Una golosina: tacos de calabaza en tempura de curry y jengibre

En casa nos gusta mucho la calabaza y, personalmente, me encanta hervida o al vapor con un poco de sal, aceite y vinagre. En cremas, en dulces, salteadas, en arroz, en potajes y en el puchero. Sin embargo, también podemos cocinar la calabaza de un modo muy sabroso y estupendo para que los niños se acostumbren a comer esta deliciosa hortaliza; y éste es el modo que hoy les presento: taquitos de calabaza con una tempura de curry y jengibre. No dejen de probar esta golosina y hagan que los chiquillos las coman.
INGREDIENTES:
- calabaza cocinada al vapor (que quede consistente, no demasiado tierna)
- harina de tempura
- agua fría
- sal, pimienta negra molida, curry inglés suave, un pizco de cúrcuma y jengibre en polvo
- aceite de oliva para la fritura  
ELABORACIÓN:
1º) Cortar la calabaza en tacos medianos y salpimentarlos.
2º) Preparar la tempura: echar la harina en un cuenco y añadir poco a poco el agua fría, removiendo hasta lograr el espesor deseado. Cuando se haya logrado, añadir el curry, la cúrcuma y un pizco de jengibre. Remover hasta lograr una mezcla homogénea.
3º) Bañar los tacos de calabaza en la tempura, calentar el aceite y freír los tacos en él. Cuando estén doraditos, sacarlos y ponerlos sobre una bandeja con una servilleta de papel para que absorba el aceite. Servirlos inmediatamente.
A tener en cuenta:
- Para saber alguna curiosidad sobre la calabaza y sus cualidades alimenticias, podemos leer la entrada de las magdalenas de chocolate y calabaza.
- Podemos servir estos taquitos de calabaza acompañando pescado o carne o, simplemente, servirlos con una buena ensalada. Como aperitivo en un picoteo sería de lo más original, pudiéndolo acompañar de salsitas de mostaza, queso, etc.

Etiquetas: ,