Salmón a la naranja con ensalada de aguacate

Después de algunas semanas muy concentrada en el concurso y en otras cosillas que tenía entre manos, vuelvo con recetas. He estado bastante desapegada a todos sus blogs y espero que me disculpen si no les he visitado últimamente, pero el concurso ha ocupado una gran parte de mi tiempo libre. Regreso con energía, con una receta para amig@s del salmón fresco; les va a encantar este salmón a la naranja con ensalada de aguacate. Nuevamente he recurrido a un plato que aparece en un libro de la colección Blume, de guisos de pescado y marisco. Fantástico libro en todos los sentidos. Bueno, bonito y baratísimo. 
INGREDIENTES (para 2 personas; coste total: 4€):
- 1 lomo de salmón salvaje con su piel
- 1 naranja grande cortada a la mitad (con su cáscara) y un poco de ralladura de su piel
- 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra aromatizado (romero y ajo)
- 1 aguacate grande pelado y cortado a cuadritos
- chiles molidos
- el zumo de 1/2 limón
- cilantro picadito
- sal y pimienta negra recién molida
ELABORACIÓN (15 minutos)
1º) Cortar el lomo del salmón en varios trozos o en dos, según nuestras preferencias.
2º) Salpimentar el salmón.
3º) Preparar la vinagreta (sin vinagre) de naranja: poner 1 cucharada de aceite en una sartén y cuando esté caliente disponer las dos mitades de la naranja con el corte hacia abajo. Cuando se empiecen a chamuscar, retirar la sartén del fuego y exprimir en ella el zumo de la naranja. Volver a ponerla al fuego y dejar que reduzca el zumo hasta que quede una salsita espesa y corta. Ponerla en una salsera, añadir 2 cucharadas de aceite, salpimentar a nuestro gusto y mezclar bien hasta emulsionar. Reservar.
4º) Preparar la ensalada de aguacate: mezclar en un bol el aguacate en cubitos, con el zumo de limón, el resto del aceite, el cilantro y los chiles molidos. Salpimentar y reservar.  
5º) Cocinar el salmón: calentar la sartén donde hemos hecho la vinagreta de naranja y disponer las piezas de salmón con la piel hacia abajo. Cocinar a fuego vivo 2 minutos por el lado de la piel y 1 minuto por el otro. 
6º) Montar el plato: colocar un poco de la ensalada de aguacate en un plato, disponer el salmón encima y bañar con un par de cucharadas de la vinagreta de naranja. Finalmente, espolvorear un poco de la ralladura de la naranja.
Ahora sólo toca comer y disfrutar.

A tener en cuenta:
- La naranja es una fruta magnífica por sus propiedades, que todos conocemos, y por su sabor, y a la que podemos sacar mucho rendimiento. En casa las devoramos y, como tenemos la suerte de disfrutar de naranjas bien fresquitas recién cogidas de los árboles de la finca de mis padres, pues más comemos y más las disfrutamos. En este caso, y por cortesía de Naranjas Raconàs, una fantástica empresa  valenciana y familiar que se dedica al cultivo y a la comercialización directa de esta fruta tan española, he podido probar sus estupendas naranjas: dulces, llenas de zumo y con aroma a naranja. Nada que ver con esas naranjas de las grandes superficies comerciales. Si pueden, elijan siempre fruta de calidad, que no tiene por qué ser cara y siempre es muchísimo más agradable de comer. 

Etiquetas: ,