Gratén "primavera"

¿Por qué hay quien odia tanto las acelgas?. ¿Se lo han preguntado...?. Viendo este gratén, ¿creen ustedes que hay motivos para tener a las acelgas entre ceja y ceja?.
¿A que no tendría que haber motivos?. Tengo una pelea constante con Marc y su fobia a las acelgas, a las alcachofas y a las habas. Tengo que hacer el pino puente para que las coma; las come, pero antes de ponerlas en la mesa, tengo que aguantar que me ponga 1001 caras y todas "regañadas". ¡Qué suplicio!. Sin embargo, si está en casa mientras las cocino, voy escuchando: "¡Ummmm, qué bien huele!; ¿cuándo comemos?". Y, cuando las sirvo en la mesa, mientras se relame de gusto, dice: "¡Qué ricas...!. No parecen acelgas.". Lo que hay que escuchar.

¿Les pasa a ustedes lo mismo con las acelgas u otras verduras?. Cuenten qué hacen para que en casa coman todo lo que cocinan.
INGREDIENTES:

A) Capa de puré de papas:
- 3 papas grandecitas cocidas al microondas (5 minutos a máxima potencia y dejarlas tapadas 3 minutos más)
- 175 ml de leche de soja (o caldo de verduras si tienen) tibia
- sal, pimienta negra y nuez moscada

B) Capa intermedia, de pollo, cebolla y pimiento rojo:
- 1 pechuga de pollo pequeña guisada (yo la saqué del pollo de la sopa)
- 1 cebolla grandecita cortada en ruedas finas
- 1/2 pimiento rojo cortado en juliana
- 1 cucharadita de ajo majada, un pizco de sal

C) Capa de acelgas:
- 12 hojas grandes de acelgas (las pencas me las guardé), cocinadas en el microondas (3-4 minutos y dejarlas tapadas 2 minutos más), escurridas, cortadas y salpimentadas

D) Capa gratinada de bechamel de zanahoria al curry:
- 400 ml de leche de soja
- 100 g de zanahoria rallada (yo la usé de bote)
- 1 cucharada sopera de harina de trigo
- 1 cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra
- sal, nuez moscada y 1 cucharada de curry inglés (suave)
- queso grana padano rallado (yo puse el equivalente a 2 cucharadas soperas, para no tapar el sabor de la bechamel de zanahoria al curry)
ELABORACIÓN:
1º) Preparar la capa de pollo, cebolla y pimiento rojo: rehogar el ajo, añadir la cebolla y pocharla con un poco de sal; incorporar el pimiento rojo y, finalmente, el pollo guisado troceado. Rehogar unos minutos y reservar.
2º) Preparar el puré de papas: escachar o aplastar las papas con un tenedor, añadir la leche, la sal, la nuez moscada y la pimienta negra y seguir trabajando con el tenedor (o con el prensapapas) hasta lograr un puré más o menos homogéneo. Reservar.
3º) Preparar la bechamel: rehogar la harina en el aceite hasta que se dore; añadir la leche tibia y remover bien. Pasar la bechamel a medio hacer al vaso americano o a la batidora, añadir la zanahoria rallada, el curry en polvo, la nuez moscada y la sal. Triturar bien hasta lograr una crema un poco anaranjada. Volver a poner al fuego hasta espesarla (al gusto). 
4º) Montar el gratén: colocar el puré de papas en el fondo, como base del gratén, aplastando bien con un tenedor. Sobre el puré de papas, colocar el pollo rehogado con la cebolla y el pimiento rojo. Encima, repartir las acelgas salpimentadas y, finalmente, la bechamel espolvoreándola con el queso grana padano.
5º) Gratinar a 180ºC unos 3-4 minutos. Apagar y dejar en el horno unos 5 minutos más.
¡A comer...!.
A tener en cuenta:
- Me gusta que la bechamel del gratén esté espesita, mientras que la de las lasañas, canelones e incluso la que hago para la coliflor, me gustan un poco más claras o no tan espesas. He de decir que la idea de esta bechamel de zanahoria viene de la receta que Carmela de "Los inventos de Carmela" presentó al Concurso "Aprovéchame", aunque, para variar, la he tuneado con el curry inglés. Esta bechamel es una joya, una exquisitez y en los platos con vegetales queda genial.
- En vez de leche de soja pueden emplear la que prefieran, incluso un buen caldito de verduras quedaría muy bien.
- La acelga (beta vulgaris) es una planta de hoja verde muy nervada que pertenece a la familia de las amarantáceas, igual que la remolacha y se da especialmente en toda la cuenca mediterránea. Las acelgas son una farmacia, pues son ricas en fibra, vitaminas, minerales, aminoácidos, ácido fólico y mucha agua, por lo que tienen mucho poder saciante, pocas calorías y ayudan en casos de estreñimiento. Sin embargo, desprenden mucho ácido oxálico a medida que van "pochándose" o envejeciendo, por lo que hay que tener cuidado con un exceso de consumo en caso de sufrir de cálculos en el riñón.

Etiquetas: ,