miércoles, 3 de marzo de 2010

Bizcocho de cacao relleno de albaricoque y con glaseado de limón

Una experiencia religiosa... Esto sí que es una experiencia religiosa y no lo que cantaba Enrique Iglesias hace unos años. O... ¿les parece que no?.
Nunca me había atrevido con los glaseados, pero reconozco que, poco a poco, le voy perdiendo el miedo a las cosas que, en apariencia pudieran parecer más complicadas para una novata en repostería como soy yo. Pero, me armé de valor y la preparé para el cumpleaños de una amiga que es muy golosa. Creo que fue un éxito y, sobre todo, que a la cumpleañera le gustó.
El bizcocho quedó impresionante: esponjoso y suave; jugoso y sabroso... Con el toque justo de cacao amargo que debía contrarrestar el dulzor del glaseado de limón. El relleno fue delicado: una trasparente jalea de albaricoque con sus trocitos que me regaló un amigo para mis experimentos culinarios. Para dar el punto final, un maravilloso y suave glaseado de limón no apto para cardíacos.
INGREDIENTES:
A) Para el bizcocho: (el vaso de yogurt es la medida)
- 1 yogurt natural sin azucarar
- 3 huevos
- 3 vasitos de harina de repostería
- 1/2 vaso de aceite de girasol
- 1,5 vasos de azúcar morena
- 1 sobre de levadura en polvo
- 1 sobre de gasificante (son 2 sobrecitos pequeños)
- la ralladura de la piel de 1 limón
- el zumo de 1/2 limón
- 1 vaso de cacao amargo (en este caso ecológico, obsequio de una estupenda amiga que vive en Suecia)
B) Para el relleno
- jalea de albaricoque (también vale una mermelada, confitura o incluso compota de albaricoque)
C) Para el glaseado:
- 1 clara de huevo
- un pizco de sal
- 1,5 vasos de azúcar glass
- el zumo del otro 1/2 limón
D) Para decorar:
- conguitos
ELABORACIÓN:
1º) Preparamos la masa del bizcocho: batimos con varillas las yemas de los huevos con el azúcar y, cuando se vuelvan blanquecinas, incorporamos el zumo de limón y su ralladura, así como el aceite y seguimos batiendo. Tamizamos el cacao, la harina, la levadura y el gasificante y se la añadimos a la mezcla anterior. Removemos bien con cuchara de madera o con una espátula de silicona. En este punto, vamos a montar las 3 claras de huevo con un pizco de sal y las añadimos a la mezcla anterior, removiendo con cuidado en el sentido de las agujas del reloj. Vertemos la mezcla en una tartera desmoldable (o en el molde que más nos guste) y lo metemos en el horno precalentado durante 45 minutos a 160ºC (los primeros 30 minutos, con el calor sólo abajo y luego, calor arriba y abajo con el ventilador). Sacamos y dejamos que se enfríe bastante.
2º) Preparar el glaseado de limón: montar con las varillas la clara de huevo con un pizco de sal y, cuando esté montada, añadir el azúcar glass poco a poco y, finalmente, el zumo de limón. Continuar batiendo unos 6-7 minutos más hasta lograr la textura que se prefiera. El glaseado puede ser más o menos consistente en función del resultado perseguido, así que a más azúcar, más se endurecerá en la nevera. Reservar en la nevera unos 15 minutos.
3º) Desmoldar el bizcocho, cortarlo a la horizontal, rellenarlo con la jalea de albaricoque, taparlo y cubrirlo por completo con el glaseado. Yo usé una espátula de silicona, pero cada cual que use lo que prefiera. Hay que tener cuidado de no arrastrar demasiado de modo que evitemos despegar miguitas del bizcocho y que nos afee nuestro glaseado. Meter en la nevera al menos unas 2 horas. 
4º) Decorarlo con los conguitos.
A tener en cuenta: Si queremos obtener un glaseado duro y compacto, deberemos añadir unos 200 g de azúcar glass y batir durante un buen rato, pero sin pasarnos o romperemos la textura del glaseado. Yo quise hacer un glaseado de limón consistente, pero que no se quedase como una costra, sino algo más suave y, por ello, le puse menos azúcar glass. El toque de limón fue el contrapunto perfecto para el bizcocho de cacao relleno de albaricoque

26 comentarios :

  1. pero qué cosa más rica!!! yo quiero probarlo, tengo mono de chocolate!!! snif

    Salu2, Paula
    http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net

    ResponderEliminar
  2. que coincidencia...jje termino de subir yo uno muy parecido...pero que rico...
    Bexinos

    ResponderEliminar
  3. Madre mia que pedazo de bizcocho has hecho eh!! De buena gana me tomaba un buen pedazo ahora. La foto del corte lo dice todo! Me encanta como te ha quedado.
    Un besiño.

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Es un pecado mortal!!
    Virgen santa del amor hermoso...
    ¿que has hecho?
    Me has puesto deberes para el fin de semana.......
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. PAULA, anda, coge un cachito que te estoy viendo más desconsoladita...
    LAVIANA, no me digas que nos hemos leido la mente para hacer un dulce parecido?. Pues mira, yo creo que a veces hay epidemias de golosonería... jajajajajaja
    KANELITA, te puedo asegurar que el bizcocho estaba... ummmm... cómo estaba!!!! Riquísimo!.
    CARMEN ROSA, a que e sun pecado de los mortales, mortales...?. Hazlo el fin de semana y me cuentas, que tus invitados se van a chupar hasta los dedos del vecino... jajajaja
    Un besote y muchas gracias

    ResponderEliminar
  6. Laura!!! que torta mas rica!!!, otra recetas mas que me apunto en "pendientes", cada dia que pasa me encanta mas tu blog!!, si bien no participo seguido, quedate tranquila que te leo todos los dias (tu blog y el de Dolorss) son mis preferidos.
    Un besote enorme enorme.
    Gabri

    ResponderEliminar
  7. Laura, te ha quedado de pecado mortal. La parte del glaseado me encanta. Me apunto la idea.
    BEsotES!
    ;-D

    ResponderEliminar
  8. Madre mía, que rico!!! Te ha quedado espectacular.

    Besitos!!

    ResponderEliminar
  9. Qué gran tentación en la que pienso caer este fin de semana. El glaseado me parece lo más.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Que envidia me das!!! Yo no me he atrevido nunca con los glaseados, tendre que perderles el miedo...
    Te ha quedado genial, ahora mismo me comia un pedacito....

    Bsss

    ResponderEliminar
  11. GABRI, preciosa, me alegra verte por aquí. Ya sé que no puedes comentar siempre, pero me gusta que por lo menos me digas algo de vez en cuando. Es un placer que te guste tanto mi blog.
    AMANDA, cuando lo pruebes, me cuentas, porque sinceramente para ser la prmera vez que hacía el glaseado... madre mía!. Qué rico!
    NIEVES, muchas gracias!!!
    SILVIA, pues si lo vas a hacer este fin de semana, se te va a caer la baba.
    CELES, chiquilla, atrévete, de verdad que parece más difícil de lo que es en realidad. Venga, que tú puedes.

    ResponderEliminar
  12. Bueno, bueno, esto más que una experiencia religiosa ¡ es pecado!
    Que rico se ve y una mezcla interesante de sabores.
    Yo también tendré que meterme con el glaseado algún día, así que me anoto tu receta.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Laube, que delicia de bizcocho. Me encantan los que se hacen con yogurth, son livianos y suaves, sin dudas que te lo copio. Echo un montón de menos meterme a la cocina, ni hablar de una delicia como esta.
    Gracias por esas palabras de apoyo en mi blog. Sos un angel.
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Hola Laube guapisimaaaa!! pues he estado perdida porquehe estado...y estoy trabajando mucho y no tengo apenas tiempo de conectarme los foros, pero os hecho de menos....:(...espero que participes en mi hemc y me alegro de hablarte! sobra decir que me siguen encantano tus recetas!

    un beso muuuuu grande!

    lamambalina

    ResponderEliminar
  15. ¡Ay, Dios! Para que habré entrado yo hasta hora con el hambre que ya tengo.
    Maravilloso Laura!!De presencia se ve increíble y de sabor me lo tendré que imaginar pero ya me estoy relamiendo de gusto.

    Besos,

    ResponderEliminar
  16. YOSUSAN, es un pecado maravilloso, te lo puedo asegurar. Ataca el glaseado que es muy facilito.
    KAKO, te doy la razón. Los bizcochitos hechos con yogurt son muy suavecitos. Y me alegra saber que todo va bien y que tu familia esté toda a salvo tras la desgracia de Chile.
    LAMAMBALINA... qué gustazo volver a verte, de verdad!. Con lo que me gustaban tus recetas y fotos. Espero verte por aquí cuando quieras.
    MÓNICA, guapetona, me acabo de acordar que en la receta no he mencionado que el glaseado me lo inspiró una de tus recetas, así que tengo que añadirlo por algún lado... Porque al pan, pan y al vino, pues eso... vino!.
    Un besoteeeeeeeeeee

    ResponderEliminar
  17. yo repeti, yo repeti, viva la repetición, estaba de muerde mortal, de religioso tenia lo que tengo yo de cura, estaba de pecado, vivan los pecados, jajajaja, que bueno estaba, por cierto no me avergüenzo en absoluto ser yo quien los disfruta a estos platos. Por cierto hoy sabado cocino yo. A temblar todos, jajajaja.

    ResponderEliminar
  18. que pinta tiene! con esos ingedientes seguro que te quedo delicioso, te felicito, besitos desde londres

    ResponderEliminar
  19. Marc, corazón, lo repetiremos, no te preocupes.
    PITY.. hola guapetona!!!!. Muchas gracias por visitarme y comentar. Eres un solete.
    Un besote

    ResponderEliminar
  20. Como supongo que no me han dejado ni un trocito, me conformare con imaginar lo delicioso que estaba.
    Un beso

    ResponderEliminar
  21. AGUASANTA, siento decirte que efectivamente, no queda ni un cachito. Para el próximo, te guardo una porción, vale?
    COLARGOL, merci beaucoup pour me visiter. Un plaisir!!!!

    ResponderEliminar
  22. Hola Laube, llego por primera vez aquí gracias a tu comentario y este bizcocho me ha dejado enamorada. Buscaba yo un glaseado de este tipo... ñam! Un saludo :-D

    ResponderEliminar
  23. Hola Noema!!!!! Bienvenida a mi blog y muchas gracias por comentar. Atrévete con este glaseado que es sencillísimo y el resultado realmente fino y sabroso. Merece la pena hacerlo, de verdad.
    Un besote

    ResponderEliminar
  24. Simplemente Rico, rico, la reposteria es mi perdicion, un abrazo, angelamh.

    ResponderEliminar
  25. ANGELA, muchas gracias!!!! Pues si ves qué rico quedó. Ayer hice otro parecido, pero con el glaseado más durito, porque algunos me pedían merengue, merengue... jejejeje
    Un besote

    ResponderEliminar

Gracias por visitarme y comentar, pues sé que tu tiempo vale mucho.
Si quieres, puedes suscribirte a mis posts e incluso recibirlos cómodamente en tu email; sólo tienes que pinchar en "Suscribirse", botón situado en la parte de arriba de la columna de la derecha. Si ves que no te funciona ese método, dímelo y busco otra solución. También tienes la opción de suscribirte a mi newsletter o boletín de noticias.
¡Vuelve cuando quieras!. Te estaré esperando.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.