Crema de coliflor con aroma de castaña

Si han escuchado las noticias estos últimos días sabrán que las lluvias caídas en las Islas Canarias han producido algunos daños materiales. Como casi siempre, los humanos tendemos a echar balones fuera y no reflexionamos sobre nuestra propia responsabilidad en la mayoría de los desastres producidos por la naturaleza. Construimos en los barrancos, en las laderas, donde nos apetece, sin pararnos a sopesar las consecuencias de nuestros actos. Luego, cuando las desgracias nos asolan, clamamos al cielo y pedimos responsabilidades a terceros. Deberíamos reflexionar a este respecto. 

Para lo que no hace falta una mayor reflexión es para preparar esta maravillosa crema de coliflor con aroma de castaña y, menos aún, para meter la cuchara en el plato y comerla. Ya me dirán ustedes.
INGREDIENTES (4 personas):
- una coliflor bien hermosa
- 3/4 l de caldo de verduras
- 3 cucharadas soperas de puré de castaña (regalo de mi amiga Inma, ¡gracias Inma!)
- 1 rama de apio entera
- sal, nuez moscada, 1 hoja de laurel, pimientas blanca y negra recién molidas
- picatostes de plátano (plátano desecado)
ELABORACIÓN:
1º) Cocinar la coliflor al vapor con el caldo de verduras o con agua, añadiendo la hoja de laurel y la rama de apio. Retirar el apio y el laurel. Reservar.
2º) Triturar la coliflor, añadiendo tanto caldo como queramos la crema; más o menos espesa. Añadir el puré de castaña, la sal, la nuez moscada y la pimienta blanca al gusto.
3º) Cocinar la crema durante unos 15 minutos a fuego medio.
4º) Servir la crema, espolvoreada con la pimienta negra y con los picatostes de plátano desecado.

¿Te apetece...?
A tener en cuenta:
- La coliflor pertenece a la familia de las Brassica oleracea y es un cóctel vitamínico (vitamina C, B5, B6, ácido fólico, etc.) y posee enormes propiedades depurativas, así como antioxidantes. Mejor que las cremitas para la cara es cualquier verdura de la familia de las coles (coliflor, brécol, col o repollo, lombarda, coles de Bruselas, nabos, etc.). Su principal componente es el agua, de ahí que tenga escaso o nulo aporte de calorías, debido a que no posee casi hidratos de carbono, grasas y proteínas. Otro componente que la hace especialmente recomendable es su alto aporte en fibra (menos activias y más coliflor), así como en minerales.
- Si la coliflor te produce muchos gases, intenta cocinarla con hinojo y comino, así como añadir una tirita de alga kombu (fenomenal, la recomiendo).
- Para evitar el olor penetrante de la coliflor al ser cocida, recomiendo añadir un chorreón de leche y una hoja de laurel al agua. Notarás mucho menos olor.
- La coliflor se puede tomar cocida, al vapor, asada, frita, en forma estofada, gratinada. Con tantas posibilidades, no puedes resistirte a comerla. ¡No tienes excusa!.
- El puré de castañas se hizo con castañas y azúcar. Nada más y nada menos.

Etiquetas: