Tarta de almendra y cabello de ángel

Ayer domingo fue el cumpleaños de mi madre. Cumplía sesenta y un añitos y está estupenda; mucho mejor que cuando tenía cuarenta. Lo digo yo y, claro, podrían pensar que es amor de hija, que también, pero es que es la verdad...
Aquí la tienen hace un par de meses, de viaje por Mallorca. "La rubia", como la llama cariñosamente mi hermana, disfrutó ayer de un cumpleaños al aire libre, en la finca que ella y mi padre tienen en las medianías grancanarias. Para celebrarlo preparé dos tartas: una de fresas y mousse de limón, que resultó un poco desastre, porque el merengue con el que iba a recubrirla no quería agarrarse y se resbalaba por todas partes, por lo que hube de quitarlo completamente, aunque, la verdad, la tarta estaba deliciosa. La otra fue una tarta de almendra y cabello de ángel cuya receta debo agradecer a Marilú, una gallega con una mano estupenda para la cocina, cuyo blog se llama La Brujita Marilú entre pucheros
Es una tarta casera y con un maravilloso regusto tradicional, muy sencilla de hacer y que hará las delicias de los más golosos y de quienes adoran los sabores a almendra, mazapán, etc. Muy recomendable para acompañar de un buen café expresso o de un te verde con menta. Eso sí, ya les digo, es muy pero que muy empalagosa. Sólo deben servirse una pequeña ración y se chupetearán los deditos.
INGREDIENTES
- 2 planchas de hojaldre
- 200 g de cabello de ángel (el mío era caserito, caserito)
- 250 g de almendras crudas molidas
- 150-200 g de bizcocho, magdalenas, panecillos de leche... (yo usé 3 panecillos para los perritos calientes)
- 12 cucharadas de azúcar morena
- 3/4 de vaso de agua;
- 3/4 de vaso de ron (vale el vino dulce, coñac, etc.)
- 1 huevo batido para pintar
ELABORACIÓN
1º) Dejar descongelar las planchas de hojaldre. Estirarlas un poco y darles la forma del molde donde vayamos a colocarlas. Enharinar el molde y colocar una de las planchas de hojaldre, recortar el sobrante, remeter como si fuera un cordoncillo.
2º) Sobre el hojaldre, extendemos el cabello de ángel, de modo que ocupe toda la superficie del hojaldre.
3º) Hacemos un almíbar con el azúcar, el agua y el ron, que quede con la consistencia de un jarabe. Dejamos que se enfríe.
4º) Mezclamos las almendras con los panecillos e incorporamos el almíbar, amasando todo bien, de modo que quede una bola de masa blanda, pero consistente. Extendemos esta pasta sobre el cabello de ángel, cubriéndolo todo por completo.
5º) Cortamos tiras de hojaldre de la otra plancha y las colocamos trenzándolas sobre la tarta.
6º) Pintamos con el huevo batido y llevamos al horno precalentado a 180ºC durante unos 35 minutos (yo le puse el ventilador). 
Yo adorné la tartita con unas guindas; a mí no me gustan, pero a mi padre sí.
¡Y lista...!.


Aquí tienen una fotito del corte... ¿No les atrae su pinta...?. ¿No le darían un bocado...?. 

Etiquetas: ,