Un plato de lujo: Volcán de tallarines, salmón y granada.

Soy una fan incondicional de Inmaculada (Adi) y de su magnífico blog Pan y Varios. En este estupendo compendio de riquísimas recetas descubrí el salmón salvaje y que podíamos conseguirlo congelado en Mercadona. Y yo, ni corta ni perezosa, me fui corriendo a adquirir una pieza para prepararlo en casa.
Tengo que decir que en casa nos gusta mucho el salmón; bueno, la verdad es que nos encanta el pescado (tengo alguna excepción... no soporto la panga... me da un repelús...) y, por suerte, lo comemos varias veces a la semana. En esta ocasión, preparé el salmón como acompañante de lujo de unos tallarines...
No me digan que no les resulta apetecible este plato completo, sano, equilibrado y bonito... Yo lo encontré "fascinante"; lleno de sabores y texturas distintas. La suavidad de la pasta contrasta de una manera increíble con la textura carnosa del salmón y con la crujiente y algo ácida granada. Creo que este plato es un lujo para los sentidos... De verdad, si les gusta la pasta y les gusta el salmón, no pueden perderse esta deliciosa amalgama de sabores... No les dejará indiferentes.
Los INGREDIENTES son los siguientes:
- tallarines
- 1 filete de salmón salvaje (mucha menos grasa y un sabor impresionante)
- 1 trozo de pimiento verde
- 1 granada (desgranarla y quitarle todas las pielecitas blancas... son muy ricas y sanas, pero no para este plato)
- el zumo de 1 limón
- perejil
- sal gruesa
- pimienta blanca molida y especias variadas molidas (lima, eneldo, pimienta rosa, etc.)
- aceite de oliva extra vírgen
La ELABORACIÓN es muy sencilla:
1º) Retirar la piel del salmón y trocearlo en cubitos. Agregarle el pimiento verde picadito, el zumo del limón, un chorreón de aceite, un pizco de sal gruesa y la pimienta blanca molida. Mezclar bien y dejarlo marinar a temperatura ambiente durante 1 hora.
2º) Preparar la pasta (agua hirviendo y sal gruesa). Dejar la pasta al dente (es mucho más sana que si está demasiado hecha). Regar con un poco de aceite de oliva. Reservar.
3º) Saltear el salmón a fuego fuerte durante 1 minuto.
4º) Montar el plato: poner los tallarines, el salmón, los granos de granada, espolvorear con el perejil picado y con las especias variadas molidas en el momento.
APUNTES NUTRICIONALES: el salmón es un pescado azul o graso y su grasa es rica en omega-3, que contribuye a disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos plasmáticos, además de  aumentar la fluidez de la sangre, que previene la formación de coágulos o trombos. El salmón es también una fuente de proteínas de alto valor biológico. Tiene muchísimas vitaminas, destacando las del grupo B (B2, B3, B6 y B9 y B12). La riqueza en grasa del salmón favorece las vitaminas liposolubles, como la A y la D, que contribuyen a reparar varios de los tejidos de nuestro cuerpo, a luchar contra las infecciones, al crecimiento óseo, etc.  También es fuente de minerales (magnesio, yodo, hierro, etc.). Sólo se puede apuntar un dato negativo: las personas con ácido úrico deben comerlo con moderación por las purinas que contiene y, si acudimos al salmón ahumado, cuidado quienes padezcan de hipertensión, por el alto contenido en sal que posee. Por lo demás... ¡a comer salmón!.

Etiquetas: , ,