Paté de berenjena

Soy una fan de la berenjena. Me gusta su aspecto y su color y ese sabor tan particular me parece delicioso. Me encanta la berenjena a la plancha, rellena, tipo mousakka o lasaña, rebozada, al horno, caliente y fría... ¡Y me apasiona el paté de berenjena!. 
INGREDIENTES:
- 1 berenjena grande asada (o cocinada al vapor en el microondas)
- aceite de oliva virgen extra aromatizado a la trufa blanca (fue regalo de mi amiga Rosy, de Comer especial)
- sal gruesa
- un chorreón de zumo de limón
- pimienta negra (o blanca) recién molida
- 2 dientes de ajo

ELABORACIÓN:
1º) Eliminar la piel de la berenjena (es el único caso en que la retiro)
2º) Poner todos los ingredientes en el vaso americano o en el de la batidora. Triturar hasta lograr una crema fina y untuosa. Has de jugar con el limón y el aceite, para lograr el sabor que más te guste.
3º) Verter la crema en un recipiente de cristal y guardar bien tapado en la nevera.
A tener en cuenta:
- La berenjena es un manjar de dioses y un alimento maravilloso. Un 90% de la berenjena es agua, por lo que es muy baja en calorías y en grasas y, comida con piel, tiene mucha fibra. Contiene mucha cantidad de vitaminas (A, B, C, E...), minerales (hierro, fósforo, potasio...) e incluso ácido fólico, fundamental para mujeres embarazadas. Sus flavonoides son estupendos antioxidantes que ayudan a la prevención de enfermedades cardiovasculares, así como degenerativas y el cáncer. Las estatinas naturales que contiene, y que dan ese característico sabor amargo, son magníficas para disminuir el colesterol y los niveles glucémicos en sangre, así que ténganla en cuenta quienes tengan el colesterol alto y los diabéticos. Y olvídense de que pueda ser tóxica por la solanina (como las papas), porque es ínfima su cantidad.
- Casi siempre tengo en la nevera un recipiente con paté de berenjena, pues lo usamos como crema para untar los bocadillos e incluso para comer con unos pequeños bizcochitos como es el caso de estas fotografías. Incluso lo he usado para aliñar ensaladas de pasta corta. Si no lo han probado, les recomiendo que lo hagan. Con esta crema, podemos sustituir la mahonesa y otras salsas grasas no demasiado buenas para la salud y los sanwiches y bocadillos son exquisitos.
- Si a esta pasta le añadimos tahín o tahina, tendremos el delicioso baba ghanoush o baba ganouj, una pasta típica árabe que se hace machacando semillas de sésamo. En casa nos gusta mucho y con un buen pimentón agridulce es realmente supremo.

Etiquetas: , ,