Huevo poché relleno de rebozuelos a la florentina

¡Cómo me gustan las setas...!. Buscarlas, recolectarlas, cocinarlas y comerlas... Son un manjar otoñal que merece una atención especial en mi cocina. 
Este plato es una maravilla: huevo, setas, bechamel suave, perejil y pimentón ahumado. Nosotros lo acompañamos de unas papitas fritas con su piel y disfrutamos una barbaridad. Es de esos platos que a todo el mundo gusta y, creo, a los niños ha de gustarles por fuerza.

INGREDIENTES:
- huevos
- cantharellus cibarius o rebozuelos
- leche desnatada
- harina
- aceite de oliva vírgen extra
- sal, pimienta negra, nuez moscada, perejil picadito, pimentón ahumado
- unos vasos y film plástico

ELABORACIÓN:
1º) Trocear las setas y saltearlas con un poquito de sal y pimienta. Reservarlas sin nada de líquido.
2º) Preparar la bechamel bien espesita: rehogar la harina en una cucharada de aceite, añadir la leche, salpimentar y espolvorear nuez moscada, remover para evitar grumos (y, si salen, pasar la batidora) y reservar. 
3º) Forrar el interior de un vaso con film plástico; cascar con mucho cuidado un huevo y echarlo dentro del vaso y el film plástico. Salar un pizco y añadir unas pocas setas. Cerrar el film plástico apretando bien el contenido, pero sin que rompa la yema (podemos colocar una gomita para cerrar el saquito). Colocar los saquitos de huevo y setas dentro de una olla pequeña con agua hirviendo y dejar que se escalfen unos 4 minutos, si quieres la yema bien líquida, y si la quieres más hecha, unos 6-7 minutos. Sacar los saquitos del agua hirviendo, desatar las gomitas y, con cuidado, despegar el film de la clara; con una cuchara sopera, sacar el huevo poché rebañando el film plástico (parece difícil, pero no lo es). 
4º) Montar el plato: verter un cucharón bien caliente de la bechamel, colocar el huevo poché con su relleno de setas en el centro, espolvorear perejil y un poco de pimentón ahumado y servir rápidamente.
Cuando la yemita se desparrama en la bechamel es todo un festival de sabor. Les recomiendo totalmente este plato de huevos a la florentina versionado o tuneado... Ya me conocen. Adaptarse o morir. 

Etiquetas: ,