sábado, 10 de abril de 2010

Pan de cereales

En casa estamos experimentando con distintas recetas y harinas para hacer nuestros panes. Reconozco que no me sabe hacer dos platos iguales, ni en los ingredientes, ni siguiendo los mismos pasos. Me gusta variar, probar cosas nuevas, experimentar... Pues bien; con el pan, me ha pasado lo mismo. Voy buscando nuevas formas de hacer pan, probando unas recetas, unos ingredientes, unos tiempos de levado o de cocción... 
En esta ocasión, recurrí a un preparado que lleva ya incorporada la levadura, así como la sal y que tiene dos tipos de cereales distintos: trigo y centeno. Además, yo le añadí pipas de girasol y unos copos de avena. Gustó a todo el mundo. Me pareció muy bueno, pero, la verdad es que eso de recurrir a un preparado me molesta un poco... Me gusta saber todos los ingredientes que lleva y ponerlos yo según me parezca.
INGREDIENTES (para 750 g repartido en 2 panes)
- 500 g del preparado de harinas
- 350 ml de agua templada
- 2 cucharadas de aceite para la masa más otras 2 más para trabajarla)
- pipas de girasol (vienen saladas)
- copos de avena
- un poco de harina de trigo para espolvorear
ELABORACIÓN:
1º) Mezclar los ingredientes, salvo los copos de avena, y amasar durante 5 minutos. Formar una bola, aceitando nuestras manos para facilitarlo, puesto que la masa es bastante pegajosa. Dejar reposar en una fuente y taparla durante 30 minutos para que leve hasta el doble de su tamaño (incluso más).
2º) Amasar ligeramente la bola de masa hasta que le saquemos los gases del levado. Aceitarnos las manos un poco, dar forma al pan y cubrirlo con los copos de avena. Colocarlos en una bandeja espolvoreada con harina, espolvorear el propio pan también, y llevarlos al horno a unos 48-50ºC durante 45 minutos, para una segunda levada.
3º) Colocar en la bandeja del horno un cuenco con agua, para que mantenga la humedad y favorezca la formación de una costra crujiente en nuestro pan. Si hacemos una sola pieza de pan, hornear a 200ºC durante 50 minutos (los últimos 10 puse el horno con el ventilador). Si elegimos hacer piezas más pequeñas, deberemos reducir el tiempo de cocción.  
4º) Sacar del horno y colocar sobre una rejilla para que se enfríe.
Con esta receta obtenemos un pan con una corteza fina, pero muy crujiente, y una miga muy suave y agradable.
A tener en cuenta: 
- Yo suelo vaporizar agua sobre el pan, unas vez transcurridos los primeros 15 minutos; así la costra es muy crujiente, como a mí más me gusta.
- El viernes hice esta misma receta, pero a la mezcla le incorporé granos de matalauva, así como un poco de chiles molidos. Se lo recomiendo, porque le da un toque muy interesante,   sin que llegue a apreciarse el picante.

19 comentarios :

  1. Laura, no me esperaba menos viniendo de ti.
    Cuando me comentaste lo de tu pan ya sabía que no me encontraría un pan cualquiera.
    Es una pasada! Además se ve super rico, con la avena y todo eso.
    Me anoto par de ideas interesantes para mis próximos panes.
    Cada día me gusta mas tus recetas.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  2. Me apunto este pan, tiene un color muy atractivo.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. un pan muy rico de buena gana me comeria ahora un buen trozo para el desayuno
    bexinos

    ResponderEliminar
  4. Una corteza estupenda...experimentar nos lleva a superarnos. Te quedo fantastico.

    ResponderEliminar
  5. Hay mi panadera canaria!!
    Estas haciendo uos panes buenisimos, a veces me das un poco hasta de envidia que puedes comerte el pan que haces...jejejeje, creo que voy a empezar cualquier dia de estos a ponerme con el tema del pan.
    Un besito Laura

    ResponderEliminar
  6. Jajaja¡¡¡ otra que le da al tuneo que dá gusto... si es que somos todas la repera con esto de las recetas.

    Pues sabes lo que te digo? que me encanta, me encanta tunear recetas, me encanta que tuneen las mías (sobre todo si luego me comentan qué tal les salió) y desde luego pienso que gracias a las variaciones que hacemos de las recetas, nuestras cocinas siguen evolucionando y mejorando en la mayor parte de los casos. La experiencia es la madre de la ciencia y que santa razón lleva ese dicho, verdad?

    A mi no me importa comprar mezclas preparadas de pan, especialmente cuando las compras en sitios de productos biológicos o al menos en sitios donde etiquetan las cosas en condiciones. Personalmente compro bastante las mezclas que venden en LIDL, sobre todo hay una que es, a mi parecer, de lo mejorcito: VITAL BROT, con mezclas de diferentes harinas y semillas.

    Después, incluso a estas mezclas, les añado también mi toque: semillas de amapola (adoro el toque crujiente que le da), tomates secos picaditos, semillas de sésamo tostadas por mí... no te voy a explicar nada que tu ya no sepas y hagas, pero sencillamente quería que supieras que yo no le hago ascos a unas buenas mezclas de harina envasadas.

    Por supuesto que siempre, siempre, hago la esponja de estos panes con mi querida harina integral de espelta. Creo que le da una ligereza especial y es una harina mejor para los diabéticos que las harinas de trigo normal, aunque cualquier harina integral, realmente integral, (no harinas blancas con salvado añadido), es siempre muchísimo mejor que cualquier harina blanca refinada.

    Bueno, que me enrollo como las persianas. Me ha gustado tu opción de añadirle los granos de matalaúva y lo de los chiles, son ingredientes que siempre tengo a mano y el próximo pan que hornee
    los llevará.

    Los granos de matalaúva los tuestas primero o van crudos, tal cual los compras?

    Un abrazo y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  7. Me encanta que pongas recetas de pan, porque es algo que en mi casa se aprecia bastante y se consume con bastante frecuencia, y aunque el pan que elabora la panadería es de muy buena calidad y bastante tradicional, también me gusta variar y probar cosas nuevas y si es pan mejor que mejor, sera porque mi abuelo fue panadero desde antes de la guerra civil y mi madre heredo esa profesión y ese amor por el pan y claro ahora nos toca a nuestra generación...y espero que la tradición continue...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Divino Laura!!. Y que sepas que tomo buena nota también de las sugerencias que haces al final del post. A mi también me gusta el pan con la costra crujiente, da gustirrindin mordelo y sentir el cronchs cronchs ¿a que si? jajajajaj.

    Bsitos y feliz domingo guapetona :)

    ResponderEliminar
  9. AMANDA, muchas gracias!!!. Me alegra que te haya gustado. Es para que vieras que yo usé un preparado de los de Lidl y cuál fue el resultado. Le puedes añadir más especias o, si lees el comentario de Adi más abajo, hasta tomates, etc.
    MESE, muchas gracias!. El colorcito oscuro era una delicia, la verdad...
    FELY, siento decirte que nos lo hemos zampado ya y que no vas a tener pan para desayunar... ejejeje
    LOLA, pienso igual: experimentamos para mejorar y, de paso, no nos aburrimos... jejeje
    SILBIAAAAAAAAA, guapetona, no sé cómo no te has puesto ya con la mano que tienes. Tú sabes lo bien que quedaría este pan con uno de tus fantásticos pintxos navarricos?. Anda, pruebaaaaaaaa.
    ADI, pues muchas gracias por tus consejos, que tendré muy presentes. No conocía esa marca que dices de Lidl. Vital Brot, me la apuntaré, pero estoy segura de que en el Lidl al que voy no la han traido aún (sólo lleva 1 mes abierto). A mí me encantan las mezclas de varias clases de cereales... ummmm. Lo de la espelta, aún no lo he probado. Hay algún tip especial para usar esta harina mezclada con las otras?. Sobre la matalaúva, decirte que que yo la compro en los mercadillos recién cogida y las meto en tarros de cristal. En Canarias es muy usual encontrar el pan con matalaúva, tal cual, sin hacerle nada más... Directamente a la masa y luego al horno. No veas el aroma que despide. De verdad que has de probar el pan con matalaúva. Encima endulza sin usar azúcar... Bueno, no es que endulce, pero el aroma engaña al paladar.
    FRAN, qué maravilla... familia de panaderos!. Me encanta esa profesión. Tenía un amigo cuando estudiaba cuya familia tenía una panadería (en la que sigo comprando muchas cosas, pues son excelentes) y, cuando regresábamos, de marcha, pasábamos por allí y su tío nos daba unos mantecados de canela para quitarnos la tontería que llevábamos... jejejeje. Ummmmm... qué recuerdos. Supongo que no te habrás desentendido del todo de esa profesión, no????. Tú sigue ahí, aunque sea como hobbie.
    Un besote a tod@s y pasen un feliz domingo.

    ResponderEliminar
  10. MERCHI, perdona, nos cruzamos!. Ese truqui de vaporizar con agua funciona... No recuerdo quién me lo comentó o dónde lo leí, pero sé que funciona.
    Un besoteeeeeeee

    ResponderEliminar
  11. Muy buenos estos panitos!!!

    Besito!

    ResponderEliminar
  12. Interesantísimos, Laube, los ingredientes que has añadido. La matalaúva con el chile tiene que dar un sabor especial al pan. Gracias por revelarlo. Un saludo y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  13. Por cierto Laube, no tienes enlace para poner en el mío. He cogido tu dirección para recomendarla entre los blog sinteresantes. Pero me gustaría poner también un enlace.

    ResponderEliminar
  14. MEG, me alegra que te guste. Si ves el pan que hemos hecho hoy. Nos dio la risa porque lo vimos tan plano y tan feo, pero no veas qué cosa más rica... Ya lo contaré. Este pan con los chiles molidos y la matalaúva es una delicia. Un sabor muy curioso, aunque no es que pique, claro está.
    Sobre lo del enlace, pues mira, no tengo enlace directo, como veo que tú sí lo tienes. Será cuestión de crearme un enlace, no???.
    Un besoteeeeeeee

    ResponderEliminar
  15. Ohhhh!!!! Qué maravilla, tengo que conseguir semillitas y seguir tus pasos.

    ResponderEliminar
  16. Laura, estás hecha toda una panadera profesional eh! Menuda maravilla de pan que has preparado. Me encanta.
    Un besiño.

    ResponderEliminar
  17. Fantasticas fotografias de ese estupendisimo pan, para comerme ahora mismo un trocito, no me importaria, impresionante la receta y autentica su explicacion, no pares, sigue, sigue, un abrazo, angelamh.

    ResponderEliminar
  18. CARMEN ROSA, las bolsitas de copos de avena están en casi todos los supermercados donde los cereales. Las pipas peladas están donde los frutos secos. Y en los herbolarios puedes conseguir semillas de amapola, sésamos, etc. Le dan mucho gusto y textura al pan, te lo aseguro.
    KANELITA, muchas gracias. Es que a mí me gusta experimentar y probar cosas nuevas.
    ANGELA, gracias mi niña. Siempre es un placer tenerte por aquí. Me alegra que las fotos te den ganas de hincarle el diente al pan... jejeje.
    Un besoteeeeeee

    ResponderEliminar
  19. Yo que también estoy en una etapa de probar distintos panes, con tu permiso me apunto la receta. Te ha quedado buenísimo!!!

    ResponderEliminar

Gracias por visitarme y comentar, pues sé que tu tiempo vale mucho.
Si quieres, puedes suscribirte a mis posts e incluso recibirlos cómodamente en tu email; sólo tienes que pinchar en "Suscribirse", botón situado en la parte de arriba de la columna de la derecha. Si ves que no te funciona ese método, dímelo y busco otra solución. También tienes la opción de suscribirte a mi newsletter o boletín de noticias.
¡Vuelve cuando quieras!. Te estaré esperando.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.