domingo, 29 de agosto de 2010

Una propuesta atrevida y dulce... ¡con calabaza!

Al hilo del post anterior, les presento una recetita dulce que aglutina mi ingrediente fetiche, el chocolate, y una hortaliza maravillosa que hemos recolectado en la finca de mis padres: la calabaza. Sí, calabaza... No tengan prejuicios a la hora de cocinar y comer, porque hay combinaciones muy interesantes que dejamos de lado por el simple hecho de no ser habituales. Si no, vayan y vean el pastel dulce de calabacín de nuestra amiga Lore o mi queque de calabaza y moras. Debido a esa cerrazón mental que a veces no nos deja innovar, nos perdemos muchísimas recetas sanas y deliciosas. Una verdadera lástima.
Sean valientes y quienes, como yo, tienen la suerte de poder cosechar calabaza,  aprovechen y prueben a cocinarla de formas alternativas. ¡No tengan miedo...!. La calabaza puede dar mucho juego en la cocina, tiene poquísimas calorías, mucha agua y es muy sabrosa.
Lo que yo les propongo es una combinación perfecta en color (color calabaza-color chocolate) y en sabor (el dulzor franco de la calabaza y el amargor comedido del chocolate negro). El aroma es realmente suave y en él se alternan, sin empujarse, la esencia del chocolate, delicioso y sensual, y el aroma de la calabaza, tímido, pero con personalidad.
INGREDIENTES (para 6 magdalenas y un queque (bizcocho) hecho en molde rectangular de silicona):
- 500 g de pulpa fría de calabaza cocinada al vapor con 3 clavos de olor y triturada
- 125 g de azúcar morena
- 325 g de harina
- 4 huevos grandes
- 100 ml de aceite de girasol
- 125 ml de zumo de naranja
- 150 g de chocolate negro
- un sobre de levadura en polvo (15 g)
- una pizca de sal
- 1 cucharadita rasa de jengibre en polvo 
ELABORACIÓN:
1º) Batir enérgicamente los huevos con el azúcar hasta que la mezcla blanquee. 
2º) Añadir la calabaza, el aceite, 100 ml del zumo, la sal y el jengibre y seguir batiendo.
3º) Verter la harina y la levadura tamizadas y mezclarla con una espátula y movimientos circulares.
4º) Fundir el chocolate con 25 ml de zumo de naranja. 
5º) Del total de la mezcla, separar 1/3 y añadirle el chocolate fundido, mezclando con cuidado.
6º) Queque: verter un cucharón de la crema de color naranja, encima otra de chocolate, otra de calabaza, de chocolate... así, hasta llenar las 3/4 partes del molde rectangular (o un poco menos). ¡No mover ni remover las mezclas con una cuchara!. El marmolado se logrará por sí solo al extenderse las 2 cremas. Hornear unos 45-50 minutos a 175ºC (unos 30 minutos con el calor sólo abajo y el resto del tiempo con calor arriba y abajo con ventilador. Si lo tapamos con papel de platina, mejor).
7º) Magdalenas: verter la mezcla restante en los moldecitos para magdalenas, también de silicona, a razón de una cucharada de la crema de chocolate (a la inversa que en el queque), una de la de calabaza y así hasta llenar las 3/4 partes de cada moldecito. Hornear unos 18 minutos a 175ºC (calor arriba y abajo y con ventilador, si se tiene)
A tener en cuenta:
- La calabaza es el fruto de una planta trepadora o rastrera de la familia de las curcubitáceas, a la misma que pertenecen el melón, la sandía, el pepino y el calabacín (y otras muchas). Aunque en América dicen que la calabaza tiene su origen en este continente, se sabe que los egipcios ya la conocían y cultivaban. Al parecer, se cultivaba más por sus semillas (pipas) que por su pulpa, pues no se conocían tantas variedades dulzonas y sabrosas como hay ahora. Su cultivo se extendió a América y, de ahí, a Europa en el siglo XV, donde se ha generalizado su cultivo y consumo como hortaliza.
- Existen muchas clases de calabazas, incluso las hay con sólo uso ornamental (por ejemplo, las famosas calabazas de Halloween).
- La calabaza tiene muchas propiedades, entre las que destaca que activa el páncreas y, en consecuencia, reduce los niveles de azúcar en sangre. Además disminuye las mucosidades en bronquios y garganta, fortalece el sistema inmunitario gracias a sus antioxidantes y es un estupendo laxante. Dado su alto contenido en betacaroteno (la sustancia que le da ese bonito color naranja) y alfacaroteno, ayuda a disminuir las enfermedades cardíacas y algunas formas de cáncer (por ejemplo, el de próstata).
- Esta estupenda hortaliza tiene poquísimas calorías, mucho potasio y vitaminas C, B1 y E, betacaroteno y una cantidad casi nula de grasas (vegetales y no saturadas, o sea, que tampoco son malas...).
Comentarles que hay quien separa las masas de calabaza y de chocolate, pero a mí me agradó más la idea de que todo el queque fuera de calabaza y una parte estuviera mezclada con el chocolate, de modo que todo tuviera más o menos una misma textura. Ustedes, no obstante, pueden preferir la otra opción. Como dicen los ingleses... It's up to you. También pueden emplear leche en vez de zumo de naranja, pero, a mi parecer, el zumo de naranja le da un sabor más afrutado y una textura distinta.
Las magdalenas son tan esponjosas que casi se fundían entre los dedos antes de morderlas. No me digan que son capaces de mirar esta magdalenita sin reprimir las ganas de darle un bocado. Mi sobrino, Hugo, no pudo contenerse...

45 comentarios :

  1. Pues las madalenas tienen una pinta fabulosa. Tienes toda la razón, casi siempre nos dejamos llevar por los prejuicios y no probamos combinaciones que pueden resultar exquisitas. Yo también tengo una tarta de calabaza y chocolate que se sorprenden cuando saben los ingredientes. Por cierto le ha salido una flor a una de las plantas de tomate que te comente ¿saldrá un tomate? Besos

    ResponderEliminar
  2. La calabaza me apasiona. Las tuyas se ven super frequitas, de las buenas de verdad.
    Este bizcochito con sus magdalenas tiene que estar delicioso de verdad.
    Lo probaré.
    Besitos chiquilla.
    ;-D

    ResponderEliminar
  3. Pues las fotografías siendo maravillosas no lo son solo por belleza, ya que el resultado fue un queque y unas magdalenas bueniiiiisimas, basta ver los ojos del sobrino mordiéndola

    ResponderEliminar
  4. estupenda receta y las fotos una preciosidad. Saludos

    ResponderEliminar
  5. que delicia....de buena gana le incaria el diente como la foto....jjje. me llevo la receta.
    bexinos wapa

    ResponderEliminar
  6. Me llevo dos magdalenas, una para el camino y la otra para enmarcar!!!

    Besitos!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  7. k ricas, gran combinacion!!! umm fuchiquitos

    ResponderEliminar
  8. Laube se ve espectacular! Me alegro de que fue hecha con esa calabaza, pues es la que abunda por aquí. Yo tengo varias recetas de calabaza pero no me atrevo hacerla, pues no sabia si quedaba bien, pero ya que veo estas delicias que has hecho me animo a probarla en postres.

    Gracias por compartir esta receta con nosotros.

    Un saludo:)

    ResponderEliminar
  9. Laube se ve espectacular! Me alegro de que fue hecha con esa calabaza, pues es la que abunda por aquí. Yo tengo varias recetas de calabaza pero no me atrevo hacerla, pues no sabia si quedaba bien, pero ya que veo estas delicias que has hecho me animo a probarla en postres.

    Gracias por compartir esta receta con nosotros.

    Un saludo:)

    ResponderEliminar
  10. Pero que ideas se te ocurrén hija mia! Que pinta que tienen esas magdalenas! Queda la receta apuntada.
    Besos.
    Por cierto ya tendré en cuenta la idea de hacer una etiqueta con recetas rumanas!

    ResponderEliminar
  11. Que pasadaaaaaaaaaaaaaa! Me acabo de enamorar de esas magdalenas, jejeje....
    Ya tengo la receta a buen recaudo, Laube, tengo que hacerla! La pena es que no tengo calabazas caseras...mi abuelo dice que "solo siembra lo que luego se va a comer" y las calabazas no le gustan! Que hombre.... en fin, ya te contare...
    Besotes guapa!

    ResponderEliminar
  12. MORENA, solemos ser prejuicios@s con demasiadas cosas y es una pena, porque nos perdemos muchas cosas buenas de la vida. Y sí... si tienes una florecilla en la tomatera y ésta no se cae, te saldrá un tomatito.
    AMANDA, estas calabazas son dulces y sabrosas. El otro día hice una crema de calabaza y era casi una natilla de dulce que era.
    MARC, las repetiremos, verdad?
    JOSÉ MANUEL, muchas gracias!.
    LAVIANA, coge lo que quieras... Verás qué ricas!
    MARÍA, verdad que quedaron preciosas?
    KAROLINA, me alegra que te guste!
    MARI, atrévete que con tus manos para hacer esos preciosos dulces que haces te saldrán verdaderas joyas.
    DAMILENA, no veas qué cosa tan rica y original de sabor. Es distinto y muy suave. Oye... me alegra que vayas a crear la etiqueta de recetas rumanas. Verás cómo tiene éxito.
    Un besoteeeeeeeeeeeee y feliz último día de vacaciones a muchós

    ResponderEliminar
  13. LORE, te me quedaste atrás... Me encanta que te encante... jejejeje. Pues compras un poquito de calabaza y las haces, que está muy baratita, no?. Además, las llevas a cualquier reunión con amigos y no les dices de qué son y verás cómo más de uno se queda con la boca abierta (sobre todo aquéllos a quienes no les gusta la calabaza...). Ya me contarás.
    Un besote

    ResponderEliminar
  14. IM-PRE-SIO-NAN-TE!!!!!PERO QUE MAGDALENAS LAURA....SOBERBIA,YO ESTARÁ COMO HUGO....ME CAHIS QUE SUEEEERTEEEE TIENE EL PEQUE....YA SOLO EL BIZCOCHO DE CALABAZA ESTÁ TREMENDO IMAGINO CON CHOCO...BESTIAAALLLLL NENA.....TIENES QUE PASAR POR MI BLOG....QUE TENGO UNA RECETAZA TUYA....UN BESOTE ;))

    ResponderEliminar
  15. Qué deliciosa combinación!! Además es precioso el juego de colores... Me gusta muchísimo!!!
    Y qué fotos tan lindas!
    un abrazo,

    ResponderEliminar
  16. Impresionante! se ven riquísimas!
    Un saludo, Pier

    ResponderEliminar
  17. Guauuuu vaya magdalena, y vaya fotos, por el amor de Dios! me he quedado tal que así mirando la pantala :0

    Felicidades por tan estupenda receta. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Eres una artista Laube! Tienes unas ideas maravillosas y todas tus recetas son de comidas muy sanas.
    Gracias por la información. Siempre me dijeron que las calabazas tienen muchas calorías.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. SILVIA, gracias por tus comentarios tan efusivos... jejejeje. Para allá voy a hacerte una visita!.
    HILMAR, verdad que el contraste naranja-marrón oscuro es una lindura?. Muchas gracias guapa.
    PIER, gracias por comentar. Me alegra que te gusten.
    ALCANTARISA... JAJAJAJAJJAJAJA. Anda, coge una y siéntate a disfrutarla!.
    DAVID, me alegra que te parezca artística esta magdalena. Y no hagas caso de quien te diga que no comas alguna verdura... El problema es que la gente confunde el dulzor del sabor con ser calórico y no es cierto. De hecho, la calabaza ayuda a reducir el nivel de azúcar en sangre y tiene unas 13 calorías por cada 100 g. Menos da una piedra, no?.
    Un besote a tod@sssssssss y a resguardarse del calor por estas latitudes y los de América, a empezar a disfrutar del fin del invierno.
    Un besoteeeeeeeee

    ResponderEliminar
  20. Me han encantado, a mi las combinaciones no me dan miedo, así que en cuanto pille una calabaza la dedico a hacer las magdalenas.
    ¡Ah! Y las fotos preciosas...
    Un besito

    ResponderEliminar
  21. Que buena pinta tienen esas madalenas hay que ver ese huerto que bien empleado está.
    Por aquí por Valencia utilizamos mucho la calabaza para postres y lo mas típico es, si la calabaza es dulce asarla sin mas al horno abierta por la mitad y si no esta muy dulce, se le pone un poco de miel cuando la vas a comer.

    ResponderEliminar
  22. Por diosss que pinta esas magdalenas, Laura las fotografias son espectculares, y la receta es ensacional, me encanta, un besito guapa¡¡¡

    ResponderEliminar
  23. Yo le quiero dar otro mordisco igual, estupenda receta y geniales las fotos.

    Un beso grande

    ResponderEliminar
  24. Ultimamente hay muchos cakes con verduras y me encanta estas propuestas tan diferentes. Y yo siempre haciendo crema con la calabaza!!
    bss guapa

    ResponderEliminar
  25. me lo apunto! me encanta la calabaza en preparaciones dulces y saladas, es tan versátil, y se ve tan rica... :P
    bs!

    ResponderEliminar
  26. ¡Qué pintaza más rica!! Se ven muy jugosas y con un bonito color, ese contraste naranja con el chocolate las hacen aún más apetecibles. Tomo nota y te contaré.

    Besos

    ResponderEliminar
  27. Tienen una pinta estupenda esas magdalenas y ese bizcocho!!!!!

    Te tomo la idea de la calabaza, a ver si me animo y te copio ;)

    Besos

    ResponderEliminar
  28. une idée merveilleuse d'associer la citrouille et le chocolat, le résultat est très tentant!!!!
    j'aimerai bien y goûter
    bonne journée

    ResponderEliminar
  29. NORA, así me gusta, con valentía... Si haces estas magdalenas, hazmelo saber, vale?. Así también aprendo yo al ver tu tuneo.
    M. DOLORES, es que la calabaza es una delicia de alimento; no sólo es para hacer cremitas, verdad?. A mí también me gusta mucho asada; se vuelve casi un postre, espolvoreada con canela.
    ALI, me alegra que te gusten las fotitos.
    FUTURO BLOGUERO, anda, vente y coge una magdalena. Que los deseos insatisfechos son muy malos.
    LY, prueba a hacer estas magdalenas o el queque... Si luego no te gusta, vuelves a la cremita de calabaza. Pero... y si te encanta?
    MARI, la verdad es que el contraste de colores es muy tentador... Cuéntame si las haces, vale?
    BEATRIZ, muchas gracias por tu comentario. Anímate y prueba. Luego me cuentas.
    FIMÈRE, essaye de fare ces muffins lá et après, tu me rendes compte du résultat, d'accord?
    Un besote y gracias a tod@s por comentar

    ResponderEliminar
  30. Laura, me gusta esta propuesta ¿por lo de dulce? No, más bien por lo de atrevida, ja, ja.

    El Tenerife, más concretamente en La Laguna se puede encontrar "La estevia", es en gotas, un frasco pequeño, concentrada. ¿La conoces de esta manera o cómo la conoces tú?
    Si quieres me escribes a
    irmina88@gmail.com

    Un beso.

    ResponderEliminar
  31. IRMINA, yo creo que en Canarias usamos bastante la calabaza en cosas dulcitas, verdad?. No es que sea super atrevida, pero más de lo habitual, sí...no crees?. En cuanto a lo de stevia, mi hermana es quien la compraba en gotas. En Arucas también se puede comprar en el herbolario. Tú vives por la Isleta, no?. Pues a ver si le prgeunto a mi hermana, porque hay un herbolario en La Isleta en el que ella compra bastante. A ver si me dice la calle.
    Un besoteeeeeeee

    ResponderEliminar
  32. Desde luego que esa magdalena es irresistible...debía estar de muerte!
    Un besico.

    ResponderEliminar
  33. Esas magdalenas parecen estar deliciosas! me gustan mucho tus recetas y qué envidia de huerto! un saludo

    ResponderEliminar
  34. ñam ñam que hambre me ha entrado.... que ricas!!!!!! y calabaza con choco
    Tienen una pinta estupenda, me encanta
    Bstss

    ResponderEliminar
  35. Tienes razón, hay que animarse a probar cosas nuevas. A mi personalmente la calabaza me encanta tanto en dulce como en salado pero nunca la he probado con chocolate. Seguro que está para chuparse los dedos. Desde luego la presencia es inmejorable.

    Un besito,

    Sacer

    ResponderEliminar
  36. Concuero contigo Laube, hay mezclas que se deben probar, aunque esta personalmente no porque el chocolate no me va, pero he preparado muchas cosas con calabaza y me encanta. Que suerte poder cosechar algo tan lindo, me encantaría.
    La primera foto es hermosa, un beso!!

    ResponderEliminar
  37. LOLAH, sí que estaban de muerteeeeee.
    NURIA, muchas gracas por tu comentario, chiquilla.
    SOL-JALAPA, dan hambrecilla, sí, sí... Y un cafecito bueno... ummmm
    SACERDOTISA, anímate a combinarla con chocolate, verás qué ricas.
    KAKO, no te gusta el chocolate?. Pero es posible?. Ningún chocolate?. Pero mi niñaaaaaaaaaaaa. Me alegra que te guste el huertito.
    Un besoteeeeeeeeeee

    ResponderEliminar
  38. O sea, vamos por partes que estoy recién llegada a los blogs:

    1º: Holaaaaaaa¡¡¡ Lauraaaa¡¡¡¡

    2º: Madre mía qué fotos tan bonitas¡¡¡ vaya colorido y vaya todo:-)

    3º: miedo a la calabaza? pero que ninguno, vamos... adoro las calabazas y las uso para salados y dulces.

    4º: Holaaaaaaa¡¡¡ Lauraaaa¡¡¡¡(si, ya se que me repito, pero me encanta venir a verte y saludarte)

    6º: Pues eso, que me encanta la mezcla y me la llevo, así por todo el morro...

    Eres la pera, mejor dicho, la repera. Fenómeno.

    Un, no, mejor dos abrazos, que son gratis y reconfortan mucho, verdad? :-)

    ResponderEliminar
  39. Vaya pinta !! ¡Te atreves con todo !!!

    ResponderEliminar
  40. qué voy a decir que no se haya dicho. ¡espectaculares magdalenas! como todas tus recetas, un placer para la vista, cuando no por la presentación, por el colorido, como en este caso. Ya la he copiado, con tu permiso, y muchas gracias...y saludos.

    ResponderEliminar
  41. Me encantan tus inventos Laube, eres de las mías jajajaja.
    No se como puede haber gente que diga NO ME GUSTA, si nunca lo han probado.
    Hay alimentos que de una forma no te gustan nada, y de otra te pueden derretir de gusto, como por ejemplo estas magdalenas jajajaja
    ¡Yo quiero una!

    ResponderEliminar
  42. ADI, mi niña, me encanta que hayas vuelto... Tus recetas hacen falta!. Me alegra que te guste pasarte por aquí y te acepto gustosa esos abrazos reconfortantes. Vaya que sí!.
    MARIAN, hay que atreverse con todo. Si luego, no gusta, se da el paso atrás y se vuelve a coger carrerilla.
    JIRBANASO, copia, copia, pero enseña el resultado, ehhhhhhh.
    ANA, pienso como tú. Yo no digo nunca que una cosa no me gusta (bueno, miento... hay cosas que no me meto en la boca, simplemente porque no me gustan sus texturas, dígase las cosas babosas como los caracoles).
    Un besote a todas y gracias por pasarse por esta cocina

    ResponderEliminar
  43. uauuuuu!!...con lo que me gusta a mi la calabaza....me parece lo mas ..
    las voy aprobar seguro..
    un beso

    ResponderEliminar
  44. PATRI, pruébala, pruébala!. Y luego vienes y me cuentas, vale?.
    Un besoteeeee

    ResponderEliminar
  45. Buenas, buenísimas, ESTBAN!!!!

    Me he quedado anonadada. Son increibles!Tiernas, jugosas y sabrosas. Por no hablar de ese aroma tan especial de calabaza. INCREIBLES.

    Muchas gracias por compartir la receta. Esto si és tener imaginación.

    ResponderEliminar

Gracias por visitarme y comentar, pues sé que tu tiempo vale mucho.
Si quieres, puedes suscribirte a mis posts e incluso recibirlos cómodamente en tu email; sólo tienes que pinchar en "Suscribirse", botón situado en la parte de arriba de la columna de la derecha. Si ves que no te funciona ese método, dímelo y busco otra solución. También tienes la opción de suscribirte a mi newsletter o boletín de noticias.
¡Vuelve cuando quieras!. Te estaré esperando.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.