Un menú sin complicaciones: pisto con arroz integral

No siempre vamos a preparar platos complicados, sofisticados o esplendorosos... A veces, la cocina del día a día es un simple plato de papas fritas con huevo frito (y qué delicioso plato, ¿a que sí?) o un estupendo pisto con arroz integral.

El pisto es una fritura o "pochada" de verduras de cuyo origen sólo sabemos que todas las comunidades o regiones españolas (y alguna francesa) se la apropian como suya. No hay más que leer las bondades de cualquier página turístico-gastronómica para darnos cuenta de esta realidad. Seguro que tod@s hemos leido sobre el "pisto manchego", el "pisto andaluz", el murciano, la riquísima sanfaïna catalana, el pisto extremeño, el portugués... Incluso la famosa Ratatouille de la Provence francesa. Hay quien sitúa el origen de este plato humilde en el medievo, pero... ¡Si el tomate y el pimiento no vinieron a Europa desde América hasta casi el siglo XVII!. A saber...
Lo que sí sabemos es que el pisto tiene como ingredientes fundamentales, sea de donde sea dicho pisto, el tomate y el pimiento; otros ingredientes que se le pueden añadir dependen de la región gastronómica en la que estemos. Así, el pisto manchego no lleva berenjena, mientras que para el andaluz es indiscutible. Para mí, el pisto destaca por ser una fritura de productos de la huerta de temporada. Si hay calabacines, se los pondré; y, si no, le pondré lo que haya de temporada. Eso sí: siempre llevará unos buenos tomates, cebolla y pimientos rojo y verde.

 Los INGREDIENTES de mi pisto son:
- 1 cebolla grande
- 1/2 pimiento rojo
- 1/2 pimiento verde
- 1 calabacín mediano
- 1 berenjena mediana
- 2 tomates grandes maduros
- 2 dientes de ajo machacados
- sal, aceite de oliva, comino en polvo y, en este caso, una ramita de romero fresco.

ELABORACIÓN:
1º) Cortar todas las verduras en cubos medianitos.
2º) Poner 2 cucharadas de aceite en una sartén y pochar las cebollas y pimientos; añadir la berenjena, luego el calabacín y finalmente los tomates (a mí me gusta dejarles la piel... en ella está un aparte importante del valor nutricional de esta magnífica hortaliza). Añadir el ajo machacado, salpimentar, espolvorear un pizco de comino en polvo y agregarle la ramita de romero.
Nota aclaratoria: el pisto puede comerse con la verdura muy pochada, casi convertida en una salsa con consistencia; o bien, con la verdura bastante enterita... Cada cual a su gusto y según sus necesidades.
Nota nutricional: este plato es un cóctel vitamínico, especialmente si las verduras no están excesivamente cocinadas, pues el calor hace que las vitaminas se pierdan. Sin embargo, destaca el licopeno del tomate cocinado, un potentísimo antioxidante. 

Etiquetas: , ,