viernes, 15 de julio de 2011

Pan con chocolate: merienda ideal

Recuerdo mis meriendas de niña: sanwich de berros con huevo duro o pan con chocolate. Creo que much@s de ustedes se sentirán identificadas con las meriendas de pan con chocolate. ¿Me equivoco...?. Sentada en el poyete de la entrada de mi casa, con las piernas cruzadas, falda entremetida y boca y manos pringadas de chocolate. Siempre me faltaba chocolate y me sobraba pan o, al menos, eso me decía mi madre. Hoy he querido homenajear a esa magnífica merienda llena de energía y sabor que tanto disfruté siendo una chiquilla. Sírvanse sin remilgos...
De paso, me presento al concurso de Tu mejor postre del blog La cocina sin complicaciones de mi querido Tito. ¿Que por qué presento este pan con chocolate en vez de una receta más elaborada y bonita?. Porque el blog de Tito se llama "La cocina sin complicaciones"; porque Tito le da a la cocina práctica, sabrosa y que llena los estómagos, cosa que me encanta y que valoro mucho; porque es un postre que gusta a todo el mundo, grandes y pequeños, finos de boca o tragaldabas; y porque cuando estaba haciendo los dos panes pensé en el concurso de Tito y me dio por pensar que era una señal de que podía ganarme esa caja tan mona. ¿No son un montón de razones...?. A Marc no le ha convencido que presente este pan con chocolate al concurso en vez de esperar a presentar la tarta que haré para su cumpleaños la semana que viene. ¡Ahí le he dado!.

Como pueden ver, he hecho dos panes. Uno iba dirigido a la sobremesa de hoy en casa de mis padres y el segundo para llevar a casa de unos amigos, pues esta noche toca sesión de cine, salmorejito, carne a la piedra y picoteo... El pan con chocolate nos amenizará la velada. Si algun@ de ustedes se anima... 
INGREDIENTES (1 pan de unos 750-800 g):
- 500 g de harina de fuerza (un poco más para restar humedad al pan)
- 2 huevos
- 40 g de mantequilla sin sal ablandada
- 175 ml de leche desnatada
- 2 cucharadas pequeñas colmadas de levadura seca
- 125 g de crema de chocolate y avellanas 
- 40 g de azúcar
- 1 g de sal
- 1 cucharadita de las de café de jengibre en polvo
- para pintar el pan: 30 ml de leche, 1 cucharadita de agua de azahar y 1 cucharada colmada de azúcar
- para decorar: coco rallado, nueces peladas... (lo que más nos guste)

ELABORACIÓN:
1º) Calentar la leche y disolver la levadura en ella. Dejarla reposar unos 6-7 minutos. 
2º) Echar la sal y el azúcar en el bol donde vayamos a amasar. Incorporar la harina, el jengibre, los huevos batidos, la mantequilla y la leche con la levadura. Amasar unos 5 minutos (en máquina) y, si la mezcla pide un poco de harina, añadirla de poco a poco. La masa debe quedar fina, elástica, un tanto húmeda pero no pegajosa
3º) Cortar la masa en tres partes, una de ellas con algo más de peso que las otras dos. 
4º) Coger el trozo de masa mayor, hacerlo una bola y estirarlo con el rodillo dándole forma alargada, de modo que cubra el fondo y laterales de un molde tipo cake (rectangular). Cubrir el fondo de la masa con 1/2 de la crema de chocolate y avellanas. 
5º) Hacer lo mismo con las otras dos porciones de masa: hacer bolas y estirar, pero menos que la primera porción, pues sólo deben cubrir el fondo del cake e ir tapando la crema de chocolate. 
6º) Colocar una de las porciones de masa ya estirada sobre la crema y darle forma con los dedos para que cubra bien. Añadir la otra 1/2 de la crema de chocolate y avellanas. Cubrir con el último trozo de masa estirado y remeter bien los laterales hacia abajo.
7º) Dejar leudar 1 hora o hasta que la masa haya triplicado su volumen inicial. Ojo; crece mucho.
8º) Si vamos a ponerle nueces por encima, colocar ahora las nueces o cualquier otro fruto seco.
9º) Hornear unos 40 minutos a 190ºC. Yo horneé 15 minutos al descubierto y con el ventilador; luego, cubrí el pan con papel de aluminio para que no se dorase más de la cuenta. Apagué el horno cuando llevaba 30 minutos en total y dejé 10 minutos más que se terminase de cocer con el calor residual.
10º) Sacar del horno y pintar inmediatamente con la leche caliente,el azahar y el azúcar. Dejar enfriar unos 10 minutos dentro del molde. Sacar del molde y colocar sobre una rejilla.
A tener en cuenta:
- La masa tiene la textura de un brioche con algo más de consistencia, que no dureza. Es muy tierno y delicado al paladar. La corteza queda algo crujiente y buenísima de sabor. Mañana les diré, si queda algún cachito, cómo está de un día para otro. 
- Ni que decir tiene que la casa queda con un olor a pan y chocolate impresionante... Ummmmmm...

Feliz viernes. Feliz fin de semana.

35 comentarios :

  1. Merienda ideal o desayuno ideal, porque este pan acompañado de un cafelin por las mañanas tiene que estar la mar de rico.

    biquiños

    ResponderEliminar
  2. Hola preciosa,
    yo también recuerdo mis meriendas de pan con chocolate ya la igual que a ti siempre me sobraba pan y me faltaba chocolate jejejejeje
    ¡Y que guay el pringue y chuparse luego los dedos!
    Ay que morriña como diría Tito.
    Laube mándame un cachito pá ca antes de que se lo coman todito.
    Pasalo bien y un besazo

    ResponderEliminar
  3. Laubeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee!!!! diossss que cosa más sencilla y más rica la lecheeeeee!!!! si es que a mí se me conquista con muy poquito jajajajaa!!! bueno, aunque esto de muy poquito nada de nada eh! porque tela la pintaza buena que tiene este estupendo pan con chocolate!!! me encanta Laube!!!! no he visto todavía la tarta de Marc! y mira, seguro que será más bonita! seguro no, segurísimo! pero fíjate que dude que me vaya a gustar más que este pan con sorpresa jejejejeje!!! y me han encantado todas esas razones Laube! de verdad que sí!!!!

    Muchísimas gracias por esta pasada de aportación al concurso amiga!!! me ha encantado de verdad!! y bueno, si me llegan esos tarros de mojo, ya ni me lo pienso, paro el concurso como hay diosss y el premio pa ti!!! jaajaajjajajajaa!!! eres la bomba Laube!!!

    Que tengáis un estupendo fin de semana!!!!! :)

    ResponderEliminar
  4. ¡Ay, chiquilla, tú sí que sabes cómo desconsolar! Besos y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  5. Llevas razón, es la merienda ideal! Una maravilla este pan...

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  6. Que rico es el pan con chocolate!!
    Una merienda perfecta.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Como me gusta leer los recuerdos gastronómicos de la gente, el tuyo no iba a ser menos, por supuesto. El recuerdo del pan con chocolate creo que lo hemos tenido casi todos los de nuestra generación, y es cierto que siempre faltaba chocolate y sobraba pan, cómo valorábamos todo ¿verdad?. Recuerdo que tomaba chocolates sencillos, de la marca Jolca o Nestlé, y después de navidades hasta el de taza, ese grueso con harina... madre mía.

    Y lo de berros con huevo, qué interesante, no lo había oído nunca.

    Este pan de chocolate ya es otro nivel, qué buen aspecto, me encanta.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Que bueno!!! vaya pinta que tiene tan increible...de lujo..
    Lo pongo en marcadores y en cuanto consiga el jengibre me pongo con el
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Me he quedado prendada de este pan, se ve tierno y rico por dentro, la corteza de fuera exquisita, vamos, que te robo la receta a la de ya, jajajjajaja.

    Besitos y suerte en el concurso.

    ResponderEliminar
  10. A más de uno nos transportará este pan a la niñez,pero de adulta me sigue gustando igual,que placer,que hermoso ;)

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Pues sí, una merienda estupenda pero el sandwich de berro y huevo duro no lo he probado y seguro que está increíble también!

    besos

    ResponderEliminar
  12. Laura esto no solo te trae recuerdos a ti ,tambien era y es muchas veces mi merienda preferida,y sobre todo cuando me la pide mi peque y no dudo nunca en hacerme un minibocata.
    Es una interpretacion deliciosa de esa merienda,mucha suerte en el concurso.
    besos Esther

    ResponderEliminar
  13. Que rico Laube!!! Um, adoraba de pequeña el choco pero ahora aun mas... PEro me ha pasado factura y ahora estoy a dieta, jeje...
    Usas panificadora??? Es que el otro dia me la regalo mi marido y me hizo mucha ilusion pero aun está sin estrenar por falta de tiempo :(
    BEsos

    ResponderEliminar
  14. que merienda!!! que rico!
    besitos

    ResponderEliminar
  15. holaa, ya te digo!!!!!!!!! me ha recordado también a mi lo que describes: falda entremetida, manos y boca pringadas jajaja sisisi , yo además viendo barrio sésamo despues del cole ayyy que tiemposss, como me gustaba y me gusta esta merienda aunque ahora no la coma tanto (pero de vez en cuando cae eh) jaja besucos

    ResponderEliminar
  16. Que vicio de pan...yo era de las tuyas: me sobraba o pan o chocolate...

    ResponderEliminar
  17. Era mi merienda favorita y lo sigue siendo, aunque ahora me gusta más el chocolate negro que el con leche ;o)
    Muy rica receta, entre brioche y pan de Viena!
    Feliz fin de semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
  18. Qué rico, Laube!!!! qué recuerdos.... a mí también me sobraba pan o me faltaba chocolate!!
    Besicos

    ResponderEliminar
  19. mmmmmm que meriendaaa mas rica!!
    Increible me lo apunto :)
    Saludos!

    ResponderEliminar
  20. Pan con chocolate! qué rico!
    yo de hecho muchas tardes sigo merendándo esto :)
    Con tu permiso me sirvo un trocito bien grande!
    besos.

    ResponderEliminar
  21. ¡¡Qué bueno!! Me encantan los panes dulces, y ya con chocolate directamente me vuelven loca. ¡Éste se ve divino!!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  22. ¡Qué recuerdos Laube!: En las Canteras, mes de Septiembre, con la puesta de sol, y un bocadillo de chocolate, que por error de quien lo hizo, tenía dos partes de abajo del pan que eran las que más me gustaban. 55 años después recuerdo ese momento y las sensaciones percibidas. Un besote de OLI de ENTREBARRANCOS

    ResponderEliminar
  23. Laube bonita!!!!...hace como dos siglos..o más!, que no nos vemos!!!!, que paso??...bueno, a mi me paso que mis hijas estan en casa y he tenido invitados...intento volver a mi rutina bloguera...pero me cuesta muuuucho!!!
    Asi que ahora he visto tu pan sin complicaciones y he venido a verlo y a verte a ti!!!..es perfecto, y creo que aunque la tarta de Marc sea mas espectacular para mi este seria vencedor..porque prefero este tipo de cosas..que yo soy muy sencillita ya sabes!!!
    Bueno linda, que tengas feliz domingo..volvere esta semana seguro a verte!!!
    Cariños!!!

    ResponderEliminar
  24. Ya sabía yo que much@s de ustedes compartirían esta merienda de infancia... jejejejejejeje
    Para un cumpleaños de chiquillos, lo considero un imprescindible. Si lo hacen, van a tener muchos moscones alrededor.
    Gracias por sus comentarios y visitas!
    Un besote

    ResponderEliminar
  25. tienes razon era la merienda ideal de pequeño,pero ahora todavia me lo comeria,estupenda presentacion
    suerte en el concurso de Tito
    beso
    miquel

    ResponderEliminar
  26. yo la verdad es que era más del bocadillo de chorizo, pero de vez en cuando caía alguno de nocilla. Pero vamos, ahora me gusta más que de pequeña, jajaja

    Salu2, Paula
    http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net
    http://galletilandia.blogspot.com

    ResponderEliminar
  27. Que espectáculo de bollo, por favor. Gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  28. Me han encantado tus ultimas dos receta. Esta pan esta de lujo!! Ya me imagino mordiendo un buen pedazo. Gracias por la receta.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  29. Laura, ya ves que sí que compartimos el tema pan + chocolate de nuestras meriendas de infancia, y el chocolate seguro que sería El Gorriaga, una marca que vemos ahora de nuevo en los supermercados.

    Y con lo que dices sobre la cocina de Tito has dado en el clavo, y mi opinión es que tu aportación es muy buena. La pinta desde luego que es extraordinaria.

    Besos y feliz domingo. ¡Y suerte!

    ResponderEliminar
  30. Yo merendaba pan con chocolate sólo en contadas ocasiones, con mi abuela y en el campamento de verano, pero aún así me trae muy buenos recuerdos :) Qué bonita imagen imaginarte de niña con tu merienda y manchada de chocolate!

    Buenísimo este pan, demasiado tentador. Me están dando unas ganas de encender el horno, y eso con el calor que hace...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  31. Que rico, pero como el trozo de cuscurro con la onza de chocolate, nada de nada. Que recuerdos me has traido.

    ResponderEliminar
  32. Me has hecho recordad la smeriendas de cuando era niña. No habremos comido veces eso mismo!!!
    Te han quedado unos panes con un color espléndido y deben estar deliciosos. no hay más que ver la pinta que tienen.

    Besos,

    ResponderEliminar
  33. Y quien no ha merendado pan con chocolate? Y a quien no le sobraba pan?? Así por lo menos es mucho más práctico, ya va todo en uno. Se ve delicioso.
    Sitos

    ResponderEliminar
  34. Me encanta leer sobre meriendas infantiles de antaño, debemos predicar para que vuelvan con más fuerza.

    Personalmente siempre he preferido con el chocolate revanadas bien crujientes de pan rústico, era el único niño que lo prefería al los bollos blanditos. Debería ser por deformación profesional de buen panadero!

    Enhorabuena

    ResponderEliminar
  35. ni que lo digas! un trozo de este pan con un vaso de leche es la merienda perfecta!

    ResponderEliminar

Gracias por visitarme y comentar, pues sé que tu tiempo vale mucho.
Si quieres, puedes suscribirte a mis posts e incluso recibirlos cómodamente en tu email; sólo tienes que pinchar en "Suscribirse", botón situado en la parte de arriba de la columna de la derecha. Si ves que no te funciona ese método, dímelo y busco otra solución. También tienes la opción de suscribirte a mi newsletter o boletín de noticias.
¡Vuelve cuando quieras!. Te estaré esperando.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.