Pan de cereales

En casa estamos experimentando con distintas recetas y harinas para hacer nuestros panes. Reconozco que no me sabe hacer dos platos iguales, ni en los ingredientes, ni siguiendo los mismos pasos. Me gusta variar, probar cosas nuevas, experimentar... Pues bien; con el pan, me ha pasado lo mismo. Voy buscando nuevas formas de hacer pan, probando unas recetas, unos ingredientes, unos tiempos de levado o de cocción... 
En esta ocasión, recurrí a un preparado que lleva ya incorporada la levadura, así como la sal y que tiene dos tipos de cereales distintos: trigo y centeno. Además, yo le añadí pipas de girasol y unos copos de avena. Gustó a todo el mundo. Me pareció muy bueno, pero, la verdad es que eso de recurrir a un preparado me molesta un poco... Me gusta saber todos los ingredientes que lleva y ponerlos yo según me parezca.
INGREDIENTES (para 750 g repartido en 2 panes)
- 500 g del preparado de harinas
- 350 ml de agua templada
- 2 cucharadas de aceite para la masa más otras 2 más para trabajarla)
- pipas de girasol (vienen saladas)
- copos de avena
- un poco de harina de trigo para espolvorear
ELABORACIÓN:
1º) Mezclar los ingredientes, salvo los copos de avena, y amasar durante 5 minutos. Formar una bola, aceitando nuestras manos para facilitarlo, puesto que la masa es bastante pegajosa. Dejar reposar en una fuente y taparla durante 30 minutos para que leve hasta el doble de su tamaño (incluso más).
2º) Amasar ligeramente la bola de masa hasta que le saquemos los gases del levado. Aceitarnos las manos un poco, dar forma al pan y cubrirlo con los copos de avena. Colocarlos en una bandeja espolvoreada con harina, espolvorear el propio pan también, y llevarlos al horno a unos 48-50ºC durante 45 minutos, para una segunda levada.
3º) Colocar en la bandeja del horno un cuenco con agua, para que mantenga la humedad y favorezca la formación de una costra crujiente en nuestro pan. Si hacemos una sola pieza de pan, hornear a 200ºC durante 50 minutos (los últimos 10 puse el horno con el ventilador). Si elegimos hacer piezas más pequeñas, deberemos reducir el tiempo de cocción.  
4º) Sacar del horno y colocar sobre una rejilla para que se enfríe.
Con esta receta obtenemos un pan con una corteza fina, pero muy crujiente, y una miga muy suave y agradable.
A tener en cuenta: 
- Yo suelo vaporizar agua sobre el pan, unas vez transcurridos los primeros 15 minutos; así la costra es muy crujiente, como a mí más me gusta.
- El viernes hice esta misma receta, pero a la mezcla le incorporé granos de matalauva, así como un poco de chiles molidos. Se lo recomiendo, porque le da un toque muy interesante,   sin que llegue a apreciarse el picante.

Etiquetas: