Crema agripicante de judías negras con mahonesa de aguacate

Sí... sé que puede parecer una receta cuanto menos extraña, pero es sabrosa en la misma proporción que extraña. Pero, usemos el adjetivo "raro". Me gusta ese vocablo y prefiero emplearlo cuando pienso que una cosa es poco usual y no en su connotación negativa; porque... ¿por qué pensamos que lo poco usual es raro en el sentido de negativo?. Yo me inclino a pensar que las rarezas son esas pequeñas cosas tan singulares que nos resultan originales, quizás extravagantes, anómalas, pero no por ello negativas o malas. Malo es lo que me dio por sentir y pensar a mediodía al ver el telediario; gente joven con la mano en alto, palma hacia abajo, cantando una canción que a cualquier persona de buena voluntad le podría revolver las tripas. En fin; creo sinceramente que hay personas a las que les falta un hervor. Dejémoslo ahí. Ya me estaba desviando del tema, de la receta, pero necesitaba decirlo en voz alta y con letra clara.
La receta...
INGREDIENTES:
- judías negras cocidas
- 1 cebolla troceada
- 100 ml de tomate triturado
- 250 ml de caldo del cocido
- 2 cucharadas de vinagre de manzana y 2 de aceite de oliva vírgen extra
- sal gruesa, 1 guindilla despepitada, canela en polvo, nuez moscada, comino en polvo y 1 hoja de laurel
- mahonesa de aguacate

ELABORACIÓN:
1º) Pochar la cebolla en el aceite. Añadir el tomate triturado, las judías negras, el caldo, el vinagre de manzana,un pelín de sal, la guindilla y el resto de especias. Dejar hacer durante unos 20 minutos.
2º) Sacar la hoja de laurel y triturar con el vaso americano o con la batidora a la máxima velocidad, hasta que quede muy espumosa y cremosa. Corregir de sal si fuera necesario.
3º) En el momento de servir, colocar en el centro un poco de mahonesa de aguacate y, con un palito, hacerle formas (o no...).
Es una crema con un sabor muy original, potente y con un toque agripicante que produce cosquillitas en el paladar y la lengua. Si quieren entender lo que les digo, deberán arriesgarse a probarla. La mahonesa de aguacate le confiere contraste y la suaviza. Me gustó muchísimo y la he guardado como receta imprescindible en casa, pues nos agradan los sabores contundentes y con cierta personalidad, por así decirlo...
Prueben... Sólo puedo decirles que la prueben si son personas que gustan de experimentar con sabores y texturas.

Etiquetas: ,