Torre de pollo y rebozuelos con toque de brie

¡Una delicia...!.
Estoy pesadita con las setas, lo sé; pero tengo muchas en la despensa y en la nevera y hay que consumirlas, más aún teniendo en cuenta que son recolectadas por Marc y por mí. En esta ocasión, cuando volvimos a casa después del paseo por el bosque, yo llevaba más setas en el cesto que él, cosa rara, la verdad. Pero, que quede entre nosotr@s, que si él nos lee, se pone celosillo... 
Esta torrecita es un manjar y un plato muy completo, además de que si la sirven en una cena entre amigos, quedarán como reinas y reyes... Se lo puedo garantizar.
Los INGREDIENTES los pueden encontrar en cualquier tienda de barrio, supermercado o frutería:
- papas (peladas y cortadas en ruedas de grosor medio)
- cebolla morada (pelada y cortada en ruedas)
- calabacín (en ruedas)
- pimientos rojos asados (yo suelo hacer muchos y los guardo en un recipiente de cristal en la nevera, con su propio jugo, pero si no tienen o no quieren asarlos, usen pimientos morrones bien escurridos)
- pechuga de pollo (yo hice sopa de pollo y, luego, saqué la pechuga y la corté a trozos)
- rebozuelos (o cantarellas; ya saben, unas setas de color de la yema del huevo)
- bechamel espesa (aceite, harina, leche, nuez moscada, pimienta blanca molida y sal)
- un trozo de queso brie (unos 50 g)
- sal, aceite, pimienta negra, perejil, sal de ajo
- 1 bolsa para cocer en el microondas
- un aro para montar la torre
La ELABORACIÓN es rápida, sencilla y el resultado, como ven, vistoso:
1º) Metemos las ruedas de papas, cebolla y calabacín en la bolsa de asar en microondas, junto con 3 cucharadas de aceite de oliva, sal y pimienta negra. Cerramos bien la bolsa, removemos bien los ingredientes, le hacemos unos cortes a la bolsa para dejar salir parte del vapor y que no nos explote y la llevamos al microondas a máxima potencia durante unos 5-8 minutos, según la cantidad de estos ingredientes que pongamos. Reservamos, separando las ruedas de calabacín y unas pocas de cebolla. 
2º) Hacemos las setas a la plancha, con la sal de ajo, pimienta negra molida y, cuando estén hechas, le espolvoreamos el perejil picadito. Reservamos.
3º) Salteamos los trocitos de pollo salpimentados en una sartén y los reservamos.
4º) Hacemos la bechamel espesa: rehogamos 1 cucharada sopera de harina en 2 cucharadas de aceite de oliva, removiendo bien hasta que se cueza un poco la harina. Añadimos la leche tibia poco a poco, con el fuego medio, removiendo con unas varillas constantemente. Salpimentamos y espolvoreamos la nuez moscada. Recuerden que la harina debe cocinarse, pues es peligrosa tomarla cruda. Cuando la bechamel esté espesa, añadiremos el queso brie en trocitos y seguiremos removiendo un minuto más hasta que se haya integrado completamente en la bechamel.  
5º) Montamos nuestra torre: colocamos el aro en el plato, ponemos una capa de papas y cebolla, apretamos bien con los dedos o con una cuchara de madera y ponemos las setas. Volvemos a poner una capa de papas y cebolla, volvemos a apretar de manera homogénea y sin brusquedad y colocamos los trocitos de pollo, coronando la torre con unos cuadritos de pimientos rojos asados y, tras haber retirado el aro, verteremos por encima una cucharada abundante de la bechamel de queso brie. 
6º) Colocamos unas ruedas de calabacines y cebolla en un ladito de la torre y servimos (podemos calentar el plato en el microondas, porque se nos ha debido enfriar mientras montábamos el plato).
Apuntes nutricionales: este plato es completísimo, pues tiene las proteínas del pollo y las setas (sí, las setas son proteínas de alto valor nutritivo, muy asimilables y sin nada de grasas), los hidratos de carbono de las papas, las vitaminas de las setas, las cebollas, el calabacín, el pimiento. Posee muchísimos minerales (oligoelementos), especialmente de las setas y cebollas.
Siempre digo lo mismo, pero podemos comer de manera sana y sabrosa al mismo tiempo... ¡Sano y de rechupete!.

Etiquetas: , , ,