Carne compuesta "sui generis"

Tengo que reconocer que soy un poco negada para cocinar platos de carne. No es que todo lo que lleve carne me salga mal; no es eso. Lo que quiero decir es que, comparando, los de carne no están a la altura de los arroces, pastas, pescados y vegetales. Quizás tenga que ver con el hecho de no ser yo muy amante de la carne, que podría ser también, pero me gustan más los platos con carne que preparan mi madre, mi tía... ¿Quizás no me esmero lo suficiente...?. Yo creo que se debe a un conglomerado de todos estos argumentos. Todos deben influir.
A pesar de no ser una buena comedora de carne, los guisos con carne me gustan muchísimo. En Canarias los llamamos "carne compuesta"; compuesta con zanahoria, habichuelas, papas... Lo que en cada casa se prefiera o de lo que se disponga. Cada vez que he cocinado una carne compuesta me sentía bastante decepcionada y no podía seguir culpando a la carne. Salvo las dos últimas veces en que me ha quedado francamente buena. La primera vez pensé que podría haber sido fruto de una casualidad, pero esta segunda vez ha sido por mi voluntad. ¡Ha quedado riquísima!. Ha salido muy sabrosa, muy tierna y muy aromática, por lo que, con ella participo en el Concurso "Sé tu abuel@" del blog Encontrar la felicidad en los detalles. La temática es ciertamente interesante, por lo que, si no han participado aún, tienen tiempo hasta el 1 de mayo. 

INGREDIENTES (4 personas)
- 1 kg de carne para componer o guisar cortada en pedazos de a bocado
- 200 ml de salsa de tomate casera o, si no se tiene salsa casera, tomate triturado
- 50 ml de vino blanco
- 125 ml de vino tinto
- 350 ml de caldo de verduras o de agua
- 3 zanahorias peladas y cortadas en ruedas gruesas
- 1 puerro cortado en ruedas
- 1 cebolla grande cortada groseramente
- 1 puñadito pequeño de habas tiernas
- 1/2 pimiento rojo cortado en cuadrados medianos
- 1/4 pimiento verde cortado en cuadrados medianos
- 1 ñora bien limpia y sin las semillas y el tallo (si no tienen, pueden usar pimiento choricero, aunque les aviso que no conseguirán el mismo sabor)
- 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
- tomillo seco al gusto (a mí me gusta con bastante tomillo)
- 3 hojas de laurel
- sal gruesa
- pimienta negra recién molida

ELABORACIÓN:
1º) Pochar en 2 cucharadas de aceite la cebolla, el puerro, la zanahoria, la ñora, las habas y los pimientos con un poco de sal, las hojas de laurel y el tomillo. Reservar.
2º) Calentar el resto del aceite en una olla a presión y sofreír a fuego fuerte la carne, removiendo sin parar para evitar que se pegue en el caldero.
3º) Añadir la verdura a la carne, así como el vino. Rehogar 1 minuto, añadir la salsa de tomate y el agua tibias, salpimentar al gusto, remover un poco y cerrar la olla.
4º) Cocinar 40 minutos a fuego medio en olla a presión. El guiso debe evaporar casi toda el agua y quedar concentrado y espeso. Si no fuera así, dejar la olla semitapada y cocinar a fuego bajo unos 10 ó 15 minutos más. 
5º) Dejar reposar un rato y servir calentito.
A tener en cuenta:
- Esta carne compuesta que he preparado, aún siendo un clásico plato de la cocina canaria más tradicional, es muy sui generis, porque en las Islas Canarias no es muy usual cocinar con habas. Sin embargo y dado que mi madre es andaluza, tengo debilidad por ellas, por lo que he considerado que podía incluirlas en el guiso logrando un estupendo resultado. Y así ha sido.
- Yo suelo hacer todos mis guisos en olla a presión. Sé que hay quienes son totalmente contrarios al uso de este práctico caldero, pero, sinceramente, a mí me aporta más argumentos a favor que en contra. Es más rápida, consume menos energía y, en consecuencia, es medioambientalmente más aceptable, y a mí me queda todo sensacional cocinado con ella. Creo que es uno de los calderos que más uso en la cocina, junto con mi miniolla para el microondas, mi sartén todoterreno y la plancha de hierro. ¡Y mis cucharas de madera!.
- Esta carne compuesta admite estupendamente habichuelas (judías verdes) o guisantes, en vez de las habas que yo le he añadido. Cada un@ puede elegir en función de sus gustos o de su despensa.
- Pueden acompañar esta carne compuesta de un arroz blanco o de unas papitas "sancochadas" o cocidas. Sin embargo, con un buen pan para empujar y mojar, será un placer. 

Etiquetas: , ,