domingo, 28 de agosto de 2011

Salmorejo a la menta

En casa somos adictos al gazpacho y al salmorejo. Pocas cosas nos gustan más para pasar los cálidos días del verano en los que comer platos muy calientes o contundentes se hace un calvario. Yo, como estoy en la república independiente de mi casa, como dice una conocida tienda de muebles y objetos para el hogar, preparo ambos platos a mi modo. Los aprendí de mi madre, sevillana, pero, con el tiempo, he ido introduciendo matices para adaptarlos a mi paladar y a mis gustos. Puedo decir que, incluso, los varío según me apetece un gazpacho más ligero y fresco o uno más cremoso y contundente. En fin, para gustos, los colores... Y éste es mi salmorejo de hoy; un salmorejo a la menta.
INGREDIENTES:
- 1 kg de tomates maduros y muy carnosos (yo me niego a eliminar las pepitas...)
- 150 ml de aceite de oliva virgen extra
- 50 ml de vinagre de jerez (reserva)
- sal gruesa
- 2 dientes de ajo
- 1 rueda grande de pan casero, mejor si está durote
- 4-5 hojas de menta

ELABORACIÓN:
1º) Pelar los tomates y echarlos en el vaso americano (o en la batidora) junto con el pan duro cortado en trozos. Incorporar el aceite y el vinagre al gusto. En mi caso, la cantidad de aceite varía en función de los tomates y, según la cantidad de aceite, le pongo más o menos vinagre. Tú prueba y busca tu opción preferida. Añadir la sal gruesa y las hojitas de menta. 
2º) Triturar bastante, hasta lograr una crema espesa, pero muy cremosa. Pruébalo hasta que lo encuentres a tu gusto y de tu familia. No hay otro medio de saberlo...
3º) Servir acompañado de unas hojitas enteras de menta fresca.
A tener en cuenta:
- En alguna ocasión le añado cebolla. ¿Por qué...?. Porque nos gusta mucho en casa y es buenísima para nuestra salud. A mí me gusta que sepa bastante a ajo, pues le da alegría y encima el ajo es un antibiótico natural estupendo. 
- Servido bien frío y en un bol es como una cremita, así que puedes tomarlo como primer plato. Si tienes un buen pan de campo o de payès, te aconsejo que lo untes con este salmorejo bien espesito; lo cubres con una loncha de buen jamón y a disfrutarlo con una cervecita fresca o un vinito que te guste. 
- El toque de la menta hace al salmorejo más fresco y el aroma es espectacular. Ya sé que no es muy ortodoxo, pero es que yo tampoco lo soy. 

39 comentarios :

  1. No pongo en duda que el aroma es espectacular. Me encantaría probar este toque mentolado... A mi me parece muy bien retocar las piezas clásicas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Cada cual lo hace según sus gustos y con menta ha de quedar muy refrescante, al menos a mi me gusta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. A mi no me gustan mucho pero son dos recetas que me recuerdan mucho a mi abuelito. Era el rey del gazpachito y el salmorejo.
    ¡Qué bonitos recuerdos me has traido!
    Besitos guapa.
    ;-D

    ResponderEliminar
  4. Un salmorejo con menta, esto se ve muy curioso, es cuestión de probarlo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Jova!! es que no veas el color mas rico que tiene , el toque de la menta lo tengo que probar, apuntada queda
    Mil besossssss

    ResponderEliminar
  6. Me parece una gran idea lo de la menta, así variamos un poquito y seguro que le da un toque diferente y buenísimo! Bss

    ResponderEliminar
  7. Se ve rico, pero yo no me atrevo con la menta por si luego no les gusta
    besos

    ResponderEliminar
  8. Querida Laura

    Fantástica receta, como siempre dan ganas de coger un avión y que nos invites.

    Con todo cariño y respeto por tu excelente trabajo te voy a dar un consejo por si te sirve.

    A veces se nos olvida que los que aprenden de nosotros no tienen nuestros conocimientos.. por eso aprenden de nosotros. Por ejemplo, sobre los órdenes de magnitud (cantidades aproximadas), esto es frecuente en los manuales de cocina: corregir de sal, sal al gusto, la sal que pida... Un aprendiz no sabe si es un granito, una cucharada o cien gramos. En tu receta falta ese dato aproximado de aceite (que luego habrá que corregir), pero que es una guía excelente para el novato.

    Si lo piensas en realidad no cuesta mucho esfuerzo ni mucho espacio, poner ese valor aproximado y creo que mejora mucho la divulgación.

    Besos y gracias por tu trabajo.

    Javi

    ResponderEliminar
  9. mmmmmmh...awwwwww!!!!! greetings from angie

    ResponderEliminar
  10. Esta receta se ve genial. Me la anoto.
    saludos

    ResponderEliminar
  11. Con menta??...debo probarlo...me fascina la idea!!!......apuntada!!.......Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  12. Si tú eres fanática del salmorejo y el gazpacho, yo lo soy de la menta. ¡Gracias por la receta!

    ResponderEliminar
  13. Yo encuentro que esa es la gracia de los platos, adaptarlos a nuestros gustos e innovar, al menos a mi me gusta la cocina de ese modo.
    Tiene que ser una delicia con el toque de menta, sin dudas lo probaré.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Yo llevo todo el verano alimentandome casi a base de gazpachos y salmorejos pero es que me encantan, me parecen tan ricos...

    Tendré que probar este tuyo con matices de menta por variar un poco!

    Un besito Laura!

    ResponderEliminar
  15. Interesante propuesta... nosotros tomamos gazpacho-salmorejo, casi todos los días de verano como primer plato y no hay forma de cansarnos.

    Besos y buena semana.

    ResponderEliminar
  16. hola lauraaa!!!pues mira que casualidad que iba a publicar en mi blog otra sugerencia tambien fresquita y arriesgada del gazpacho tradicional.....en este caso se añade una raja de sandia bien madura y no veas el sabor mas atractivo que coje el gazpachoo....ummmm!!!despues de este cambio le he cogido el gusto....

    ResponderEliminar
  17. Laura, en casa nos encanta el salmorejo y también lo preparamos a nuestra manera, lo más importante es que esté a nuestro gusto. Me encanta el toque de menta, tiene que ser muy refrescante.

    Bicos

    ResponderEliminar
  18. ¡Hola! Acabo de descubrir tu blog y me estreno con uno de mis platos preferidos, podría tomarlo todos los días. Nunca lo he hecho con menta, con albahaca sí pero habrá que probar algo nuevo ¿no?.Besos.

    ResponderEliminar
  19. pues en casa somos más de gazpacho, y no se por qué!!!! me gusta el toque que le has dado! besitos guapa

    ResponderEliminar
  20. Ay, qué desgraciadita soy, me gustaría ser como Moisés, todo le gusta.
    Ojalá pudiera decir, como de casi todo y me gusta, soy muy rarita.
    Sé que al que le guste, se relamerá, sin dudarlo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Seguro que la menta e va de lujo ,habra que probarlo si dices que esta rico seguro que lo esta wapa.
    Los fideos al curri con setas divinos ,tomo nota esta noxe caeran para la cena jis..jis.
    Bicos mil wapisimaaaaaaaaa.

    ResponderEliminar
  22. hola Laube! Adoro el salmorejo, es que me apasiona, nunca me canso, y no se me habría ocurrido nunca ese toque de menta que pienso probar, por supuesto.
    Este verano una amiga me comentó que sustituye el pan por media manzana y que también queda genial, yo todavía no lo he probado , no sé, la idea de la menta de ha llamado más!

    ResponderEliminar
  23. En casa nos encanta también ,aunque no se muy bién la diferencia entre el gazpacho y el salmorejo, creo que en casa hacemos gazpazcho ,al que añado una rajita de sandía.

    ResponderEliminar
  24. El toque de la menta me ha encantado. Me lo anoto porque aquí en casa el salmorejo triunfa. Buen día

    ResponderEliminar
  25. Ese toque de menta tengo que probarlo para poder opinar, de entrada me gusta mucho guapa...Besos

    ResponderEliminar
  26. Ningún plato es tan sencillo y exquisito como este. Facil y rápido, lo tiene todo incluido. No hay quien se resista a un salmorejo o su hermano el gazpacho.Divina presentación. Besos

    ResponderEliminar
  27. Pues la menta le tiene que dar un toque estupendo.
    BIquiños

    ResponderEliminar
  28. Hola Laura, un salmorejo de primera, aunque yo soy más de gazpachos. Estoy contigo, en verano lo mejorcito.

    Un besito

    ResponderEliminar
  29. ¿salmorejo con menta?nunca lo he probado, pero con lo que me gusta lo tengo que hacer.
    A nosotros también nos encanta, pero como este verano está siendo tan poco caluroso aquí en el Norte , pues lo he hecho más bien poco-
    besos

    ResponderEliminar
  30. Me quedo con el salmorejo porque no me gusta el pepino,pero nunca le habia puesto el toque de menta, y me ha gustado.Me encanta con rodajas de berenjena frita e ir mojando el salmorejo.
    besos esther

    ResponderEliminar
  31. Pues con menta no lo he probado, preparado ni te digo...es uno de mis pendientes en casa. Me la apunto a ver si de una vez me pongo ;)

    Bonita semana.

    ResponderEliminar
  32. mmmm, salmorejo a la menta!!! nunca se me hubiese ocurrido, pero desde ya te digo que lo voy a probar, porque al igual que en tu familia, en la mia tambien somos fans absolutos de los gazpachos y salmorejos, asi que en la proxima ocasión, probaré con la menta que seguro le da un toque delicioso!!!

    Besitos Laura

    ResponderEliminar
  33. Me gustan las personas que disfrutan haciendo suyas las recetas, aportando su toque mágico. La creatividad es un don que hay que compartir.
    Un salmorejo freso y aromático. Felicidades.
    *.* BESIKOS Laube.

    ResponderEliminar
  34. A mi también me encanta aunq en casa peleo para q se tomen un vaso, así que, lo hago poco pero voy a pasar de ellos y me haré un buen cuenco para mi, q tiene una pinta que no veas.
    bss guapa

    ResponderEliminar
  35. Salmorejo con menta. Me parece que esto lo pruebo ya. El sabor debe de ser super intenso. Me llevo tu receta Laura. Bss

    ResponderEliminar
  36. Pero Laura!! Esta receta tiene que estar de muerte. Además que color tan vivo le has dado al salmorejo. Deliciosa.

    Besos.

    ResponderEliminar
  37. Querida Laura, a María y a mi nos gusta mucho el gazpacho y el salmorejo--con unas lonchas de jamón ibérico sobre una tostada de rico pan; ¡qué ricoooo!-- y la verdad es que este plato nos invita a todos a mojarrrrrrrr!!!!.

    Gracias por tu cálido y cariñoso comentario en la entrevista para " El Rincón de Galicia", no solo eres guapa sino también muy riquiña como decimos en mi tierra.

    Un bico Laura y gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  38. Gracias a tod@s!. El colorcito se debe a emplear tomates canarios, pequeñines, muy maduros y muy carnosos. Yo no les suprimo las pepitas, pues tienen su alimento. La menta le da un toque y, sobre todo, aroma. No piensen que va a saber a menta, porque no es así... La menta se intuye, se deja querer...
    Sé que no es el plato tradicional al que estamos acostumbrad@s, pero hay que animarse a probar, a abrir la mente y a cultivar el paladar con sabores distintos.
    Si alguien lo prueba, que me diga... de acuerdo?
    Un besoteeeeeeee

    ResponderEliminar

Gracias por visitarme y comentar, pues sé que tu tiempo vale mucho.
Si quieres, puedes suscribirte a mis posts e incluso recibirlos cómodamente en tu email; sólo tienes que pinchar en "Suscribirse", botón situado en la parte de arriba de la columna de la derecha. Si ves que no te funciona ese método, dímelo y busco otra solución. También tienes la opción de suscribirte a mi newsletter o boletín de noticias.
¡Vuelve cuando quieras!. Te estaré esperando.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.