martes, 5 de octubre de 2010

Tarta de tres chocolates fallida y cómo aprender de los errores

Cuando menos debe una equivocarse, es cuando más se yerra y esos errores que más nos afectan son de los que más se aprende. Veamos un ejemplo en el mundo de la repostería, en concreto en la realización de una tarta de tres chocolates.
Tenía que hacer una tarta de tres chocolates. No era la primera vez que la hacía; muchas otras veces antes la había preparado con éxito, así que debe ser que me confié. Tartera desmoldable, base de galletas con mantequilla ablandada, primera capa de chocolate negro, la de chocolate con leche y, por último, la blanca. Dejo la tarta reposando toda la noche en la nevera. La desmoldo al día siguiente y, cuando voy a colocarla en la bandeja correspondiente, una de esas de cartón con su blonda... La pesadilla de cualquier reposter@ o aficionad@ a este arte dulce. La tarta se me parte por la mitad y un pedazo me cae en las manos. Quelle horreur!. Se me viene el mundo encima. Los nervios me vuelven torpona. Voy tirando todo a mi paso... "Laura, relájate... Tienes tiempo de solucionarlo y de hacer otra tarta". Respiro tres veces y vuelvo a empezar una nueva tarta de tres chocolates. Mientras recomienzo, recapacito sobre lo que he hecho mal, para no volver a cometer el mismo error. Siempre uso papel sulfurizado en la base de la tartera desmoldable, pero no sé por qué esa vez me empeñé en poner film transparente. Lo había leído en alguna parte, creo... Al tirar del film transparente para arrastrar la tarta desde la base desmoldable hasta su bandeja de servir, el plástico, flexible como es, se estiró y se comportó casi como un elástico. Consecuencia: se me desequilibró la tarta, que sufrió más de lo necesario, y se desmoronó inexorablemente. Si llegan a ver mi cara... ¡Un poema!.
Pero, salvo la muerte, todo en esta vida tiene solución con un poco de paciencia y deseo de remediar lo que se ha hecho mal. Acabé a tiempo la tarta de tres chocolates y hasta la decoración me quedó más linda de lo habitual. Pero, se estarán preguntando ustedes, ¿qué fue de la tarta descompuesta?. Como ya sabrán, en casa no se tira nada y menos aún voy a tirar algo que lleve chocolate... ¿O no...?. Pues aquí está la tarta de tres chocolates reconvertida en un cremoso de tres chocolates. No les voy a convencer de que hagan una tarta y la destrocen para hacer este cremoso, porque no es razonable; para qué nos vamos a engañar. Sin embargo, lo que pretendo decirles es que de cualquier error puede resultar algo bueno: aprendemos del error y hasta podemos convertirlo en algo aprovechable. En mi caso, este delicioso CREMOSO DE TRES CHOCOLATES.
INGREDIENTES:
- tarta de tres chocolates
- un mal día
- que se rompa la tarta
- un pizco de imaginación
- una buena dosis de sentido del humor
- bolas de chocolate
ELABORACIÓN:
1º) Cortar la tarta estropeada en varios trozos.
2º) Colocar los trozos en una fuente o recipiente de cristal e ir acomodándolos, de modo que se mezclen los tres chocolates y los pedazos de galleta.
3º) Alisar la parte superior del cremoso y colocar las bolas de chocolate.
Ya ven que se puede salir de cualquier atolladero, basta con concentrarse, reflexionar y ponerse manos a la obra para salvar el apuro. En casa ya hemos probado este cremoso y es delicioso, aunque siendo chocolate como es, ¿cómo no va a saber a gloria bendita?. Los trocitos de galleta combinados con el sabor de los tres tipos de chocolate están de ricos... ¿Quieren probar...?.

48 comentarios :

  1. Pues si, en casa no se tira nada, ni los pedos se tiran, se nos escapan. Menos mal que yo no estaba, que si llego a estar lo habría pagado conmigo. Marc corre para aquí, corre para allá, agarra aquí agarra allá. Pero mi Laura es muy apañadida y le quedo un filicumis de rechupete.

    ResponderEliminar
  2. No te preocupes guapa!!!! que alguna vez nos pasan cosas parecidas!!!!!

    Yo sí quiero probarlo porque cocinas muy bien y da lo mismo separado que junto!!!!

    Besitos!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Por lo menos pudiste arreglar el desaguisado,jajajaja. Yo hace dos semanas quise hacer un chinois y no era la primera vez que lo hacía y no se me ocurrió otra cosa que ponerle royal en vez de levadura, por qué lo hice? y yo que sé, el asunto es que la masa no subió, tuve que tirar con todo y no tuve tiempo de hacer otro porque era ya demasiado tarde, pero no me fuí sin postre a la merienda, hice una tarta de queso que para eso si me daba tiempo.
    Tienes un blog maravilloso y aunque no escriba mucho en él, lo visito siempre que puedo. Un bico

    ResponderEliminar
  4. A mi la verdad me da igual eh, la cosa es que con la pinta que tiene yo me lo zampaba de muy buena gana, chiquilla.
    Además a todas nos han pasado cosinas eh, no eres tú sola, mujer. Ainss si yo te contase, comenzaría en el desayuno y me daría la hora de la cena jajajaja.

    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Me encantan los ingredientes que lleva y tu ingenio! Ufff!! Imagino tu cara y todo lo que se pasó por tu cabeza. Madre mía! Como tú dices, "la pesadilla de cualquier cocinero"

    Besos,

    ResponderEliminar
  6. Yo ahora sabes como la hago, para evitar estos malos momentos.
    Lo presento en vasitos individuales.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Jeje, a quien no le haya pasado algo parecido es que no pasa mucho tiempo en la cocina, además suele pasar cuando tienes invitados y llegas tarde algún sitio...
    Por cierto, la última foto es la de mi parte ¿no?
    Un besito

    ResponderEliminar
  8. Si yo te contará todas las cosas que me han pasado, con eso escribía un libro.

    Pero te puedo decir que eres una gran cocinera que ha sabido sacar otra receta cuando parecía que te había ido mal.

    Esto tiene que estar delicioso.


    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Que buena historia, y que buen remedio. La verdad es que con tranquilidad y sin nervios somos capaces de enfocar de otra manera.
    Por cierto seguro que este accidente se vuelve un clasico en tu cocina, tenia que estar de vicio.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Eso nos ha pasado a todos!!! Tu tranquila, mientras no le plantes fuego a la cocina...
    Un besiño.

    ResponderEliminar
  11. esta historia me suena...yo tambien he sufrido pesadillas con esta tarta...la primera llevaba demasiado chocolate, la segunda, demasiada nata, la tercera, no se cuajo...y la cuarta se rompio, asi que ahora es la tarta maldita..tendre que probar en minidosis...capa por capa..ya no me fio de ella...(aunque admito que fu imenos original, y me la comi rota directamente....)me ha gustado tu idea..para la proxima vez que se me rompa una!un besito

    ResponderEliminar
  12. Que ingeniosa eres. Se ve bueno el cremoso de chocolate. Es cierto que de los errores aprendemos y logramos cosas mejores.

    Un saludo :D

    ResponderEliminar
  13. Esta entrada la lei entre risa y nervios....risa por como lo escribiste y tu humor....y nervios porque ya me imagino en la situacion.....me tenias atragantada....pero igual saliste del paso y te quedo de lujo!!......como dicen por ahi....." es sabio quien es capaz de reirse de si mismo....."....me guto mucho esta entrada......Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  14. Laurita, me encanta la descripción de tú fracaso que al final se convirtío en un éxito! A todas nos pasan cosas raras. Ayer ví en la tele una recta de Carlos Arguiñano con manitas de cordero y por poco me entran ganas de devolver. Un día leí una receta con manitas de cordero y sin pernsar dos veces la hize. El resultado ha sido de pena, por no llorar, un sabor más asqueroso que no te puedes ni imaginar y tiré el puchero la basura. Desde entonces solo oir de manitas de cordero me entran ganas de vomitar. Por eso te digo que si no probamos y si no hacemos cosas no nos equivocamos!
    Besos!

    ResponderEliminar
  15. A que al final el sabor era el mismo?...da rabia,pero que pasa,no siempre se pueden hacer platos estelares con fotos maravillosas,lo importante es el producto y seguro que estara rico,rico ;))

    ResponderEliminar
  16. Laura...y os comisteis DOS tartas, la "estropeada"(q parece deliciosa) y la q volviste a hacer???

    Un beso,

    ResponderEliminar
  17. A grandes males...buenos remedios!
    Sí señora, que no está la cosa para tirar y además miralo por el lado bueno, tienes dos postres.
    Si yo te contara la de veces que se me han torcido las cosas. Je jeje.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. Jajajaja Laube, me he reído un montón con tu historieta, solo imaginaba la situación y como me pondría yo y no he podido evitar soltar una carcajada. La diferencia es que yo me hubiera dado por vencida a la primera y hubiera hecho una de manzana (for example) pero tu te lo has apañado muy requetebien y has sacado partido del error cometido ... así que esta receta vale por 2.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. ¡¡Me has hecho sonreir esta mañana!!
    La mejor receta que he visto ultimamente.
    Me encanta como escribes, lo positiva que eres, la "frescura" y sinceridad de tus palabras, tu ingenio, tu cocina......
    Transmites tu buen hacer y tu alegria por la vida.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. La genialidad te sale irremediablemente...( que palabra tan larga)no te la puedes guardar.
    Nota: alta: un sobre-diez.
    ***Besos!

    ResponderEliminar
  21. Este cremoso, seguro que estará más gustoso al tener todo integrado, lo prefiero...
    Un beso, yo también tengo muchos días malos.

    ResponderEliminar
  22. Di que si, al mal tiempo buena cara... Me parece genial como has resuelto el problema, tan "ricamente".

    Besos.

    ResponderEliminar
  23. eso tiene una pinta ...... pero que digo yo, que para que se me rompa la tarta primero tengo que saber hacerla y no la he encontrado entre tus recetas :o( .........

    ResponderEliminar
  24. MARC, si hubieras estado... ¡te habría echado!. jajajajajaja

    MARÍA ALONSO, pues sí... Teóricamente revuelto debe estar igual que por separado, no?. Pues lo cierto es que sí que estab bueno.

    MEIGAUXIA, te agradezco mucho tus amables palabras y además que de tus recetas siempre saco cosas que aprender.

    MERCHI, es cierto que a tod@s nos pasan desaguisados en la cocina...

    MÓNICA, si me hubieras visto la cara... Las manos llenas de tarta y la cara como un poema. Madre mía... qué horror!.

    NEUS, buen truqui el tuyo.. Para comerla en casa sí me gusta esa idea... La tendré en cuenta.

    NORA, tienes toda la razón. Quien dice no tener problemas en la cocina es porque no pasa en ella mucho tiempo. Y también se aplica aquí la Ley de Murphy, verdad?

    JOSÉ MANUEL, muchas gracias mi niño. Me daba mucha pena tirar la tarta, aunque estuviera hecha un cristo.

    ResponderEliminar
  25. ANA, eso pensé yo cuando vi el resultado en su fuentecita... Que tampoco quedaba tan mal, verdad?. A grandes males, grandes remedios...

    KANELITA, aún no he prendido fuego a la cocina, pero el año pasado eso mismo pasó en el piso de encima. Qué susto!. Tuvimos que salir todos corriendo del edificio, evacuados por los bomberos... Dejaron una sartén al fuego, sin nada dentro.

    IRENE, y qué te ha pasado con esta tarta????. Ayyyy, madre, si me hubiera pasado todo eso a mí dejo de hacerla para siempre... jejejejeje.

    MARI, el cremoso está delicioso y al menos es el remedio a un desastre de tarta.

    FOODTRAVELANDWINE, muchas gracias por tus palabras. Me alegra que pasaras un rato entretenida entre risas y nervios... jejejejeje. Es que yo creo que también hay que contar estas cosas que nos pasan, para que otras personas puedan aprovechar lo que hemos aprendido del error.

    DAMILENA, pero qué te pasó con esas manitas de cordero??: A mí no me gustan las manitas de ningún bicho (salvo las mías... jejejejej). Seguiste la receta al pie de la letra y aún así te resultó vomitiva???. Pues sí que era mala la receta!.

    SILVIA, es verdad... No siempre nos salen platos preciosos y a la primera!!!! jejejeejejeje. Ya contaré lo que me pasó una vez con la tortilla... jajajajajaja

    SONIA... jajajajajajajaja. Es verdad que no lo expliqué completamente. No, no... La tarta era para otra persona que me la había encargado. En casa nos quedamos con la defectuosa, por llamarla de alguna manera, y la buena la entregué a quien me la encargó. Y ya me han dicho hoy que quedaron super encantados. Bueeeeeeno... menos mal!

    ResponderEliminar
  26. EMPAR, no quedaba otra que buscar algún remedio, no???.

    MARÍA, no se debe perder los nervios nunca, pero menos aún por estas cosas. Yo creo que todo lo mejoramos buscando un aliciente d ehumor. A mí el sentido del humor me parece una de las virtudes más imprescindibles en la vida. La próxima vez que te pase, me avisas y nos reímos juntas!

    CARMEN ROSA, pues misión cumplida si he conseguido que sonrías y te rías por la mañana. Me alegra que te guste esta receta y sus ingredientes... jejejejeje. Qué vida más insulsa la que se vive sin reírnos de nosotros mismos, verdad?.

    FEIKÁ, uyyyyyy, qué buena nota me das. Qué buena amiga!!!!!

    IRMINA, me pasa como a ti... La tarta de 3 chocolates me gusta, pero tampoco me mata en comparación con otras y así, todo mezcladito, me parece que quedó muy rico...

    SILVIA, en aquel momento se me puso un careto... Pero luego, creo que salí bien del mal momento.

    TANIA, chiquilla, es verdad que no tengo la tarta de 3 chocolates en el blog!. Bueno, te paso el enlace de una que es parecida, pero de 2 chocolates y con susús de crema dentro (me gusta más... jejejeje).

    http://laube-sanoyderechupete.blogspot.com/2010/06/tarta-de-dos-chocolates-rellena-de.html

    DAVID, mi niño, muchas gracias. Se agradece el cumplido.

    A todos y todas, muchas gracias por hacerme caso un ratito... Siempre viene bien que los demás escuchen nuestros suspiros.

    ResponderEliminar
  27. A pesar de ser golosa la tarta de tres chocolates no me convence mucho, pero creo que tu solución-invento puede que me haga tilín. Seguro que está muy bueno todo mezclado.El ponerlo en el blog me parece magnífico. Ésta es otra gran diferencia con un libro de cocina.Besos de OLI de ENTREBARRANCOS

    ResponderEliminar
  28. ¡Mientras se le pueda meter la cuchara! :-))

    ResponderEliminar
  29. ¡ay, qué bueno! ¿de qué me suena a mí esto? ¿estaré yo acostumbrada a hacer la típica tarta de galletas bañada en leche y anís, rellena de crema de trufa, y cubierta por chocolate? ufff, como 20 años haciéndola casi dos o tres veces al año. Y es que es un c´lásico. 20 o más, no sabría decir. Pues hete aquí,q ue un buen día, para el cumpleaños de mi hijo Manuel, zas, se cayó al sacarla del frigorífico, y aquello fue un drama. Todos llorando, y yo la primera. Bueno,q ue exagero, casi llorando. Pero qué pena...
    has tenido muy buena idea. Menos mal que al final salió bien, la segunda tarta yésta que arreglaste.
    Eres única y tu postre será único e inimitable.

    ResponderEliminar
  30. Como se suelo decir: "el que no friega no rompe un plato". Pues eso, que siempre ha habido un mal día en la cocina, pero tu has sabido resolver el problema a las mil maravillas.

    No será una tarta de tres chocolates, pero debe de estar deliciosa.

    Besotes

    Ana y Vícor

    ResponderEliminar
  31. Pues para ser de "aprovechamiento" tiene una pinta estupendísima. Ahora mismo te pedía un cuenquito para probarlo.

    ResponderEliminar
  32. y a que os la comisteis tan a gusto?todos tenemos fracasos absolutos...jejejej

    ResponderEliminar
  33. Que levante la mano quién no le ha pasado algo parecido!! jajaja
    Tú supiste arreglártelas genial, así que felicidades por partida doble.
    Besos.

    ResponderEliminar
  34. Pues seguro que estaba tan rica como la original y si le dices a tus comensales que la has hecho así aposta seguro que quedas de maravilla.
    Tengo que aprender de tu experiencia, yo cuando me pasa algo así me pongo de tan mal humor que va todo a la basura...
    Un besico.

    ResponderEliminar
  35. Miralo por el lado bueno es una "tarta de 3 chocolates desestructurada" jajajajaja.. lo que me he llegao a reir con la receta, anda pasame una cuchara que seguro que esta buenisima !!!
    Un besazo

    ResponderEliminar
  36. Fantástico tu post!!!!!!!!!!!!!!
    Si que eres de las mías, por muchas razones, y encima, ese buen humor con que has hecho tu cremoso de chocolates se merece un premio!, premio a la repostera más simpática del mundo!!!
    Y lo mejor...debe estar delicioso!!
    Os habreis puesto "morados" de choco, EH???
    Mil besos Laube,Laura!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  37. Hola Laube, nosotros también cuando erramos en una receta con cierta relevancia (para nosotros), la publicamos porque es cierto que los consejos de la gente ayudan mucho, y además son posts muy interactivos. En un post de error (llamémoslo así) implicitamente estamos haciendo una pregunta, y eso a todos nos encanta participar.

    Y bueno, ya nos lo dices tú, al final sólo era cuestión de estética, porque el interior es el mismo e igual de rico, y así nos lo has demostrado.

    En fin, a nosotros sí que nos gusta la tarta de 3 chocolates, aunque hace ya mucho tiempo que no la hacemos (parece que la hemos hecho mil veces, y la hicimos 2!!).

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  38. De los errores siempre se aprende algo nuevo, Laube, y si gracias a un mal dia hemos podido disfrutar de una nueva receta.., pues aleluya, no te parece??
    Un beso, guapisima.

    ResponderEliminar
  39. Jejeje Laube que me reí al leerte, me resultó tan graciosa tu receta.
    Ahora te ríes, pero me imagino verte.
    Yo lo pasé con la tarta de corazones de Mango para el cumple de mi marido y al final salió totalmente diferente a lo que pensaba pero dice él que de las más ricas, así salen nuevas recetas como la tuya.
    Yo me sentaría con un buen tazón a ver una peli jejeje ¿Me invitas?
    Pásate por mi blog que hay algo para ti.
    Besos

    ResponderEliminar
  40. Muy bien Laube, así se hace. No se puede tirar nada y menos si es de chocolate jejejeje
    La verdad es que a todos nos pasan estas cosas y peores aun pero claro no vas a publicar un fallo, lo vuelves a hacer y listo.
    Seguro que el cremoso estaba para cantarle y rebañar después.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  41. Molto gustoso questo tuo dolce al cucchiaio ciao

    ResponderEliminar
  42. Sí que eres apañada, sí. Yo, de mis desastres culinarios casi nunca puedo salvar nada, mucho menos convertirlo en algo tan rico.
    Besos.

    ResponderEliminar
  43. laurita eso nos pasa a todas en los peores momentos jajjajaj
    ya me imagino tu cara por que a mi me paso con una tarta el otro dia y la cvara fue de traca

    ResponderEliminar
  44. Hola Laura se me había pasado esta tarta tres chocolates, que además ha coincidido con una que preparé yo también casi por las mismas fechas. Llevo viendo la famosa tarta por todos los sitios y al final me animo a prepararla, con prisa como todo y haciendo otras tantas cosas más y pasó lo que tenía que pasar, se me iba cuajando antes de poner un chocolate encima del otro. La he repetido otra vez y salió perfecta, pero al sacarla del frigo mi hijo, el chocolate blanco resbale y se cae en la nevera. A él no le importo se la comió igual. Me encanta el rollo que transmites y me encantaría mandarte un regalo como amiga invisible pero no me animo a participar porque me pasa lo mismo a que a ti el año pasado. El próximo año será. Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  45. Cómo me he reído, me ha hecho una graia tremenda, seguramente porque me siento identificada en estos malos días que nos traen desastres. Los ingredientes geniales, vamos me ha encantado pasar este ratito leyendo y disfrutando.
    Gracias, la risa es un gran regalo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  46. OLI, yo tampoco soy una fan devota d ela tarta de 3 chocolates, más que nada porque el chocolate blanco no me agrada. Mezclado está mejor... jeje

    NIK, se podía meter la cuchara!.

    Mª ÁNGELES, qué jaleo se forma cuando a una le sale mal algo que hace hasta con los ojos cerrados, verdad?. Da una rabia!

    CAMINARSINGLUTEN, sí, lo pude arreglar. Menos mal!

    XYS, te mando un cuenquito para que no pases antojo... jejejeje

    ESPE, sí que nos gustó... Estaba fea, pero riquísima!

    MABEL, yo creo que efectivamente a tod@s nos ha pasado algo parecido.

    LOLAH, no tires nada a la basura... Seguro que tienes algún ratoncito en la familia o amigos que se come todo, todo... jejeje

    CARMEN, has dado en el clavo... mejor imposible!. jajajajaja

    JUANA, sí que nos pusimos moraos!. jajajaja. Y es que con humor todo s elleva mejor...

    CARLOS DUBE, tienes razón. Yo creo que aprendemos casi más de los errores que de los aciertos.

    TITANII, muchas gracias, preciosa.

    ANA, claro que te invito y nos reímos las dos!. jajajajajaja

    MARI CARMEN, el cremoso estaba delicioso. Feo con salero... jejeje

    STEFANIA, muchas gracias!

    MANON, cómo que no puedes salvar nada?. Siempre se puede. Todo es cuestión de no tirar la toalla.

    MAR, a ti también te pasan estos desastres?

    MORENA, cómo que no te animas a participar????. Que síiiiiiii, que síiiiiii... anímate!!!!!! Venga, que a lo mejor nos toca mutuamente!

    VIENA, muchas gracias por pasarte. Me encanta que te hayas reído y disfrutado. Para mí el humor y la risa es la mejor terapia.

    Un besote a todo@s y gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  47. y lo que me he reído los ingredientes, eres genial chiquilla!!!!!

    ResponderEliminar

Gracias por visitarme y comentar, pues sé que tu tiempo vale mucho.
Si quieres, puedes suscribirte a mis posts e incluso recibirlos cómodamente en tu email; sólo tienes que pinchar en "Suscribirse", botón situado en la parte de arriba de la columna de la derecha. Si ves que no te funciona ese método, dímelo y busco otra solución. También tienes la opción de suscribirte a mi newsletter o boletín de noticias.
¡Vuelve cuando quieras!. Te estaré esperando.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.