sábado, 4 de diciembre de 2010

Boletus edulis flambeados

¡Por fin hemos salido a por setas y hemos regresado con unas cuantas!. La temporada de setas ha empezado muy tarde debido a que las lluvias se han demorado muchísimo en las Islas Canarias. Han tardado, pero, finalmente... ¡han llegado!. Y con la lluvia, las setas.
El día amaneció precioso. La mañana era fresca y el cielo lucía de un azul intenso, aunque en un momento determinado se nubló y tuvimos que usar los chubasqueros. Tuvimos la fortuna de recoger bastantes cantharellus cibarius o rebozuelos y un ejemplar de boletus edulis que pesaba 219 g. Igualmente aproveché, como no podía ser de otra forma, para meter en el cesto unas poquitas castañas. A las 11 de la mañana ya regresábamos a casa muy contentos y con una cestita de setas y castañas. La mañana había sido perfecta.
Mientras regresábamos en el coche, mi cabeza iba dando vueltas a cómo iba a preparar ese pedazo de boleto maravilloso y rápidamente me vino a la cabeza una receta que me serviría para estrenar el libro de Cocinas del mundo: Francia, de la editorial Metrópoli. Los cocineros Michel Bras y Jean-Michel Lorain presentan una serie de platos del recetario tradicional francés, pero presentados de una forma bellísima y, en algunos casos, muy moderna. Me ha parecido un libro estupendo que he tenido que incorporar a mi pequeña biblioteca gastronómica. Si lo encuentran, hagan lo mismo.

Inspirándome en parte de una receta que encontré en ese libro, preparé estos maravillosos boletus edulis flambeados. ¡Deliciosos!.
INGREDIENTES:
- boletus edulis grandes
- 1 cucharada grande de mantequilla
- sal y pimienta negra recién molida
- 50 ml de whisky
- 3 cucharadas de nata (yo usé leche evaporada)
- reducción de vinagre de Módena
- unas ramitas de tomillo

ELABORACIÓN:
1º) Cortar los boletos en lascas gorditas.
2º) Poner la mantequilla a calentar en una plancha o sartén y disponer los boletos en ella con un poquito de sal. Deben hacerse a fuego fuerte. Cuando los boletos estén doraditos, añadir el tomillo, el whisky y prender fuego con un mechero. De este modo, quemamos el alcohol y flambeamos los boletos, que adquieren un sabor muy particular. En este momento, añadimos la nata y removemos con cuidado hasta reducir la salsita.
3º) Servir en un plato, espolvorear con un poco de pimienta negra recién molida y pintar unas rayitas de reducción de vinagre de Módena. 
Una delicatessen... Sencillo, con una textura carnosa impresionante y con un sabor realmente excepcional. 

31 comentarios :

  1. Bueno qué pintaza! Fantástica receta, de lujo! Perfecta para las fiestas :)
    Además me viene genial porque mis suegros me han regalado un Boletus enorme y no tenía ni idea de qué hacer con él.

    Y gracias por compartir tu experiencia con las migrañas. Siento que también las hayas padecido, pero me alegro de que ahora estés mejor. Lástima que lo de dejar la leche no me vaya a servir mucho, porque debido a mi intolerancia a la lactosa hace años que no consumo leche de vaca, y ahí siguen las migrañas! Pero bueno, gracias en cualquier caso :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Me encantan las setas y estas tienen una pinta buenísima. Me hago seguidora y sigo mirando tu blog. Besos.

    ResponderEliminar
  3. bueno Laura, por fin llegaron las setas en tu tierra....por aqui ya hace tanto frío que lo que se encuentra está congelado jijiji
    mi suegra hoy nos ha invitado a ir pero ya tengo el congelador bastante lleno y no me apetece nada quedarme como copito de nieve

    seguro que a partir de ahora nos deleitarás con unas cuantas recetas con este manjar tan preciado

    besos

    ResponderEliminar
  4. Pues si que tiene buena pinta! Seguro que estaba buenísimo, lástima que por aquí no sea fácil encontrar ese tipo de setas.
    Un besico.

    ResponderEliminar
  5. Laube mi niña que recetón nos has puesto ideal para estas fiestas¡¡¡¡¡
    Me encantan las setas y este año con la lluvia hay a montones.
    Un beso enorme wuapísima y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  6. mmmm, que ricas las setas, son estupendas.
    una pinta muy buena

    ResponderEliminar
  7. Que pinta!!....jamas se me habria ocurrido flambearlos....ya imagino su textura y sabor....delicioso!!....y que rico es ir a buscar setas al bosque.....el olor que hay despues de la lluvia es impagable!!......Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  8. Joooo, tengo unos rovellones en el frigo que me piden a gritos hacer algo con ellos y me parece que los voy a preparar así. Espero que pueda usar la receta con ellos. Me parece que tiene que estar genial.

    ResponderEliminar
  9. ¡Qué receta más sencilla y exquisita! Tienen que estar geniales. Un abrazote de OLI DE ENTREBARRANCOS

    ResponderEliminar
  10. Seguro que estaba exquisito, me encanta esta forma de cocinar las setas. La próxima vez que compre voy a cocinarlas a tu manera, ya te diré que tal han quedado.
    Aunque claro como las recién cogidas seguro que no quedan, esto está seguro.

    Besos!

    ResponderEliminar
  11. Que maravilla de plato y que suerte poder salir a buscar setas, es todo un privilegio.
    besinos

    ResponderEliminar
  12. ¡Umm, qué delicia!. Pues tienes razón, toda una delicatessen.
    besos

    ResponderEliminar
  13. Sera imposible encontrar de esas setas aquí, pero no me niego a probar esta exquisitez con alguna otra. Las fotos esta fenomenales. Me ha encantado TODO!!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Que lujo de plato, que elegante!!!! me encanta tu propuesta, un besito guapa

    ResponderEliminar
  15. que rico,lauri.. dan ganas de lamer la pantalla del pc.. un bikiño

    ResponderEliminar
  16. AYYYYY QUE GANAS DE COMER ME HAN ENTRADO CON TUS SETAS, HASTA LAS CRUDAS ME PARECEN APETITOSAS EN ESA MARAVILLA DE FOTOS QUE NOS HAS PUESTO. ME QUEDO CON LA RECETA. BESICOS

    ResponderEliminar
  17. Laura por fin habéis salido a buscar setas!!! Que maravilla de boletus! Tú receta es una de lujo, de fiesta. Tomo nota, para los próximos boletus, pero de momento me quedo con los dientes largos!
    Besos

    ResponderEliminar
  18. como me gustan los boletus..y asi nunca los probe

    ResponderEliminar
  19. Nunca se me habría ocurrido cocinarlos así. Yo normalmente los como en carpaccio o risotto, pero la verdad es que flambeados tienen una pinta estupenda. Como todavía tenemos unos cuantos que secamos lo probaré!

    Besos!!

    ResponderEliminar
  20. tienen una pinta estupenda. Me gustan muchisimo y te han quedado genial. Bss.

    ResponderEliminar
  21. Pues vaya mañanita más divertida que habeis pasado y además los pedazo de "recuerdos" que os habeis traido.
    La receta te ha quedado espectacular si es que teniendo una materia peima así... Besos

    ResponderEliminar
  22. Que ricas Laube con lo que me gustan, así no las he comido nunca. Y lo que debe de saber habiéndolas recolectado tu misma, te imagino con tu cestita jejeje tipo caperucita.
    Que bueno saber diferenciarlas porque si no puede ser muy peligroso, y yo no tengo ni idea, solo se que me encantaaaaaaaaa comérmelas.
    Un besazo guapa

    ResponderEliminar
  23. Que bocado más delicioso. Frugal, pero delicioso, de los que se disfruta en la boca lentamente. Qué ricos Laura...se me hace la boca agua!

    ResponderEliminar
  24. ¡¡Qué buenísima pinta!! Soy capaz de hincarle al diente a la pantalla. Lástima que no pueda probarlo insitu, seguro que es toda una delicia.

    Besos.

    ResponderEliminar
  25. me encantan, aunque las como en pocas ocasiones!!
    umm tomo nota! me ruge el estómago!
    besitos

    ResponderEliminar
  26. ¡Qué suerte! Yo este año no he podido coger ni una. Y vaya pedazo boletus. A nosotros nos regalaron unos amigos hace poco unos dos kilos y estaban deliciosos. La pena es que como era hacerlos y comerlos no me dejaron hacer ninguna foto para ponerla en el blog. Me encanta como los has hecho. Toda una delicia.

    Un besito,

    Sacer

    ResponderEliminar
  27. Maravilloso ese boletus, y la pinta que tiene cocinado ya ni te cuento, se ve tan sabroso...

    Bicos

    ResponderEliminar
  28. Umhhh.... qué delicia Laura! La verdad que así te comes las setas en un plis plas. Qué buen aperitivo!

    Besos,

    ResponderEliminar
  29. Oye.. cuentas todo todito, menos el lugar donde se recogen! jajjajaj
    Pasa el dato y yo moriré con el secreto! jejejej.. no tenía ni idea que aquí en Canarias se recogian setas, no dejo de aprender cada día!
    Me encantaron las fotos, preciosas igual que el plato!
    Besos!

    ResponderEliminar
  30. ¡Qué maravilla de setas!! Qué gozada, cómo apetecen.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  31. Vaya vaya caperucita, cómo has llenado la cestita, y el lobo?
    Una delicatessen...sin duda.
    ***Besos!!!

    ResponderEliminar

Gracias por visitarme y comentar, pues sé que tu tiempo vale mucho.
Si quieres, puedes suscribirte a mis posts e incluso recibirlos cómodamente en tu email; sólo tienes que pinchar en "Suscribirse", botón situado en la parte de arriba de la columna de la derecha. Si ves que no te funciona ese método, dímelo y busco otra solución. También tienes la opción de suscribirte a mi newsletter o boletín de noticias.
¡Vuelve cuando quieras!. Te estaré esperando.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.