martes, 24 de agosto de 2010

Cosecha propia

Pocas cosas hay más reconfortantes que comer lo que una misma ha sembrado, cultivado, pescado... De verdad, es realmente maravilloso darle un bocado a una sandía que hemos cultivado con nuestras manos y paciencia. 
Bueno, la verdad es que la sembró Marc, que ha llegado a estar obsesionado con las sandías y melones, pues era el primer año que las cultivábamos en la finca de mis padres. Soñaba con las sandías, que le apasionan, y se desvivía por proteger los melones del ataque de los conejos que aprecian mucho su dulzor. Lo que se han podido reír mis padres con esta pequeña obsesión de Marc. ¡Y yo!. Pero, llegado el día de recoger la cosecha, aunque no nos han salido todas las sandías y melones que sembramos, dada la humedad veraniega que estamos teniendo. No obstante, puedo dar fe de que esta sandía ha sido la mejor que hemos comido en años: dulce, jugosa, con tanto sabor que dudas que sea una sandía. ¡Y qué aroma...!. Tiene muchas pepitas; eso sí... Pero ha sido cultivada sin alteración genética, sin fertilizantes, sin químicos de ninguna clase. Todo un lujo para los tiempos que corren, donde la verdura y la fruta es bella, pero insípida. Un horror.
Sólo hemos recogido una sandía y varios melones, así como bastante fruta y varias clases de verduras, pero personalmente se me hincha el pecho de orgullo y me siento muy afortunada de poder disfrutar de estas pequeñas joyas gastronómicas, más teniendo en cuenta lo que me gustan las frutas y verduras. Si tienen ocasión, cultiven algunas frutitas y verduras en sus jardines y, si no tienen, ayuden a algún amigo a sembrar o a recoger la cosecha y, como contraprestación, pidan llevarse unos tomates, alguna lechuga, unas naranjas o manzanas... Comer lo que una cultiva es estupendo; no les exagero. Si encima intentamos no echarles productos químicos perjudiciales para el medio ambiente y que merman su sabor en pro de su belleza, es mejor para la salud de La Tierra, para nuestra salud y la de nuestras familias. 
No me digan que no se les van los ojos a estos productos que amablemente nos ofrece la naturaleza. ¿No deberíamos ser más agradecidos con quien nos permite vivir?.
Aprovecho este foro de encuentro para manifestarles que debemos prestar más atención a lo que comemos y exigir a nuestros gobiernos que sean más pulcros y restrictivos con lo que las grandes multinacionales de la alimentación nos venden. Leamos las etiquetas de lo que compramos y pidamos a los responsables de los comercios que tengan más productos realmente ecológicos (no los que se venden como tales y que no tienen de ecológicos más que sus etiquetas). Si una persona se niega a comprar un producto dañino para nuestra salud, nadie hace caso; pero, cuando somos miles quienes alzamos la voz pidiendo más información y más salubridad en lo que comemos, amigos y amigas, otro gallo cantaría. Somos consumidores y ciudadanos y tenemos voz, capacidad y poder para cambiar las cosas. ¿No deberíamos ponernos a ello?.
Tenemos poder para cambiar las cosas... Usemos nuestros derechos como ciudadan@s y exijamos los que nos corresponden como consumidores. Tenemos esa fuerza, pero debemos ser conscientes de ello y lograr que se nos escuche. El Planeta en el que vivimos no puede estar esperando eternamente y nuestros descendientes no prosperarán con las condiciones que estamos promoviendo con nuestra desinformación. Estamos a tiempo. ¡Podemos!.

29 comentarios :

  1. Estupenda sandia !! Enhorabuena a Marc ;) Que razon tienes en lo que dices preciosa. Juntos todos podemos decidir, lo malo sera ponernos de acuerdo.
    Un besazo preciosa
    Mia.

    ResponderEliminar
  2. aaay que preciosidad de fotos!!!
    la verdad es que es un placer comer de tu propia cosecha...
    una suerte que no todas las personas tienen y eso todavia se agradece mas
    besitos

    ResponderEliminar
  3. LAube hija,si es que el balcón no me dá más que para tener hierbas frescas y ya me siento orgullosa de mis condimentos...a quien no le gustaría de las que cocinamos por afición,disponer de un pequeño huerto...lo tuyo es un lujazo...tengo la suerte,de que mi hija tienen un cliente con huerto y les trae a la oficina hortalizas de su cosecha,claro trae lo que hay y en base a eso cocino y disfruto ta desde que abro la bolsa y los huevos son para flipar,la yema casi naranja...todo un privilegio cocinar así....pero esas cosas están al alcance de unos pocos...lástima.....ay siempre poniendome los dientes largos ;))

    UN besote

    ResponderEliminar
  4. Hola; totalmente de acuerdo contigo dan gloria verlos como diría mi abuela. Fíjate si te comprendo que tengo 3 matas de tomate, sí solo 3 y estoy todo el día mirándolas (si salen los tomates creo que voy a ser incapaz de comérmelos a los pobres). En serio dan mucha envidia, la sandia, los tomates etc.. Disfrutarlos. Besos

    ResponderEliminar
  5. Envidia cochina es lo que me da esta sandia y demás delicias de la tierra, "sin aromas ni conservantes". Ummmm... algún día espero tener mi cacho tierra. ;-D
    Mil besetes grandes.

    ResponderEliminar
  6. Alabo el entusiasmo que Marc ha puesto en sembrar estas sandías y los melones. ¡No sabes bien qué suerte más infinita poder comer esta exquisitez! Esto sí que es un manjar de dioses.
    ¡Lo que habréis disfrutado viéndolos crecer y en la recolección!
    El olor tiene que ser una cosa que me la imagino, porque mi madre, en una ocasión, también plantó sandías, aunque le salieron muy pequeñas.
    Disfruta de esto, y anima a Marc, si tanto le gusta, a que siga por ese camino.
    Estaré pendiente de las etiquetas de lo que comp´ro, yo soy d elas que protesto mucho cuando algo no veo bien.
    tienes mi apoyo.
    Besos desde Málaga.

    ResponderEliminar
  7. Laurita, menuda cosecha! Y esa sandia, madre mia que buena! Ayer hemos comido nosotros también el primer melón de cosecha propia!
    De verdad que son mucho mejor que lo que compramos! Será por el cariño que ponemos en cultivarlos?
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué suerte, Laube! Qué envidia me das con esa huerta tan bucólica. Seguro que no hay nada más delicioso que la propia cosecha. Y con tus manitas de cocinera, de ahí van a salir maravillas. Espero que nos las vayas presentando.

    Un abrazo que se va para Canarias,
    Dominique

    ResponderEliminar
  9. La sandía se sale de la foto!!!! qué color!!!!
    Disfruta de todo eso que algunos disfrutamos sólo de verlo en fotos!!
    Besicos, guapa!

    ResponderEliminar
  10. Que diferentes saben las cosas "de casa".... Mis abuelos tienen un huerto asi que soy de las afortunadas que pueden disfrutar de tomates, patatas, pimientos... de los de verdad!
    Las sandias de Marc, espectaculares! Que lujazo...
    Me encanta la primera foto, con el bocao...jeje
    Besotes guapa!

    ResponderEliminar
  11. con estas fotos tan tentadoras.....te cuidado no me plante a rbarte en tu huerto....jjjje.
    bexinos wapa

    ResponderEliminar
  12. Vaya pedazo de huerto!!!!!!!!!

    Y esa sandía que está pidiendo......... dame un bocao, rico, rico, rico.

    Besitos!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  13. Me recuerda a la huerta de mi padre. Cuando era niño mi madre sólo compraba papas y cebollas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. ils sont magnifiques ces fruits, très beaux
    bonne journée

    ResponderEliminar
  15. ¡Qué maravilla! Y qué envidia, pero de la sana, tan sana como todas esas frutas y verduras. Disfrútalas, tú que puedes.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  16. Mi queridisima Laube!!!!
    me has dado realmente envidia, pero de la sana!!!! No pongo en duda nada de lo que has afirmado. Todas estas hortalizas y f frutas de temporada, como dices tu, cosecha propia, han de estar super exquisitas, y la alegria y satisfacción de verlas crecer??? Y comerlas no veas!!!! Que pena que en la ciudad no dispongamos de un pequeño trocito de tierra para plantar nuestras cosechas... desde luego, mas sano que eso no hay nada....
    Un beso, laube, y gracias por venir a verme a mi blog, y por supuesto, por dejarme tu maravilloso comentario....

    ResponderEliminar
  17. Menuda cosecha que tienes...se puede decir que eres una privilegiada!! me encantan los productos recien cortados del huerto!!!

    ResponderEliminar
  18. No veas la cosecha mas buena que habeis sacado, dale la enhorabuena a Marc por su trabajo y lucha con los conejos.Es un privilegio comer las frutas y verduras sembrado por nosotros mismos. Un saludo

    ResponderEliminar
  19. jo, que buena pinta! jaja

    A ver si este septiembre me repaso todas tus recetas y aprendo a hacer alguna cosilla, es que me cuesta horrores ponerme, pufff

    :)

    Besos!!

    ResponderEliminar
  20. MIA, chiquilla, qué gusto leerte!. Por dónde andas?. Cuenta, cuenta...
    IVAN... jejejejeje. Qué expresivo!
    PATRI, es una gran suerte, la verdad.
    SILVIA, al menos tienes hierbitas... Yo, en mi balconcito sólo tengo cactus y más cactus.
    MORENA, mi abuela dice la misma expresión... jejejeje
    AMANDA, verás que sí... tu cacho tierra llegará.
    Mª´ÁNGELES, entusiasmo no nos faltaba a ninguno, pero es cierto que Marc era el que más empeño puso. Me alegra saber que eres de las mías, que miramos y remiramos todo...
    DAMILENA, todita la razón tienes. No hay color con algo que una cultiva y cosecha.
    NIK, muchas gracias por tus comentarios. Ya te iré mostrando lo que vaya haciendo.
    MARYLOU, a que sí?. Es que la fruta es tan llamativa que me dije: ésta para el blog!
    LORE, qué bueno que tus abuelos tengan su huertito. Es una verdadera maravilla.
    LAVIANA, no hace falta que robes... Ven y coge!.
    MARÍA, dale un bocadito!
    DAVID, pues creciste con mucha suerte mi niño.
    FIMÈRE, je te remerci tes mots.
    MANON, sin duda las disfrutaré muchísimo!
    TITANII, me alegra verte por aquí. Sabes que en algunas ciudades, en la periferia, se están creando huertos comunitarios?. Pues ya empieza a ser una realidad.
    LETICIA, me siento privilegiada, la verdad. Es todo un lujo.
    RAFUKA, mi niño, muchas gracias. Le daré la enhorabuena a Marc de tu parte.
    PROYECTO DE ESCRITORA, si necesitas preguntar, no dudes, vale?.
    Un besote a tod@s y gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  21. Tiene una pinta estupenda esa sandia y el resto de frutas y con las fotos tuyas mejoran aun más, yo estoy muy ilusionada este año con mis primeras manzanas reinetas y se que no he utilizado productos nocivos.
    Mabel

    ResponderEliminar
  22. que envidia que me das, ay señor!!
    acaba de morir mi plantita de cherry :-(

    ResponderEliminar
  23. Hola Laura¡¡¡ yo también me alegro de saber de tí... este verano estoy TOTALMENTE vaga, jejeje. Llevo 3 meses sin dar ni golpe en el blog. Acumulando recetas, eso si...
    En Septiembre vuelvo a daros la lata. Por lo pronto me pongo verde de envidia al ver tu cosecha... Por favor, qué cosas tan bonitaaaasssss¡¡¡ y así, en plan natural, sin modificaciones genéticas, insecticidas, fertilizantes ni todas esas guarrerías que nos comemos sin saber... Abrazos, preciosa mía. Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  24. Alaaa, cuanto agradecimiento, gracias gracias, la falta de calor en abril y mayo impidió que las semillas germinaran todas y las que lo hicieron había que mimarlas. Por cierto desde aquí he de mandar un saludo a mi suegros, personas de poca FE, que me decían que no saldrían ninguna, y que de secano menos aun. Pues están las SANDIAS muy buenas de las mejores que he comido. GRACIAS POR LAS FELICITACIONES AL AGRICULTOR, JEJEJE.

    ResponderEliminar
  25. Una vez te acostumbras a tus verduras y frutas notas mas la diferencia de sabor, nada que ver con los comprados sobre todo en las frutas.
    Bueno todo es empezar la próxima temporada seguro necesitas muchos cestos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  26. Que maravilla!!! no tengo a nadie que tenga un trocito de tierra para cultivar, pero he decidido comprarlo a gente de la zona, el sabor es tan diferente!
    Marc seguro que se está relamiendo con esas sandias, que pinta y la fruta, uff!
    maravilloso!
    besitos

    ResponderEliminar
  27. Hola Laurita, a punto de finalizar mis vacaciones,por aqui estoy poniendome un poco al dia con los blogs,, que he estado el mes de agosto en standbye,jajajajPero que buena la sandia,los melones,etc, etc, mis padres tambien tienen huerta y es una delicia,comer las patatas,las judias,los tomates..etc etc, todo ello como bien dices plantado sin ningun tipo de cosas quimicas.Los tomates es cojerlos,lavarlos y asi sin mas comermelos, tienen un sabor expectacular..Enhorabuena a Marc,por esas piezas,y por el cariño que seguro que le ha puesto..Bikiñossssssssssssss guapaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  28. wow! pero que buena pinta esa sandía

    que suerte poder tener fruta de vuestar cosecha.

    la sandia es de mis frutas preferidas, que envidia :)

    saludos

    ResponderEliminar

Gracias por visitarme y comentar, pues sé que tu tiempo vale mucho.
Si quieres, puedes suscribirte a mis posts e incluso recibirlos cómodamente en tu email; sólo tienes que pinchar en "Suscribirse", botón situado en la parte de arriba de la columna de la derecha. Si ves que no te funciona ese método, dímelo y busco otra solución. También tienes la opción de suscribirte a mi newsletter o boletín de noticias.
¡Vuelve cuando quieras!. Te estaré esperando.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.