    Me encanta como te expresas, es una maravilla leerte, espero leer más recetillas de estas en tu blog.
    Yo uso el agar agar solo para ensaladas y como gelatina, para espesar uso el “musgo de Irlanda” ahora estoy con el agar agar para usarla y hacer una mousse de verduras, para navidad, ya te contare lo que sale…
    Un besote preciosa.

    ResponderEliminar
  4. Hola Mia!!!!!!!!!
    Qué alegría leerte!!!!! Ya te veo poco el pelo, ni siquiera por el foro. A ver si te pasas un poquillo más, que ya sabes que unas cuantas te echamos de menos; al menos yo. Y vuelve con esas recetillas tuyas originales y que siempre me dejan con la boca abierta.
    En cuanto a las algas, a mí me encanta el agar agar y cómo coge el sabor de lo que tiene alrededor, por eso en la ensalada es riquísimo. Pero también he descubierto que gelifica las salsas y le da una textura diferente, sobre todo para las presentaciones. He oído hablar sobre el musgo de Irlanda, pero no lo he probado (eso creo... porque en japoneses seguramente me la habrán metido en algún plato.. jeje)
    No dejes de visitarme, Mia, vale???
    Un besoteeeeeeeeeee

    ResponderEliminar
  5. Laube un plato magnífico y de sabor quiero imaginarmelo.
    Conocí a Mia en mayo, ¿lo sabías? y es una gran mujer, te lo digo yo, demasiado modesta pues cocina como los ángeles y es muy creativa (eso ya lo sabes, no descubro nada)

    desde hace un tiempo también me estoy animando con las algas ,pero para experimeetar más me hace falta tiempo, dichoso tiempo.
    Este plato tuyo a ver silo hago pues , menos pota, tengo los ingredientes.
    Anoto en pendientes, pero de los primeros.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Sencillamente: ESPECTACULAR. No solo la imagen, por supuesto, sino los ingredientes, tendré que hacerlo, ya veré donde puedo comprar las algas y te contaré. Por supuesto te haré caso y lo acompañaré con una buena copa de vino blanco bien frio.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Gracias Dolorss. Me alegra que te guste y que hagas el esfuerzo de imaginarte el saborcillo. Qué suerte haber podido conocer a Mia. A mí me gusta muchísimo todo lo que hace y con la humildad que lo hace. Qué quieres que te diga; me gusta la gente así. Ya me contarás, si haces la receta, qué tal te pareció.
    Carmen Rosa, guapetona, muchas gracias. No dudo que a ti te gustará mucho y que seguro introduces alguna cosita del mar que también me sirva a mí para mejorar la receta. Las algas las puedes comprar en algún puesto de los mercados de Málaga, en los herbolarios o en las tiendas asiáticas, que siempre las tienen y a buen precio. Ya me contarás!.
    Un besote

    ResponderEliminar
  8. mi plato era mas generoso en volumen, osea el aro del molde mas grande. Estaba de rechupetearse los dedos.

    ResponderEliminar
  9. Dolors Tu si que eres grande !!
    Laura ten cuidado que Marc se te queda sin dedos !!
    Mia.

    ResponderEliminar
  10. Gracias Mia!!!! Se lo diré a Marc... pero es una suerte que le guste casi todo lo que hago y que me deje los platos relucientes...
    Un besote chiquilla

    ResponderEliminar

Gracias por visitarme y comentar, pues sé que tu tiempo vale mucho.
Si quieres, puedes suscribirte a mis posts e incluso recibirlos cómodamente en tu email; sólo tienes que pinchar en "Suscribirse", botón situado en la parte de arriba de la columna de la derecha. Si ves que no te funciona ese método, dímelo y busco otra solución. También tienes la opción de suscribirte a mi newsletter o boletín de noticias.
¡Vuelve cuando quieras!. Te estaré esperando.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.