Lomo de salmón con salsita de manzana

Después de la entrada de la tarta semifría de chocolate y piña, toca volver a poner los pies en el suelo y preparar una comida sana y deliciosa. Pongan atención los que sufran de colesterol, porque el plato que les presento es un cóctel anticolesterol, así que... ¡manos a la obra!.
Los INGREDIENTES (2 personas) que necesitaremos son los siguientes:
- 1 lomo de salmón salvaje (lo compro congelado).
- 2 manzanas Fuji (cada una que elija la que prefiera o tenga en casa)
- 2 vasos de sidra
- 1/2 cebolla blanca
- 1 calabacín mediano
- 1 papa grande
- aceite de oliva extra, sal, pimienta negra recién molida, perejil picadito.
- 1 bolsa de asar en microondas.

En cuanto a la ELABORACIÓN, veremos que es muy sencilla:
1º) Preparar la salsita de manzana: picar la cebolla y pocharla en una sartén con 2 cucharadas de aceite. Lavar, pelar y descorazonar las manzanas. Cortarlas en láminas delgaditas y añadirlas a la sartén. Cuando la manzana haya tomado color dorado y empiece a ablandarse y soltar jugo, añadir los 2 vasos de sidra, subir el fuego durante 1 minuto y volver a bajarlo. Salpimentar y cocinar unos 10 minutos. Reservar.
2º) Lavar el calabacín, pelar la papa y cortarlos ambos en ruedas de grosor mediano. Salpimentarlas y meterlas en una bolsa de asar en microondas, regarlas con 2-3 cucharadas de aceite, cerrar la bolsa, remover su contenido para integrar los sabores, hacerle unos cortes a la bolsa y meterla en el microondas durante unos 10 minutos. Reservar unos minutos.
3º) Pintar de aceite el salmón, salpimentarlo y hacerlo a la plancha, 2 minutos por cada cara a fuego fuerte (empezando por la cara que tiene la piel). 
4º) Montar el plato: una camita de salsa de manzana y, a los lados, una fila de ruedas de papas y de calabacines. Encima de la salsita de manzana, el lomo de salmón. Espolvorear con perejil picadito y servir rápidamente.
Apunte nutricional: el salmón es un pescado azul y, como tal, está cargadito de ácidos grasos esenciales, como el maravilloso omega-3. El omega-3 ayuda a combatir el colesterol malo (LDL), pues eleva el bueno (HDL), baja los trigicéridos, aumenta la fluidez de la sangre, con lo que se reduce la posibilidad de sufrir trombos y coágulos. Si nos comemos cada día el equivalente a una latita pequeña de atún de salmón, sardina, jurel, pez espada, emperador o el propio atún, estamos combatiendo con muy buenas armas muchas enfermedades cardiovasculares, pues reduciremos el colesterol y haremos más fluida nuestra sangre.
Igualmente, el salmón es un pescado con muchísimas vitaminas, como la B, que ayudan a metabolizar otros alimentos, vitaminas hidrosolubles, como la A y la D, que ayudan a reparar nuestros tejidos internos y exteriores (huesos, músculos, piel, ojos, pelo, etc.). Destaca también la presencia de yodo y magnesio
Ya lo he comentado en alguna otra ocasión, pero me repito: sólo hay un inconveniente y es que contiene purinas que elevan el ácido úrico, así que las personas con gota o con hiperuricemia deben consumirla con moderación. Si comemos pescado azul envasado, cuidemos que sea con bajo contenido de sodio, pues ya hay latitas que vienen con menos sal.

Etiquetas: , ,