Brownie en taza (¡y en el microondas!)

El domingo, después de venir de dar un paseo por la Playa de Las Canteras, en Las Palmas de Gran Canaria, no me apetecía ponerme a cocinar nada que me llevase más de 15 minutos, así que preparé una pasta con verduras y un buen aceite de oliva virgen extra, en mi caso, de Montilla, regalo de una amiga cordobesa. Sin embargo, me apetecía con locura un postre de chocolate. ¿Se puede preparar algún postre estupendo en un tiempo récord, con los ingredientes sencillos que se tienen en casa un domingo a las 13:30 horas y que pueda, además, comerse sobre la marcha?. Les puedo asegurar que sí; se puede. 
Había visto en muchos blogs que hay quien prepara bizcochos en tazas en el microondas y, como soy así de antojadiza, sobre todo cuando de chocolate se trata, busqué en mi libreta de "recetas pendientes" y vi con letras remarcadas un brownie al microondas. Se trataba de un brownie grandecito y yo quería algo más pequeño; individual, por así decirlo. Dividí las cantidades entre 3, quité la leche y las nueces y añadí zumo de mandarina. En 10 minutos, preparé los pocos ingredientes que necesitaba, los boles de cerámica y la masa del brownie; la llevé al microondas y... ¡listo!. No miento, ni exagero... Es posible comerse un brownie estupendo en unos 10 minutos desde que se desea... ¿Quieren saber cómo...?. Pues ya pueden ir tomando nota.
 INGREDIENTES (2 brownies individuales):
- 1 huevo
- 40 g de azúcar
- 40 g de chocolate negro para fundir
- 40 g de mantequilla sin sal
- 2 cucharadas soperas de zumo de mandarina
- 27 g de harina de repostería (podemos hacerlo igualmente con harina de trigo normal)

ELABORACIÓN:
1º) Fundir el chocolate junto con la mantequilla en el microondas (en 2-3 tandas de 30 segundos) y mezclarlo con el zumo de mandarina. 
2º) Batir el huevo con el azúcar hasta que obtengamos una mezcla espumosa. Añadir la harina tamizada y remover hasta homogeneizar la mezcla. 
3º) Incorporar el chocolate a la mezcla de huevo, azúcar y harina, removiendo bien hasta que quede bien mezclado. 
4º) Distribuir esta masa en 2 boles o tazas, debiendo quedar por debajo de la mitad de dichos recipientes. 
5º) Meter en el microondas a máxima potencia durante 2 minutos. Sin abrir el microondas para mirar (no seamos noveler@s...), dejar 3 minutos más reposando. ¡Listos para comer!.
A tener en cuenta:
- La masa que vertamos en la taza no debe siquiera llegar a la mitad de la misma, porque, durante los 2 minutos en que el brownie se está haciendo en el microondas, éste sube justo por encima del borde de la taza, aunque no se desparrama. Una vez se para el microondas y durante el tiempo de reposo, la masa se solidifica, se estabiliza y baja un poquito, 1 cm más o menos por debajo del borde de la taza.
- Yo no le puse nueces, ni frutos secos, pero el delicado toque de mandarina en contraste con el chocolate fue una maravilla.
- Se puede comer directamente de la taza o se saca con cuidado de la misma, pasando un cuchillo por los bordes, y se pone en un platillo.

Etiquetas: ,