Tarta de crema de naranja

¿Se acuerdan de la tarta que vieron en la entrada de “2 años de blog y sorteo”?. Pues aquí la traigo, deliciosa y muy apetecible. Con esta receta participo en el concurso que organiza Karolina con motivo del tercer cumpleblog de Fuchicando en mi cocina. ¿Por qué con esta receta…?. Porque con ella demuestro algunas cosillas que he aprendido gracias a Karolina y a su buen hacer repostero. ¡Espero que te guste Karolina!.
tarta naranja merengue 1
Además de la tarta y de su receta, me he permitido la licencia de traerles unas fotos distintas, muy sugerentes gracias a la modelo que graciosa y amablemente posó para mí. Roseta, mi prima, tiene un “qué sé yo” que le encanta a la cámara y siempre aparece preciosa y coqueta, haga lo que haga y se ponga como se ponga. Ella disfruta haciendo boberías y dejándose querer y yo me lo paso estupendamente sabiendo que voy a obtener una presentación genial para mis recetas. Un quid pro quo que a ambas nos es muy beneficioso, ¿no creen?.
Tarta naranja merengue 2
Ingredientes:

A) Bizcocho genovés (molde de 26 cm de diámetro):
B) Crema de naranja:
C) Merengue italiano:
D) Almíbar para mojar el bizcocho:
E) Decoración de la tarta:
tarta naranja merengue 3
Elaboración:

1º) Preparar el bizcocho genovés: la receta es cortesía de Karolina y su blog Fuchicando en mi cocina. He puesto esta receta en ocasiones anteriores, como, por ejemplo en la falsa charlota cubierta de merengue, por lo que pueden acudir a esas otras recetas o, mejor, a la fuente, a Karolina. La única diferencia es que yo le he añadido a este genovés extracto de vainilla al mezclar los ingredientes. Tengo que añadir que este bizcocho debe hacerse con suficiente antelación, porque debe cortarse bien frío.

2º) Preparar la crema de naranja, siguiendo las instrucciones de la receta de los pocillos de merengue rellenos de crema de naranja. Dejar enfriar un poco y llevar a la nevera hasta la hora de rellenar la tarta.

3º) Preparar el almíbar: mezclar el agua, el whisky y el azúcar y ponerlo a hervir lentamente en un cazo, hasta que se cree una especie de jarabe y haya reducido a algo menos de la mitad de la cantidad de volumen inicial. Dejar enfriar y reservar.

4º) Preparar el merengue: yo he vuelto a seguir la receta que Sara describe estupendamente en su blog, Las recetas de Sara. Siguiendo a rajatabla sus pasos, se consigue un merengue brillante, sólido pero manejable, que no hace nada de agua... Permanece inalterable durante días, cosa que puedo asegurar. Tampoco voy a explicarlo, porque Sara tiene preparado un tutorial con fotos que es una maravilla. Ya lo he repetido en varias ocasiones y es muy bueno. Aunque no les guste mucho el merengue, éste les va a gustar. Yo hice el merengue por la mañana y lo usé por la tarde, dejándolo en la nevera tapado en un bol grande.

5º) Montar la tarta: cortar horizontalmente el bizcocho de modo que obtengamos 2 planchas. Se corta muy bien este bizcocho, así que, háganlo sin miedo. Humedecer la plancha base con la mitad del almíbar y cubrir con la mitad de la crema de naranja, extendiendo bien para que quede nivelada. Colocar encima la otra plancha de bizcocho, humedecerlo con el almíbar y cubrirlo con el resto de la crema. Forrar el contorno de la tarta con una gruesa capa de merengue, nivelándolo con la paleta o con cualquier utensilio que nos sirva. Meter el resto del merengue en una manga pastelera y hacer filigranas recorriendo la circunferencia de la parte superior de la tarta. Quemar el merengue con un soplete de cocina, teniendo cuidado de no llegar a la crema de naranja.

6º) Decorar la tarta: utilizando el rallador de cítricos, sacar tiritas y también ralladura de la cáscara de 1 ó 2 naranjas y espolvorearla por encima de la crema de naranja de la tarta.
tarta naranja merengue 4
A tener en cuenta:
- Si te organizas bien, preparando con tiempo el merengue, la crema de naranja, el almíbar y el bizcocho genovés, verás que es muy sencilla. Es un poco laboriosa por llevar bastantes ingredientes, pero verás que el resultado es tan delicioso que bien merece la pena.
- Es una tarta sabrosísima, jugosa y el contraste de la crema de naranja con el merengue es impresionante. Si la pruebas, no te defraudará.
- Hay quien dice que el bizcocho genovés es seco; sin embargo, a mí, siguiendo las instrucciones de Karolina, me queda un genovés exquisito y nada seco. Y el toque de vainilla es delicado y aromático. Le va muy bien a esta tarta.

Etiquetas: