Sopa cremosa de col, papas y albondiguillas de salchichas frescas

Hoy, domingo, y para calentar esas barriguitas, les traigo una comida sencilla y de caldero. Una sopa cremosa de col, papas y albondiguillas de salchichas frescas. Verán cómo sus estómagos les agradecen el regalo.
Ha estado lloviendo durante la madrugada, pero nos hemos despertado con un cielo azul precioso manchado de nubes de algodón. Me encantan las nubes y mirarlas me hipnotiza. Mi habitación tiene un pequeño balcón que está totalmente tomado por otra de mis aficiones: crasas y cactus. Ese balconcito da hacia un barranco con orientación este y, cada mañana, sobre las 7:00 horas, el sol, al salir tras la ladera del barranco, ilumina la habitación y nos despierta. Es el sol tibio de la mañana, que se agradece mucho en invierno, y cuyos rayos acarician una pequeña bola de cuarzo que refracta la luz en cientos de pequeñas bolitas con los colores del arcoiris que centellean por todas las paredes del cuarto. Cada mañana, antes de levantarnos, las miramos y nos embobamos con su movimiento acompasado, casi musical. Parece una tontería, pero hace que las mañanas sean más alegres... ¡Y nos ponemos en pie!.  
Vamos con la receta...

INGREDIENTES (2 personas)
- 1/4 de col blanca cortada en juliana
- 1 puerro cortado en rodajas
- 2 papas grandes, peladas, lavadas y cortadas en cachelos, tronchadas, para guiso; como queramos llamarlo
- 6 salchichas frescas de pavo groseramente cortadas (mejor si vamos sacando la carne arrancándola con los dedos, como si fueran albondiguillas)
- 2 dientes de ajo majados
- 1/4 de pimiento rojo picado en brunoise (cuadritos)
- la pulpa de un pimiento choricero
- sal, pimienta negra recién molida, cúrcuma, 2 ramitas de tomillo fresco
- 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
- 400 ml de caldo de verduras (o agua)
- 200 ml de leche de soja

ELABORACIÓN
1º) Dorar los ajitos en el aceite, incorporar la col y el puerro, así como el pimiento rojo. Rehogar a fuego bajo unos 7-8 minutos. 
2º) Añadir la salchicha fresca y la pulpa del pimiento choricero y remover unos minutos.
3º) Incorporar las papas tronchadas, la sal y las especias, así como el tomillo fresco. 
4º) Verter el caldo caliente y dejar cocer a fuego medio-bajo unos 20 minutos. 
5º) Cuando vayamos a comer, añadir la leche de soja, dejar guisar unos minutos (sin que hierva) y servir bien calentita.
Es un plato de cuchara sabroso, al tiempo que suave, ideal para reconfortar los estómagos tras un fin de semana movidito. ¿Les apetece...?. 

Etiquetas: , ,