domingo, 13 de junio de 2010

Flan de huevo y la crisis en los niños

Curioso... Lo que nos pasó ayer en la playa fue muy curioso. 
Después de comer, y dado que el cielo se había despejado y la temperatura era buena, decidimos irnos a la playa. Serían las cuatro de la tarde cuando pisamos la arena de la Playa de Las Canteras, zona de la Cícer. La marea estaba aún bastante alta y, como soplaba un poco de viento, el mar estaba algo picado y, en la zona de la Cícer, eso significa olas que, sin ser grandes, sí te hacen pensar si entrar o no en el agua. 
Marc estaba colocando la sombrilla y yo me quitaba la ropa, cuando veo que un chiquillo de unos ocho años se acerca decidido hacia mí y me dice algo que no llego a entender. El ruido del mar y del viento se llevaba su voz tímida, así que me acerqué más hacia él y me agaché un poco para poder oír bien lo que decía... Marc hizo lo mismo. "A ver, mi niño, ¿qué decías que no te pude oír?". El pibito, algo retraído, con la cara gacha, movió los labios y repitió: "Señora, le preguntaba qué buscaba en esta zona de la playa; ¿quiere escuchar chistes o prefiere el pozo de los deseos?". Mientras mencionaba el pozo de los deseos se giró y señaló un hoyo en la arena que estaba custodiado por otro niño que nos observaba a lo lejos. Marc y yo, con los ojos como chernes y la boca abierta, no dábamos crédito a lo que presenciábamos... ¡Nos estaba ofreciendo servicios por los que cobrar si aceptábamos!. Con delicadeza y una sonrisa declinamos amablemente su ofrecimiento y el niño volvió con su socio de negocios... Al cabo de un rato volvimos a verle intentando venderle la moto a dos chicas jóvenes y, más tarde, a otra pareja.
Era un chiquillo normal y corriente, aunque con una cara preciosa. Bronceado por la costumbre de venir cada tarde a la playa; el pelillo cortado al modo de Tintín; delgado como una culebrilla y con mucho desparpajo. Nada en él era distinto de cualquier otro niño y, sin embargo, se dirigió a nosotros para hacer negocio. Me impresionó sobremanera contemplar una situación tan estrambótica, en la que un niño, consciente de la crisis que le rodea y de la que no para de oír hablar, decide que tiene que ganarse los garbanzos para sobrevivir. ¿No les saca a ustedes los colores?. A mí, sí. Me acongoja pensar en qué podemos estar transmitiendo a las generaciones venideras. Mi sobrino, loco del rap, inconformista de doce años, de melena rubia poblada de rizos, me preguntó el otro día qué era exactamente una hipoteca. ¡Una hipoteca!. Hugo, así se llama mi sobrino, pensaba que todas las casas venían con una hipoteca a cuestas y que formaba parte indivisible de cada casa. Menudo tema de conversación con un pibito de doce años. ¡Quién les ha visto y quién les ve!. La crisis está afectando incluso a los menores que ahora se sienten con la necesidad de "hacer algo" para ayudar a sus progenitores. 
Y, en tiempos de crisis, es bueno hacer cosas sencillas, pero que, a la vez, nos satisfagan. Un capricho dulce, por ejemplo, ayuda bastante a poner buena cara al mal tiempo. Por ello, hoy les muestro un flan de huevo simple y sin artificios. Sólo huevos, leche y azúcar... 
INGREDIENTES (6 raciones)
- 6 huevos grandes
- 1 vaso de leche desnatada (250 ml)
- 6 cucharadas grandes de azúcar (1 por cada huevo) para el flan
- 2 cucharadas grandes de azúcar para el caramelo
ELABORACIÓN:
1º) Caramelizar el molde (en el horno o haciendo el caramelo en una sartén y vertiéndolo luego en el molde) con las 2 cucharadas de azúcar. Debe recubrir bien todas las paredes.
2º) Mezclar los huevos y las 6 cucharadas de azúcar y batir.
3º) Añadir la leche y mezclar bien.
4º) Verter con cuidado la mezcla en el molde caramelizado ya frío y hacer al baño maría en el horno a 170ºC durante 45 minutos o hasta que la mezcla haya solidificado (dependerá del tamaño del molde).
5º) Sacar del horno, dejar enfriar, desmoldar y llevar a la nevera hasta que vaya a servirse.
A tener en cuenta:
- Este flan tiene un maravilloso sabor a huevo y mayor consistencia que la mayoría de los flanes que llevan bastante más leche. No es nada empalagoso y, con él, cubrimos la necesidad diaria de proteínas, así que, anímense a preparar un buen flan. 
- Dicen que si hacemos el flan al baño maría a una temperatura en la que el agua del baño no hierva en ningún momento, nos aseguramos de que el flan no tenga agujeritos. A mí, personalmente, no me importa que tenga agujeros, pero es cierto que queda más compacto y lo cierto es que me encanta que el flan esté durito.

35 comentarios :

  1. pues si amigos y amigas, un chiquillo nos quería vender unos chistes y o un deseo de pozo a cambio de unas monedas. Casi le cuento yo un chiste y gratis. Hay que ver como esta el mundo.

    ResponderEliminar
  2. Este flan...un elegante y clásico postre que te ha quedado impecable, unos buenos huevos...y su sabor...le estoy imaginando.
    Saludos,

    ResponderEliminar
  3. hija qué decirte!!! Pues te cuento que en el cole, a mi hija de cinco años le han mandado como deberes para el verano traer una postal del sitio al que vayamos de vacaciones. Hace un mes que estoy en el paro y -evidentemente- no vamos a irnos de vacaciones, así que ahora me toca hablar con la señorita y preguntarle si le va a poner un cero :S. Ah, y estamos hablando de un colegio público eh!!! A mi hija se lo he explicado, así que cualquier día me la veo vendiendo chistes, juas

    Ains, me cojo un trozo de flan, que las penas son menos con dulce ;)

    Besos wapa, Paula
    http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net

    ResponderEliminar
  4. Curiosísimo lo que te pasó en la playa Laura!!Y lo que más me asombra es el desparpajo con que os lo dijo.

    El flan te quedó estupendíssssimo. Como tú dices, sencillito y bien delicioso.

    Buen comienzo de semana,

    ResponderEliminar
  5. vaya flan madre mia!! laurita que cosa tan rica por dios!!! umm.. me he encantado!! y lo del chiquillo me ha dejao flipa!!.. en fin .. fuchiquitos

    ResponderEliminar
  6. que corte tiene este flan!que buena pinta!

    ResponderEliminar
  7. Hola laura, toda una anécdota, algo divertida y triste a la vez. De todas maneras, hay que decir chapeau al niño por su imaginación, a mi me hubiera encantado que me explicara un chiste, aunque fuera malo.
    Que pena, no?
    Cuando hablamos de niños pidiendo nos sobrecojemos. Es un niño muy vaLIENTE, al menos, intenta ganarse un dinerillo honradamente y no robando, como otros.

    En cuanto a tu flan, sobran las palabras. Solo ver la pinta tan deliciosa ya se me cae la baba...
    Un beso, preciosa.

    ResponderEliminar
  8. Pues a mi me gustan los niños decididos... el chico se lo montaba bien jejeje. Hay adolescentes que piensan que la nevera se llena sola, no hablamos ya de ganar el dienro...si no de comprar, llevar, colocar, reponer...
    Tu flan...ummmm de miedo¡¡¡¡
    ¡Que suerte tener la playa cerca¡¡¡

    ResponderEliminar
  9. Menuda pintaza que tiene el flan!! Impresionante.
    Un besiño.

    ResponderEliminar
  10. Hija, los niños acusan la crisis, y tanto que sí...
    Mi sobrina Clàudia, de 10 años, le pregunta a mi hermana que si con el dinero de su cuenta y el de su hermana, que tiene 12, pero no está tan dispuesta a socializar su cuenta, pueden pagar toda la hipoteca. Debe pensar la pobre, y acabamos ya con esta milonga!!!

    El flan, riquísimo. Los postres sencillos son los que más me gustan!!
    Besicos

    ResponderEliminar
  11. Los niños son solo niños! El flan te ha quedado de cine!
    Besos!

    ResponderEliminar
  12. Estupenda textura y sabor se le adivina a este flan, este fin de semana lo pruebo...
    Un saludo desde la peninsula.

    ResponderEliminar
  13. Lauritaaaaaaa, yo por el flan de huevo MAAAA TOOOOOO,, como me gusta,, y este tiene una pinta buenisimaaaaaaaaa, felicidades porque te quedó genial!!!me encantan tus relatos en las entradas...
    bikiñossssssssss

    ResponderEliminar
  14. ¡¡Menudo flan!! Que corte más rico, a mi marido le encanta, una noche sí y otra no es su postre, después de la cena.
    ¡¡Si viera el tuyo, me obligaba a prepararle uno igual!! Lo voy a intentar por si acaso.
    Por cierto me gusta el cambio las fresas por los limones..
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. MARC, si le cuentas uno de tus chistes, el chiquillo se va y no vuelve en la vida a la playa.
    LETICIA, es cierto: el flan de huevo es un clásico delicioso.
    PAULA, me parece una barbaridad lo de la maestra de tu chiquilla. Es que no saben que de ese modo fomentan que ya los niños establezcan diferencias económicas entre sus padres?. Me parece increíble el poco tacto y la poca cabeza de algunos maestros.
    MÓNICA, fue muy gracioso lo del chiquillo. Gracias por lo del flan!
    KAROLINA, gracias preciosa!. Me alegra verte nuevamente trasteando o fuchicando por aquí.
    IRENE, gracias!
    TITANII... Tú lo has dicho: divertida y triste a la vez.Y es cierto lo que dices... A mí me gustó su espíritu emprendedor.
    ALQUIMIA, a mí también me gustan los niños decididos y con personalidad.
    KANELITA, muchas gracias!
    DAMILENA, muchas gracias chiquilla.
    RAÚL, bienvenido al blog. Me alegra que te guste el flan y te animes a probarlo. Luego me cuentas, vale?
    BRUJITA, muchas gracias corazón... Yo también soy muy fan del flan... Me apasiona!.
    CARMEN ROSA, tu marido me da a mí que es más golosillo... a que sí?. Me alegra que te haya gustado el cambio en el blog.
    Un besote a tod@s y gracias por comentar!

    ResponderEliminar
  16. que curioso lo de la playa, me encantam las cosas que cuentas siempre,me parecen super interesantes¡¡¡un beso Laura

    ResponderEliminar
  17. Menuda pintaza tiene ese flan!! y que pasada de fotos!! ñam ñam...

    ResponderEliminar
  18. Laube, hay que ver como vienen los niños de hoy dia..mejor así a como erámos en nuestra época ( por lo menos yo )que estábamos en la "inopia".
    Por cierto el flan de 10,lo hago seguro.
    besos guapa

    ResponderEliminar
  19. Una perfección, aunque yo creo que por costumbre, casi me gusta más con los agujeros.

    Las fotos de diez, y el corte ya... brutal.

    Besos grandes.

    ResponderEliminar
  20. ALICIA, gracias mi niña. Eres muy amable.
    MAYTE, bienvenida al blog. Me alegra que te gusten las fotos.
    LEOLETTA, es verdad que antes éramos algo más simples que hoy en día.
    FUTURO BLOGUERO, dí que sí... que los agujeritos quedan muy bien. Anda, pilla el cachito cortado, que te veo con los ojos fuera de órbita... jejejeje
    Un besote y gracias por comentar

    ResponderEliminar
  21. No el motivo amiga, pero de deje un comentario hace un par de dias y se ve que no ha llegado, pero bueno, aqui te dejo otro a ver si este llega.
    La experiencia de la playa me ha parecido más familiar de la cuenta y es que en estos tiempos se ve cada vez más a menudo este tipo de situaciones y seguro que iran en aumento.
    El flan me parece para chuparse los dedos, mi mujer lo hace practicamente igual y puedo afirmar que es uno de los postres que me han perdido desde que era pequeño, nunca tenia suficiente...jeje.
    Lo dicho, despues de este tiempo en el que las circunstancias me han tenido algo liadillo me estoy poniendo al dia con todos los blogs que sigo, espero que este comentario si que te llegue a esa maravillosa isla en la que tienes el privilegio de vivir.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. A mí también me da igual que tenga o no agujeritos.En mi casa es un postre estrella.Cuando yo era pequeña era el postre especial de los Domingos.
    La foto del corte....¡ Qué rico !
    Un abrazo,
    María José.

    ResponderEliminar
  23. Huevo, leche y azúcar, ¿hace falta algo más? Eso es lo que tenemos que aprender, a valorar las cosas sencillas.
    Yo creo que la dichosa crisis ha sido culpa de la avaricia de esta sociedad de consumo, y no me parece mal que los niños sean conscientes de que no se puede tener todo. Yo, de pequeña, heredaba toda la ropa, y como éramos 7 hermanos en casa teníamos muy clarito que tonterías, las mínimas. Y valoro mucho esa educación. Así que hay que ver lo positivo. Estos últimos años yo alucinaba con que todos los niños fueran por el mundo con psp's que valen 600 euros, con juegos que valen 50 euros cada uno. Teniendo en cuenta que cada niño suele llevar 4-6 juegos, hablamos de enanos de 9 años que estaban en la calle con un "juguetito" valorado en casi 1000 euros!!!! ¿eso era normal? Y recuerdo que algún que otro verano vendimos collares de conchas y limonada. Y bueno, así aprendimos lo duro que es tener un negocio, jajajaja. Quedémonos con lo positivo.
    Por cierto, lo del pan, yo creo que es falta de tensión superficial en el formado. Prueba a tensar más la superficie del pan, así subirá mejor y abrirá por el greñado.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  24. Laube, yo soy sudaca, esas cosas pasan a cada rato en paises como el mio, es el diario vivir y cosas que están viendo ustedes a raíz de la crisis, no me asusta ni me asombra.
    Sobre el flan, jamás he podido dejar uno así, me siento frustrada con los flanes, lo leo y lo veo tan fácil que apunto he estado de pararme e ir a la cocina, pero luego pienso, pero si lo he practicado tantas veces y siempre se me baja, que será?, me podrías ayudar?
    Besos.

    ResponderEliminar
  25. Impresionante flan. Con un cuerpo increíble y con un aspecto de lo más tentador.
    Me has dejado helada con la historia del niño...

    Besos.

    ResponderEliminar
  26. HOLA LAURA, GUAPA TU

    NENA, A MI YA NO ME EXTRAÑA NADA,...EL OTRO DIA EN EL MERCADO SEMANAL ME CONTÓ MI HERMANA QUE HABIA UNAS NIÑAS QUE HABIAN PUESTO UNA TOALLA GRANDE EL EN SUELO Y VENDIAN " COSAS "...UNAS GAFAS DE SOL, UN PINTA LABIOS USADO, UN BOLSO USADO...COSAS ASÍ...SEGURO QUE SE LO PILLARIAN A SUS MADRES....Y ESTAS NI LO SABIAN...

    PUES ESTO OCURRIA EN SANTA SUSANNA Y LAS NENAS NO ERAN DEL PUEBLO.....A 3 EUROS A 5 EUROS A 10 EUROS....( Y NENAS DE UNOS 14/ 15 AÑOS )....


    EL FLAN DE 10...ESTOS SON LOS QUE ME GUSTAN A MI

    MIL PETONETS SUSANNA

    ResponderEliminar
  27. FRAN, mi niño, pues no sé por qué no me llegan todos tus mensajes... Por suerte, éste sí ha llegado. Me alegra que ya no estés tan liado y podamos vernos por aquí más a menudo.
    MARÍA JOSÉ, es que un flan es un postre que a todos nos gusta, verdad?
    AJONJOLÍ, yo también veo positivo el que los niños vayan dándose cuenta de que los monederos de sus padres no autogeneran dinero, sino que hay que ganarlo. Pero eso es labor de los padres, que no siempre están por la labor de enseñarlo. Oye, muchas gracias por lo del pan... Tendré en cuenta tu consejo para el próximo que será el fin de semana seguramente.
    KAKO, a mí me cuesta aún ver a los niños desempeñando tareas que no deberían serle propias. Sin embargo, es bueno que tomen consciencia de que el dinero no crece en los árboles y que hay que gnarse los garbanzos. Oye, y sobre el flan que se te baja... el flan se te baja?. Lo haces al baño maría?. Es que es raro, porque con huevos, leche y azúcar no debería crecer, sino simplemente cuajarse. Tienes algún flan publicado en tu blog para verlo?. Me pasaré por tu blog a coger tu email y lo hablamos, vale?.
    SILVIA, te puedo asegurar que el cuerpo o la textura del flan era deliciosa. Durita, pero cremosa...
    SUSANNA, pues qué penita lo de esas chiquillas en el pueblo de tu hermana. Que le hayan quitado cosas a sus madres, con lo que les habrá costado comprarlas y ganarlas.
    Un besoteeeeeeee

    ResponderEliminar
  28. Laube querida.
    Si, los flanes que he probado (y han sido muchos) se inflaban en el horno y luego se bajaban, una cosas que nunca pude saber por qué ni como arreglarlo.
    Luego de escribirte me animé y a que no sabes?!!!, me ha quedado estupendamente!!, Laube, no sabes lo felíz que estoy con el resultado, debo repetirlo y en algún momento me gustaría poder publicarlo, bajo tu nombre desde luego, estoy muy contenta, creo haber pillado el truquillo.
    Un beso y gracias!

    ResponderEliminar
  29. Que pena,verdad?...si no hace falta mirar al tercer mundo,como le dicen a los paises pobres...aquí muchos de nuestros niños españoles pasan verdaderas necesidades y viven en manos de familiar tremendas.....el flan ya le echó el ojo mi marido...lo haré ;))

    Besos

    ResponderEliminar
  30. Madre mia!!!! Qué flan tan estupendo!!!!!!!!!!. Dan ganas de coger una cuchara y no dejar nadita.

    Besitos

    ResponderEliminar
  31. ¡¡Vaya flanazo!!.Estoy pensando en mudarme a tu casa, a mi me pones un lomo del de más arriba y un pedazo de este flan y te adoro para toda la vida, jajaja.

    A mi me encanta esa picardía en los niños, sobre todo si cuando lo hacen se comportan con respeto. Mi peque al que le gusta mucho comprarse videojuegos, pero al que nosotros compramos los justos, se las ingenia una y otra vez para sacar dinero para ello, así por ejemplo monta un mercadillo en casa y nos vende y revende nuestros propios objetos, o pinta unas bonitas acuarelas que después " regala a cambio de un pequeño donativo ( incluso a los vecinos) " y de esa manera siempre tiene un remanente para cuando sale al mercado un nuevo juego. Lo bueno es que si en algún momento te hacen falta dos euros, te los presta sin pensar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  32. KAKO, pensaba que ya te había respondido a este mensaje, pero según veo, no es así... Espero que publiques pronto ese flan. Ya estoy deseando verlo!
    SILVIA, tienes toda la razón. No hace falta que miremos muy lejos para ver necesidad. Tu marido tiene buen ojo. Ya te digo que este flan es dfe lo más fácil y el resultado está a la vista.
    M. LUZ, has acertado. Es lo que hicimos cuando lo pillamos entre todos!. jajajajaja
    SUSAN, cuando quieras, te das un saltito y te preparo el lomo y el flan en un plisplas. Así, teniendo más tiempo,podremos disfrutar de una buena charla. Oye... lo de tu chiquillo tiene gracia. Sabes que yo le vendía a mis amigas y primas los cristalitos que el mar pule y arroja a las playas como si fueran gemas???? jajajajajaja Qué tiempos!.
    Un besote a tod@s y gracias por comentar

    ResponderEliminar
  33. El sabroso flan es uno de mis postres favoritos, lo he disfrutado en muchas ocasiones, siendo el mejor de los mejores, el que prepara mi hermana Rosa María, pero curiosamente, nunca lo he preparado personalmente; tomo nota Laube.

    Bicos.

    ResponderEliminar
  34. RIDENTE, me alegra que te guste tanto el flan. Éste que he puesto es el más sencillo de todos y te aseguro que es delicioso.
    Un besote

    ResponderEliminar
  35. holaaaaaaaaa que rico. y solo lleva 1 vaso de leche??

    ResponderEliminar

Gracias por visitarme y comentar, pues sé que tu tiempo vale mucho.
Si quieres, puedes suscribirte a mis posts e incluso recibirlos cómodamente en tu email; sólo tienes que pinchar en "Suscribirse", botón situado en la parte de arriba de la columna de la derecha. Si ves que no te funciona ese método, dímelo y busco otra solución. También tienes la opción de suscribirte a mi newsletter o boletín de noticias.
¡Vuelve cuando quieras!. Te estaré esperando.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.