Y hoy...¡pasta!: Paccheri rellenos de espinacas

Una delicia... Que hablen las imágenes y la receta.
A Marc y a mí nos gusta trastear por los hipermercados en busca de productos extraños que me inspiren nuevos experimentos culinarios. Es decir, nos encanta curiosear por las estanterías y nos apasiona probar cosas nuevas. Hasta no hace mucho, no era tan fácil encontrar pastas que no fueran los clásicos spaguetti, macarrones, tagliatelli... Pero, menos mal, poco a poco se han ido ganando el puesto muchísimas otras clases de pasta, desde las más pequeñas hasta las más grandes, pasando por las de sabores y colores... ¿Y qué les voy a decir...?. Nunca falta sitio en mi despensa para la pasta... Aunque sea a empujones entre los garbanzos y el arroz bomba. Caber tiene que caber... ¡Es de imperiosa necesidad!.
Como ven, he preparado una misma receta con dos presentaciones distintas... Ustedes eligen la que más les guste y satisfaga sus sentidos.
INGREDIENTES
- paccheri (6-7 por persona, si es plato único, es suficiente)
- 2 manojos granditos de espinacas
- bechamel (aceite, harina, leche, sal, pimienta negra molida, nuez moscada y un toque de cúrcuma).
- champiñones enteros (3-4 por persona)
- reducción de vinagre de módena a la frambuesa.
- sal gruesa y sal fina
- unos granos de pimienta negra
- 1 cucharada de aceite 
- pimienta negra molida

ELABORACIÓN
1º) Poner agua a hervir con sal gruesa y los granos de pimienta. Echar los paccheri y cocerlos a fuego alegre durante unos 15 minutos. Sacar, pasar por agua fría y reservar.
2º) Saltear las espinacas 2 minutos con un poco de sal. Reservar. 
3º) Saltear en una plancha los champiñones salpimentados. Mejor enteros. Reservar.
4º) Preparar la bechamel espesita: rehogar la harina en el aceite caliente, añadir leche tibia y remover bien hasta que no queden grumos. Salpimentar y espolvorear la nuez moscada. Cocinar a fuego medio unos 4-5 minutos; que se cueza bien la harina y espese lo necesario. 
5º) Incorporar las espinacas a la bechamel y triturarlas con el vaso americano o la batidora.
6º) Rellenar los paccheri con la bechamel de espinacas y llevar al horno/microondas durante unos 2-3 minutos. 
7º) Montar el plato: colocar los paccheri rellenos y los champiñones. Adornar con unos hilillos de la reducción del balsámico a la frambuesa. Espolvorear un poco de pimienta recién molida por encima y servir
bien calentitos.
Ya ven... Un plato muy colorido y lucido y, a la vez, muy sencillo. ¡Viva la pasta!.
A tener en cuenta: los paccheri son una pasta bastante gruesa, por lo que el tiempo de cocción es mayor. A mí, no obstante, me gusta la pasta bastante al dente. Si está blanda no me agrada en absoluto. 
Para rellenarlos se puede usar una cuchara pequeña o, bien, una manga pastelera si la bechamel nos ha quedado bien espesita. 
El contraste de la bechamel de espinacas con la reducción de balsámico a la frambuesa es delicioso, lo cual le va estupendamente a la pasta y a los champiñones.

Etiquetas: ,