Tallarines vegetarianos con toque picante

Y hoy toca...¡pasta!. Nos encanta la pasta en todas sus versiones, pero especialmente aquéllas sencillas y con vegetales; de las que se preparan en menos de 15 minutos cuando llegas a casa, cansada, y con pocas ganas de meterte entre fogones. Por ello, te propongo una pasta a la que ningún miembro de tu familia podrá decir que no, pues lleva tomate, zanahoria, cebolla y guisantes, todo aderezado por las estupendas notas alegres que  da el chile rojo molido. 
INGREDIENTES:
- tallarines secos
- 1 cebolla grande cortada en jardinera
- 1 zanahoria grande pelada y finamente picada
- 1/2 vaso de guisantes congelados y cocidos
- 1 vaso de tomate triturado
- 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
- sal gruesa
- unas hojitas de menta fresca, comino en polvo y chiles rojos molidos

ELABORACIÓN:
1º) Preparar la salsa: pochar la cebolla en el aceite y añadir la zanahoria picada. Rehogar un par de minutos,  verter el tomate triturado y añadir un poquito de sal y de comino en polvo. Bajar el fuego y dejar que reduzca esta salsa. Incorporar los guisantes cocidos, espolvorear los chiles rojos molidos y remover para integrar sabores. Reservar.
2º) Cocer la pasta en abundante agua hirviendo con sal gruesa. Dejarla al dente.
3º) Montar el plato: poner un cucharón de la salsa en el fondo de un plato hondo y, encima, añadir los tallarines en rollitos hechos girando el tenedor. Adornar con unas hojitas de menta fresca.
A tener en cuenta:
- La salsa siempre debe hacerse primero y que sea quien espere a la pasta. Lo digo yo, pero, también lo afirma Martín Berasategui
- Esta salsa es bien sabrosa, no es pesada y está llena de alimento, así que recomiendo que sea un plato único.

Etiquetas: ,