Garbanzos aliñados con langostinos

Lo que hoy les traigo no es una receta mía, ni siquiera lo he preparado yo. Es uno de los aliños que suele hacer mi madre y que le salen para chuparse los dedos: los propios y los del comensal de al lado ("con su permiso, caballero, pero es que está tan rico..." ). 
Los viernes solemos ir a comer a casa de mis padres y a mi madre siempre le ha gustado hacer sus experimentos culinarios, generalmente con verduras y legumbres. Siempre hay una ensalada o un aliño fresquito en casa de mis padres. ¡Siempre!. Y a mí me apasionan. En esta ocasión, según me comentó mi madre, esta forma de aliñar la vio en la televisión a algún cocinero de los que cada día vemos más presentes en la caja tonta. Tomen nota, porque es francamente deliciosa.
INGREDIENTES:
- un tarro de buenos garbanzos en conserva (bajos en sal...)
- pimiento rojo y verde finamente picados
- 2 dientes de ajo majados
- cebolla blanca y roja muy picaditas
- huevos duros picaditos
- langostinos
- perejil picado
- AOVE, jugo de 1/2 limón, sal, pimienta negra molida, comino molido, guindilla
ELABORACIÓN:
1º) Dejar los garbanzos escurriendo durante unos minutos.
2º) Calentar 4-5 cucharadas de AOVE en una sartén, incorporar la guindilla y el ajo majado y añadir los langostinos enteros (con piel y su cabeza) y dorarlos a fuego medio teniendo cuidado de que los ajos no se quemen. Cuando tengan un bonito colorcito, sacar los langostinos y dejarlos enfriar en un plato. Retirar la guindilla y los ajos, reservando el aceite. 
3º) Pelar los langostinos, desechando la cabeza y la piel. Trocearlos dejando 4 ó 5 enteros para decorar.
4º) Echar los garbanzos en una fuente, añadir los pimientos rojo y verde, las cebollas blanca y morada, el huevo duro y los langostinos troceados. Salpimentar, espolvorear un poco de comino molido (imprescindible para disminuir los gases que las legumbres puedan producir) y el perejil. Vertemos por encima el jugo de limón y, finalmente, el aceite tibio con los jugos de los langostinos. Mezclamos un poco y servimos antes de que se enfríe del todo.
A tener en cuenta:
- Lo diferente de este aliño es que lleva los jugos de los langostinos, el toque del ajo y la guindilla, además de que se sirve tibio, lo que da un sabor muy especial a este plato sano y de rechupete.
- Podemos hacer lo mismo con lentejas o judías e incluso con habichuelas, zanahorias y coliflor al vapor.
- No se olviden de comer legumbres. Están llenas de proteínas, vitaminas y minerales. Son un alimento perfecto para nuestro cuerpo y, ahora que llega el verano, si no queremos comerlas calientes, de esta manera que les cuento es una estupenda opción. ¿No les parece?

Etiquetas: , , ,