Una versión de... Cóctel de aguacate y bonito fresco

El aguacatero de la finca de mis padres no hace más que dar aguacates y más aguacates... Están buenísimos y son grandotes y hermosos.  
Los aguacates son riquísimos en grasas insaturadas (generalmente linoleicas), buenísimas para regular y controlar las grasas malas o saturadas. Igualmente tienen muchísima lecitina, por lo que, unido a los minerales y vitaminas que contienen, les convierten en una superfruta o en un superalimento. Es verdad que son algo calóricos, pero el hecho de tener tantas virtudes compensa esas calorías de más. No se les ocurra dejar de comerlos.
Me encanta partirlos a la mitad, sacarle la pipa, echarle un pelín de sal y comerlo con una cucharilla. Lo disfruto una barbaridad. También me gusta comerlos en una ensalada junto con tomates partidos y aceitunas con hueso, un poco de sal, vinagre, aceite y orégano. Madre mía... ¡Eso es el cielo!. Sin embargo, ha llegado un punto en tengo tantos aguacates en el frutero que se me agotan las ideas para prepararlos de modo distinto cada vez y que no me resulte cansino comerlos. Guacamole, sanwich de aguacate, ensalada de aguacate, mojo de aguacate, aguacates rellenos... Pues bien; ayer, por la noche, se me ocurrió versionar el clásico cóctel de aguacate y atún y me salió algo curioso. Como ahora está tan de modo "desestructurar" los platos clásicos para llevarlos a su límite, pues yo me he sacado de la manga, por puro hastío, esta "new version" del cóctel de aguacate y bonito fresco. Espero que les guste, porque a nosotros se nos saltaban los ojos de las órbitas... 
Los INGREDIENTES son los siguientes:
-la pulpa de 2 aguacates
- zumo de 1/2 limón
- sal y pimientas variadas molidas
- bonito fresco al aceite (lo suelo hacer yo)
- 2 rebanadas de pan de molde tostadas
- 3 cucharaditas de millo (maíz) dulce
- 1 trocito de queso azul (fundirlo en el microondas)
- 2 cucharadas de mahonesa, 2 cucharadas de aceite de oliva y 1 cucharada de vinagre balsámico
La ELABORACIÓN es sencilla:
1º) Escachar la pulpa del aguacate, dejando pedacitos que se aprecien al comer. Aliñarla con el zumo de limón y la sal.
2º) Escachar el bonito en aceite, que quede bien desmigado.
3º) Mezclar la mahonesa, el aceite y el vinagre, resultando una mahonesa con color oscuro.
4º) Tostar el pan de molde.
5º) Montar el plato: con un "aro" cuadrado (la palabra es contradictoria, ¿verdad?), poner la base del pan tostado, una capa de aguacate, una capa de bonito, otra capa de aguacate, un poquito de millo dulce, un poco del queso azul fundido y terminar con unos hilillos de la mahonesa balsámica.
No me digan que no ha sido fácil y el resultado bastante apetecible... Pues eso; ¡qué les aproveche!.

Etiquetas: , ,