Lasaña de acelgas con chorizo (pasta fresca)

¿Ya se han reincorporado tod@s a la rutina habitual?. ¿Sí...?. Pues me alegra mucho saber que están ahí. Espero que lo hayan pasado estupendamente. Si buscaban sol, espero que lo hallasen. Si buscaban que la ciudad estuviese tranquila, ojalá que así la hayan podido disfrutar. Si ansiaban naturaleza, ¿la encontraron tan maravillosa como siempre?. Cuéntenme sus andanzas en estos días de descanso, si los tuvieron y, si no, también pueden contarme cómo lo pasaron.
Yo he aprovechado el tiempo haciendo muchas cosillas con el ordenador, con la cámara de fotos, con la cocina... ¡Hasta Marc me ha colgado dos nuevas estanterías en la cocina!. Quedan chulísimas y, aunque la cocina de mi casa es casi de Pin y Pon, creo que he sabido aprovechar el espacio y ahora puedo distribuir mejor mis cachivaches; ésos que hacen que mi sobrino me diga que soy una freaky o friki, dado que la RAE ya ha admitido esta palabra. Ahora, por fin, tengo espacio para mi máquina de hacer pasta. Yo la ansiaba y Marc me dio muchos empujoncitos para que la trajésemos a casa. ¿Cómo iba a llevarle la contraria?. Hasta le he hecho unas fotos con la bolita de masa en las manos. 
Tenía muchas ganas de estrenarla y como en la nevera había unas acelgas maravillosas recién cogidas del huerto de mis padres, me vino a la cabeza una lasaña de acelgas con chorizo. Bueno, con chorizo y muchas otras cosas. Ya verán qué delicia. No se dejen amilanar por el hecho de que haya empleado acelgas. Ustedes síganme y les cuento...

INGREDIENTES (lasaña para 4 personas que coman mucho o, si son como pajaritos, para 8):
- placas de lasaña de pasta fresca. Les remito a la pasta fresca que hice anteriormente, aunque ustedes deben suprimir la calabaza que le añadí en aquella receta. Esta vez la trabajé con la maquinita y fue mucho más fácil y el resultado fue mucho mejor.
- 300 g de acelgas cocidas al vapor (bien escurridas)
- 1 chorizo bueno, sin mucha grasa, cortado en taquitos
- 150 ml de salsa de tomate casera y bien concentrada
- 1/4 de berenjena cortada en jardinera 
- 1/4 de calabacín cortado en jardinera
- 1/2 cebolla cortada en jardinera 
- 1/2 k de leche caliente
- 1 cucharada bien colmada de harina de trigo normal
- 1 cucharadita de cúrcuma
- aceite de oliva virgen extra
- flor de sal mediterránea (con tomillo, romero...)
- nuez moscada y pimienta negra recién molidas
- 3 ajos picaditos
- queso gouda rallado grueso

ELABORACIÓN:
1º) Pasta: tener lista la pasta fresca y cortarla en forma de las típicas placas de lasaña. Yo las hice más largas, del largo de la fuente donde hice la lasaña. No la cociné en agua hirviendo, sino que la hice bastante fina y al hornearla con la bechamel clarita se cocinó perfectamente.
2º) Relleno de acelgas y chorizo: echar los taquitos de chorizo en una sartén y dejar que pierdan bastante grasa. Retirar de la sartén y, en esa grasita, dorar los ajos picados y añadir las acelgas. Rehogar todo con un poquito de sal y reincorporar el chorizo. Reservar.
3º) Salsa de tomate con verduras: pochar la cebolla en una sartén; añadir la berenjena y el calabacín. Rehogarlo todo unos minutos hasta que esté al gusto de cada un@. Añadir la salsa de tomate y dejar cocinar 4-5 minutos a fuego bajo. Reservar.
4º) Bechamel: en 1 cucharada de aceite, dorar la harina, hasta hacer un roux oscurito. Añadir la cúrcuma, la nuez moscada, la pimienta negra y un poco de sal. Incorporar la leche caliente y remover con las varillas, o batidor de roux, para evitar grumos y hasta que espese. No debe quedar demasiado espesa, pues al meter en el horno, espesará más. Reservar.
5º) Montar la lasaña: verter 1 cucharón de bechamel en la fuente, colocar la primera capa de placas de lasaña y, encima, relleno de acelgas con chorizo. Turno de la siguiente capa de placas de lasaña, relleno y así sucesivamente hasta que acabemos la pasta de lasaña y el relleno. Terminar con las placas de lasaña, cubrirlas por la bechamel, añadir la salsa de tomate con verduras y coronar por el queso rallado.
6º) Hornear a 180ºC durante unos 20 minutos, con función ventilador si lo tenemos. 
Esta recetita de lasaña va a formar parte de mi recetario habitual. ¡Nos encantó!. ¡Qué delicia!. Las acelgas combinan extraordinariamente bien con el chorizo y la salsa de tomate con verduras le da una consistencia, aroma y sabor que no olvidaremos fácilmente. La bechamel es muy delicada y ese colorcito dorado hace que entre por los ojos. Yo creo que, sin duda, deben probarla y dejarse seducir por ella. 

Etiquetas: ,