Ñoquis salteados con berros, champiñones y cebolleta (gnocci)

Whole kitchen en su Propuesta Salada para el mes de Noviembre nos invita a preparar todo un clásico de la gastronomía italiana, Ñoquis de Patata.
En poco tiempo es la segunda receta de ñoquis que he preparado y estoy aún más satisfecha que con la primera. Los primeros fueron unos gnocci con salsa de shiitake y albahaca que me encantaron, pero éstos que hoy les muestro son mucho mejores, más delicados y ligeros. Los ñoquis de papa quedaron tan finos y suaves al paladar que los disfruté más aún que los anteriores y el prepararlos salteados con berros, champiñones y cebolleta ha contribuido a construir una receta muy agradable al paladar. Es un plato que logra, con pocos y sencillos ingredientes, aunar la versatilidad de la pasta con el toque alegre y salvaje de los berros. Sin duda, va a encantar a los amantes de la pasta. 

INGREDIENTES (4 personas):

A) Para hacer los ñoquis:
- 1 kg de papas
- 300 g de harina de trigo
- 1 huevo
- 1 cucharada sopera de mantequila sin sal
- sal, pimienta blanca y una hoja de laurel

B) Para el salteado:
- 2 buenos puñados de berros (hojitas y algo de tallo)
- 4 champiñones grandes
- 4 dientes de ajo
- 2 cebolletas
- 1 guindilla
- aceite de oliva virgen extra aromatizado al ajo, guindilla y laurel
- sal
ELABORACIÓN:

A) Hacer los ñoquis:
1º) Cocer las papas con agua con sal y una hoja de laurel. Dejarlas entibiar un poco y pasarlas por un pasapuré.
2º) Colocar el puré de papas en un recipiente amplio, añadirle la harina y mezclar un poco. Hacer un hueco en medio de esa pasta y verter la mantequilla derretida, la sal, la pimienta y el huevo y amasar con las manos hasta conseguir una masa fina y suave, ligeramente húmeda, pero que no se pegue demasiado a las manos. No debemos estar amasando demasiado tiempo, sólo hasta que la masa sea homogénea. Si hiciera falta algo más de harina, ir añadiéndola poco a poco. 
3º) Volcar la masa sobre una superficie de trabajo enharinada, hacer un gran churro, aplastarlo hasta que tenga 1 cm de grosor y cortar 4 tiras a lo largo, cada una de 1 cm de ancho (más o menos). De cada tirita, cortar trocitos tamaño "bocado". Con un tenedor, hacer unas marcas o hendiduras en la superficie de cada ñoqui.
4º) Colocar los ñoquis en un plato sin tocarse demasiado entre ellos y, si no vamos a hacerlos en el momento, meterlos en la nevera, bien tapados, hasta que vayamos a hacerlos. Podemos espolvorearles un poco de harina por encima.
5º) Poner a hervir agua con sal y una hoja de laurel; añadir los ñoquis, que se irán al fondo. Cuando suban a la superficie, los sacamos con una espumadera, escurriéndolos bien y reservándolos.

B) Hacer el salteado:
1º) Cortar las cebolletas en ruedas finas y rehogar en aceite; incorporar el ajo y la guindilla, saltear un poco y añadir los champiñones laminados y salar al punto. 
2º) Lavar los berros, secarlos bien con la centrifugadora de lechuga, picarlos no demasiado pequeños e incorporarlos al salteado. Remover un poco y añadir los ñoquis, moviendo el caldero para integrar los ingredientes. 
3º) Sacar la guindilla.
4º) Servir los ñoquis salteados en cada plato y regar con un buen chorreón de aceite aromatizado.
A tener en cuenta:
- Para los celíacos, sustituir la harina de trigo por harina de millo o maíz (maizena).
- Los berros no deben saltearse más que unos segundos antes de incorporar los ñoquis y servir, pues perderían su turgencia y dejarían de estar crujientes, que es lo que más se aprecia en este plato. 
- Si no conseguimos berros, pero queremos dar ese puntito canalla que tienen, podemos sustuirlos por rúcula o por canónigos.
- Podemos congelar los ñoquis una vez hechos (sin haberse cocido aún...). Para ello, los colocamos separados en una bandejita que llevaremos al congelador por un tiempo de 1-2 horas. Luego, sacaremos esa bandeja del congelador y meteremos los ñoquis casi congelados en bolsas que congelaremos más fácilmente.

Etiquetas: , ,