Mi carro de la compra, flores primaverales y una canción en francés

Viernes, no tan maravilloso como me gustaría, pero viernes, al fin y al cabo. El fin de semana, más relajado y perezoso, se cierne sobre nosotr@s, así como el buen tiempo. Nos hemos acercado al huerto de la finca de mis padres y, carretilla en las manos, nos hemos surtido de vitaminas, fibra, minerales... Antioxidantes espléndidos para nuestra salud. Éste es nuestro carro de la compra; todo un lujo, ¿no les parece?.
Papas, aguacates, naranjas, guayabos, papayo, habas, nísperos, acelgas, cilantro, perejil, apio... La nevera y la despensa bien surtidas de productos frescos, sin tratamientos químicos perniciosos para la salud y todo con un sabor, textura y aroma embriagadores. Esto sí que es ecológico.

Aproveché para sacar algunas fotos a algunas flores de plantas herbáceas, bulbos, crasas, begonia...
... e incluso de árboles prunos o prunus, es decir, los que dan albaricoques, ciruelas variadas, nectarinas...
Todo un regalo para la vista y el olfato.  

Para finalizar, les dejo con una recomendación musical poco usual: pop francés. No tenemos el oído acostumbrado a escuchar música en otro idioma que no sea el castellano y el inglés y es una pena, porque nos perdemos muchas e interesantísimas propuestas como la de Bensé y su Quand je marche. La considero muy apropiada para comenzar el fin de semana. Espero que les guste. Ya saben... Amen y díganlo en voz alta. Vivan y no pierdan la ocasión de exprimir la naranja de la vida.

Etiquetas: ,