Tarta irlandesa helada de requesón y chocolate

Aquí les traigo el segundo pastel que preparé para el cumpleaños de Marc. Es tan sencilla de hacer que da un poco de risa, pero no se dejen engañar; detrás de tanta sencillez se esconde una tarta realmente deliciosa y, si eres de esas personas que aman el chocolate, ponte manos a la obra y prepárate a experimentar una explosión de  placer. Placer para adultos.
La receta la he leído en el librito "Chocolate, Las más irresistibles recetas", de la Editorial Parramón.

INGREDIENTES:

A) Para la base:
- 200 g de galletas de chocolate (yo usé galletas minis Arluy)
- 50 g de mantequilla
- 20 ml de leche 

B) Para el relleno o la tarta en sí:
- 450 g de chocolate negro con más del 50% de cacao (busca uno de calidad, si es posible)
- 50 g de azúcar glass
- 350 g de requesón o queso quark
- 400 ml de nata montada
- 5 cucharadas de whiskey 

C) Para decorar:
- unas galletitas con formas (empleé las minis y las Hello Kitty de Arluy)
- cacao amargo en polvo para espolvorear

D) Para acompañar:
- un poco de merengue italiano
- unas cerezas
ELABORACIÓN:
1º) Triturar las galletas, añadirle la mantequilla ablandada y la leche tibia. Mezclar bien formando una bola amasada. Forrar la base de un molde redondo desmoldable con papel de hornear y cubrir dicha base con la masa de galletas, cuidando de que quede bien prensada y nivelada. Llevar a la nevera por un tiempo de, al menos, 2 horas.
2º) Derretir el chocolate al baño maría o en el microondas, según prefiramos. Dejar entibiar.
3º) Mezclar con las varillas el azúcar glass con el requesón hasta lograr una crema lisa. Incorporar la nata montada y remover con cuidado para no bajarla. Añadir el chocolate fundido y mezclar con una cuchara de palo o una espátula de silicona con movimientos envolventes pero ágiles y rápidos. Por último, echar el whiskey y remover bien.
4º) Forrar las paredes del molde con papel de aluminio o de hornear, según nuestras preferencias, y verter la crema anterior sobre la base de galletas. 
5º) Llevar al congelador y sacarla unos 15 minutos antes de servir. Retirarle el papel y espolvorearla con cacao amargo en polvo a nuestro gusto.
6º) Servirla acompañada de una cucharada de merengue italiano, de nata, de crème fraîche, así como un poco de fruta fresca, como unas cerezas, por ejemplo.
A tener en cuenta:
- Esta tarta es irlandesa y, por ello, llamamos al whisky "whiskey", pues en Irlanda se dice whiskey, mientras que los escoceses lo llaman whisky. Curioso, ¿no?.
- Esta tarta está deliciosa, pero cuidado con abusar, pues lleva muchas grasas saturadas (nata, requesón, mantequilla...). No es apta si tienen hipercolesterolemia. Además, también tiene muchas calorías, así que tomen una sola porción, ¿de acuerdo?.
- Pueden tomarla sin congelar; estará más blandita, pero igualmente buena. 
- Congelarla nos ayudará a desmoldarla con total facilidad.

Etiquetas: , ,