Cannoli de crema

Siempre me ha gustado el cine negro y la saga "The Godfather" ("El Padrino") es uno de sus máximos exponentes. Escuchar a Marlon Brandon con esa voz de ultratumba siempre me eriza la piel y los silencios de Al Pacino, a mi entender, lo elevaron a la cumbre de la actuación dramática. ¡Fantásticos!. Y no sólo ellos, sino todo el magnífico elenco de actores y actrices que participaron en una de las obras cinematográficas más importantes del siglo XX.
¿Recuerdan la famosa frase "Leave the gun; take the cannoli"?. Era tan surrealista que no sabía si reír, por lo cómica que parecía la situación, o sentir pánico, por la extrema crueldad y la falta de empatía que demostraban sus protagonistas. En fin, que esa frase se me grabó en la memoria y ahora la traigo a colación de la receta que he preparado: cannoli. Y es que el HEMC #54 reseña como tema del mes "Inspirados" en el cine, teatro, música, literatura... Pues bien, yo me he inspirado en la saga "El Padrino" para ambientar mis cannoli. Creo que me metí demasiado en la ambientación...
Los cannoli son unos dulces típicos de Sicilia que se preparaban y comían en Carnaval, aunque hoy en día se encuentran en cualquier pastelería en cualquier época del año. Se caracterizan por ser unos canutillos de masa aromática debido al Marsala, un vino con denominación de origen procedente de esa Isla italiana y muy parecido al Oporto. Se rellenaban especialmente con queso ricotta y frutas secas o frescas, pero, hoy en día, pueden ser de casi cualquier cosa, permitiendo multitud de mezclas tanto dulces como saladas. Para lograr esa forma, se empleaba una caña bien lijada, cosa que hoy en día se logra con unos tubos metálicos. Los hay de todos los tamaños e incluso de formas distintas. ¿Qué...?. ¿Se animan a preparar unos cannoli?.
INGREDIENTES (10 unidades):

A) Para la masa:
- 150 g de harina de trigo
- 10 g de manteca (yo usé mantequilla sin sal)
- 10 g de azúcar glass
- 1 clara de huevo
- 10 g de agua
- 20 g de vino dulce
- 1 cucharada de vinagre de vino
- sal 
- aceite para freír

B) Para el relleno:
- crema de natillas
- fresas troceadas

C) Para el acabado:
- azúcar glass
- cacao amargo

ELABORACIÓN:

A) Preparar la masa el día anterior:
1º) Mezclar la harina, el azúcar y la sal y mezclar bien.
2º) Incorporar la mantequilla ablandada, el agua, el vino, el vinagre y amasar hasta lograr una masa elástica no demasiado pegajosa.
3º) Hacer una bola, colocarla en un bol y llevarla  a la nevera unas cuantas horas.

B) Dar forma a los cannoli:
1º) Amasar la bola, estirarla con el rodillo o con la máquina de hacer pasta.
2º) Cortar óvalos o círculos, lo que prefiramos.
3º) Envolver con esos óvalos de masa los tubos y pegar bien los extremos que se superponen para que no se despeguen al freírlos.
4º) Freír en abundante aceite caliente. Retirar del aceite y reservar hasta que se enfríen completamente.
5º) Retirar los tubos metálicos con cuidado.

C) Relleno:
1º) Rellenar los cannoli con las natillas bien frías.
2º) Añadir las fresas troceadas en los extremos de los cannoli.

D) Decorar: espolvorear el azúcar glass y el cacao en polvo sobre los cannoli y servir. 
A tener en cuenta:
- Yo no tenía esos tubos especiales para cannoli, sino unos para hacer conos, por eso la forma de mis cannoli es ésa y no la que debería.
- Para hacer las natillas utilicé la marca Pearce Duff. Si las quieres hacer caseras, mejor que mejor. Yo siempre tengo un envase de estas natillas en casa, pues basta mezclarlas con leche y cada un@ le pone el azúcar que quiere. Yo las encuentro bastante buenas para ser industriales.
- La masa original se prepara con vino Marsala, pero, a falta de Marsala, la preparé con un tipo moscatell. He de reconocer que la masa es francamente fina de sabor. Muy aromática y sabrosa.

Etiquetas: ,