Soufflé de coliflor, queso curado extremeño y pimentón de La Vera

Whole Kitchen en su propuesta salada para este mes de enero nos invita a preparar un soufflé, un imprescindible de la cocina francesa y que no puede faltar en el recetario de cualquier cociner@ que se precie. Yo he preparado un soufflé vegetal de coliflor, queso extremeño curado con tomillo y pimentón de La Vera. A ver qué les parece...
Pero, ¿qué es un soufflé?. Souffler, en francés, significa soplar y eso, en definitiva, es un soufflé: un plato bastante ligerito que tiene su base en claras de huevo montadas, que se puede mezclar con cualquier ingrediente dulce o salado, y que, por acción del calor que sube del horno termina hinchándose y subiendo como la espuma. A partir de esta definición más o menos heterodoxa, podemos construir el soufflé que más nos guste. Hay preparaciones para todos los gustos.

También debemos tener en cuenta que el soufflé es un plato caprichoso y muy tiquismiquis, por lo que, si tenemos invitados impuntuales, más vale que no nos molestemos en prepararlo o nuestras ilusiones de presentar un bonito plato se esfumarán tan rápidamente cómo se hinchó el soufflé en el horno. Personalmente, y siendo sincera, el soufflé no me llama demasiado la atención. Es tan efímero, tan poco perdurable una vez pasan un par de minutos o le metes la cuchara, que me parece que no ha merecido la pena el esfuerzo de prepararlo. Pero, claro, es mi opinión... No obstante, considero un must el saber hacerlo. Si luego no queremos volver a hacerlo en la vida, estaremos en nuestro derecho.
INGREDIENTES (2 soufflés):
- 20 g de mantequilla
- 1 cucharada sopera colmada de harina de millo (o maíz)
- 125 ml de leche evaporada
- 1 huevo con la clara y la yema separada
- 100 g de coliflor cocinada al vapor (que esté en su punto), cortada en trocitos
- 50 g de queso extremeño curado con tomillo cortado en trocitos muy pequeños, pero perceptibles 
- un pizco de sal (sólo para montar las claras)
- pimentón de La Vera
- aceite y pan rallado para forrar los moldes o vasitos horneables

ELABORACIÓN:
1º) Hacer la bechamel (yo la hice en el microondas): derretir la mantequilla, mezclarla con la harina y cocinarla en el microondas durante unos segundos a máxima potencia. Remover y volver a darle unos segundos al microondas. Verter la leche, remover y darle 15-20 segundos de cocción en el microondas, remover y volver a darle otros 15-20 segundos más. Mezclar la yema de huevo deshecha, añadir la coliflor picadita, así como el queso, remover y reservar.
2º) Montar las claras a punto de nieve con un pizquito de sal.
3º) En este punto, ya tenemos que tener preparados los vasitos para hornear, impregnados con un poquito de aceite y espolvoreados con pan rallado (sacudir para que no haya demasiado). También tenemos que tener el horno precalentado a 200ºC y la bandeja colocada en la parte de arriba del mismo.
4º) Es el momento de integrar las claras en la bechamel de coliflor y queso, removiendo con una cuchara de palo de abajo a arriba, teniendo cuidado de que no pierda demasiado aire.
5º) Verter la mezcla en los vasitos hasta un 85% de su capacidad. Espolvorear con pimentón de La Vera.
6º) Hornear a 200ºC durante unos 10-12 minutos, con calor arriba y abajo o sólo abajo, según nuestras preferencias. El soufflé empezará a subir pasados los primeros 3-4 minutos y se empezará a tostar sobre los 7 minutos, así que ténganlo en cuenta. Jamás abran el horno antes de 8-10 minutos, pues nos quedaremos como el soufflé: lacias y mustias.
7º) Servir inmediatamente; y esto es literal, que conste.

Observen qué pasa cuando metemos la cuchara en el soufflé... 
Sí, lo que ven. Se desmorona y deshincha casi por completo. Tengan en cuenta que está formado por muchas burbujas de aire que se inflan por la acción del calor que va subiendo del horno y, desde que tocamos una de esas burbujas, las otras van cayendo como un castillo de naipes. ¡Qué desilusión...!. 


En cualquier caso, tengo que reconocer que ha quedado muy rico, suave pero con cuerpo debido a la coliflor y con un aroma delicioso debido al queso y al pimentón.  

A tener en cuenta:
- Trucos a tener en cuenta (que yo no tuve, por cierto... ejem, ejem..., se ha notado, ¿no?): 1) si espolvoreamos queso rallado en la base del molde, el soufflé se hinchará mucho más y mejor. 2) que el aceite y el pan rallado sólo forren un 75-85% de la altura del molde; limpiar el resto bien y pasar la hoja mojada de un cuchillo por esa parte libre de pan rallado. De esta manera conseguimos que el soufflé crezca más uniformemente.
- Como verán, yo no usé sal para la preparación, sino sólo para montar las claras (truco para que monten más y mejor). El queso extremeño curado con tomillo ya aporta suficiente sal y sabor. Protejamos nuestra tensión arterial. 
- Si vamos a hacer una sesión de fotos al soufflé, más vale que tengamos preparado todo el chiringuito (luces, cámara... a falta de ¡acción!). Si nos demoramos, nos deprimiremos mirando nuestro deshinchado soufflé y nuestro compañero de andanzas se tronchará de risa de nosotras. Ya les he avisado, que conste en acta.

Especial agradecimiento a Teresa. Quería agradecer públicamente a Teresa, la madre de mi amiga Fany, extremeña de pro, generosa y tengo entendido que una gran recicladora en la cocina y en su vida normal, me hizo llegar a través de su hija tres productos de su tierra: una bolsa de un precioso y rojo pimentón de La Vera, un trozo de queso de oveja curado con tomillo y una mermelada de kiwi hecha por ella que estoy deseando probar. Teresa, si me lees, que sepas que el queso ya ha volado (shhhhhhhhhhhhh, que no se entere Marc, pues no está aquí para verlo...). Realmente sabroso, con un gusto impresionante a tomillo. No conocía ese queso de Extremadura y me ha encantado. Si es lo que yo digo, los quesos son los mejores embajadores de nuestros pueblos, ¿verdad?. En cuanto al pimentón de La Vera, esa tierra en la que vives, no tiene nada que ver con los envasados que nos venden por aquí. ¡Qué aroma!. Toda mi cocina sabe que ha entrado un producto extremeño. Teresa, que sepas que esta receta de soufflé de coliflor con queso curado extremeño y pimentón de La Vera está hecha con todo el cariño y dedicada a ti. ¡Muchas gracias!.

Etiquetas: