Berenjenas aliñadas

En un par de días nos cae el otoño a quienes habitamos en el hemisferio norte. En estas fechas, el color del cielo y del mar en las Islas es sencillamente maravilloso. Hay que venir y comprobarlo in situ. No quiero ser mala, pero reconozco que cuando los colegios se llenan del bullicio de los chiquillos correteando por sus pasillos y los adultos volvemos a la rutina del trabajo, en esos días cobra sentido mi felicidad y tranquilidad en la playa. No puedo evitar sentirme pletórica disfrutando la playa para mí solita y unas pocas personas más. El mar azul, en calma y de agua límpidas y cristalinas me guiña un ojo invitándome a un chapuzón matutino. ¿Es o no eso la felicidad?. Sin duda lo es, como también lo es este hermoso plato de berenjenas aliñadas con el que participo en el concurso de Rosy, del blog Comer especial, que celebra sus seis meses como bloguera y más de ciento treinta seguidores. ¡Felicidades Rosy!.
El reto de Rosy es preparar una receta que no lleve cinco de los ingredientes que ella no puede comer debido a sus problemas gastrointestinales, a saber: lácteos y derivados, pimiento, tomate, picantes y café. Puede parecer fácil, pero a una fan del tomate y del pimiento como soy yo le parece una odisea peor que la de Ulises; pero puedo decir muy contenta que he conseguido superar el reto con una receta que mi madre preparó hace unas semanas, imitando una anterior de una amiga suya, y que me cautivó. Es una delicia, tan fácil y saludable...

INGREDIENTES:
- 3 berenjenas peladas y cortadas a bastoncitos gruesos
- aceite de oliva virgen extra del mejor que tengan en casa
- el jugo de un limón y un poco de la ralladura de su piel
- un manojo hermoso de cilantro fresco y picadito
- sal fina
- 1 diente de ajo muy bien majado

ELABORACIÓN (se sorprenderán de lo fácil que es):
1º) Meter los bastoncitos de berenjena pelada en una bolsa de asar al microondas. Añadir un pizco de sal y un buen chorreón de aceite.
2º) Cerrar la bolsa bien, hacerle unos agujeritos y llevarla al microondas, cocinándola en dos tandas de 3 minutos cada una, dejándolas reposar unos 5 minutos entre tanda y tanda. Dejar que la berenjena se enfríe completamente en la bolsa y suelte sus jugos.
3º) Colocar la berenjena y sus jugos en una bandeja o fuente plana, esparciéndola bien. Regarla con el zumo de limón mezclado con el ajo majado y una buena cantidad de aceite de oliva virgen extra. Rectificar de sal y espolvorear el cilantro picado. 
4º) Dejarla reposar en la nevera al menos 1 hora antes de servir.
A tener en cuenta:
- En este blog hay varias recetas con berenjena, como el paté de berenjena que parece haber gustado mucho; la milhoja de calabacín y berenjena con queso de cabra y vinagreta de miel; la moussaka griega, un clásico que en casa adoramos; etc. Échales un vistazo y verás todo lo que puedes hacer con una simple berenjena.
- Ya he hablado en numerosas ocasiones de las propiedades maravillosas que tiene la berenjena, así que a esas entradas me remito.
- En la receta de la amiga de mi madre se eliminaban las pepitas de las berenjenas, pero yo siempre me resisto a mutilar a los vegetales. Creo que las pepitas de berenjenas, tomates, calabacín, etc. son su alma y, de quitarlas, eliminaríamos parte de su esencia, de su magia curativa... Yo no lo haría, pero tú eres reina en tu casa y puedes adaptarla a tus gustos y necesidades. Sin embargo, recuerda, comer no sólo es un acto de disfrute, sino que su función principal es aportarnos nutrientes para poder vivir de manera saludable.
- En vez de hacer la berenjena al microondas, pueden recurrir al horno sin mayores problemas.
Siempre lo digo, pero me gusta que lo sepan: si les gusta y prueban a hacer estas berenjenas aliñadas, cuéntenme qué les pareció el plato, si modificaron algún ingrediente, etc. 

Pasen una estupenda semana, sonrían y sean felices.

Etiquetas: , , ,