¡Llegó mi AIG 2011!

Una niña nerviosa. Parecía una niña que estrenaba zapatos nuevos. Una gran ilusión nos embarga cada año al recibir el paquetito del AIG. Se supone que llegó ayer, pero, no estaba en casa, y he tenido que ir a recogerlo hoy a la oficina de Correos. Deseaba tantísimo llegar a casa y abrirlo...

Empezando por la preciosa caja que venía en el paquete, todo, absolutamente todo me ha encantado. Y pudiera parecer una exagerada o que lo digo por compromiso, pero no... Mis AIG siempre aciertan y preparan unos paquetitos con tanto esmero que parece que me conocieran. ¿Que quién es mi AIG 2011...?. Pues se trata de Pilar, de Cazuelicas. Casi no la conocía y supongo que tampoco ella a mí, pero si se fijan bien en el regalazo, todo parece haber sido elegido por alguien que sabe cómo soy y qué cosas me gustan. Pilar, ¿sabías que las cajas me chiflan?. No las colecciono, no; las guardo y siempre les doy uso o las regalo, así que la cajita de Mickey y la de las galletas, en cuanto nos las zampemos en casa, ya estarán cumpliendo alguna función en las estanterías de mi estudio.
¿Por dónde empiezo...?. Como he mencionado las galletas... ¿Han visto que maravilla de galletas?. Son preciosas y todas distintas; de delicados colores y que da pena llevárselas a la boca. Pero... ¡están riquísimas!. Como pueden apreciar, a medida que iba sacando fotos, alguna que otra ha desaparecido. No sé si para cuando llegue Marc quedará alguna... ¿Se han fijado en el precioso tapete o camino de mesa con el muñequito de las galletas bordado?. Es un juego junto con el agarrador de calderos o manopla. ¡Divinos y muy elegantes!. Les daré mucho uso. No me gusta guardar. Me gusta usarlo todo. Me encantan las cosas bonitas y tenerlas siempre cerca de mí. Igualmente daré buena cuenta (y más rápido de lo que creen) de ese foie gras. Ya estoy dándole vueltas a la cabeza a ver cómo lo preparo. 

¡Y el ovo de Lékué!. ¿Han visto...?. Lo vi hace un par de semanas y le comenté a Marc: "Marc, esto será lo próximo que compre para la cocina". Se me van los ojos a los artículos de Lékué. Son tan prácticos y originales. Tengo algunas cosillas de esa marca y son geniales. No se quedan en los cajones relegadas a un uso esporádico. No, no... Pilar, ya he visto tu receta y entraré en la web del producto para indagar más. Ya estoy deseando estrenarlo.

Me ha gustado muchísimo el muñequito de tela con pajarita y botones rojos. Me parece una lindura y desde ahora está colgado en la puerta de entrada a casa. No sé si lo has hecho tú, pero me ha encantado. Y qué decir de ese precioso marcador que doy por sentado que has hecho tú misma pues está firmado... No sé si sabías que soy una enamorada de la botánica en general y que me parece un detalle realmente bonito. A mi libro de cabecera de cama va directamente. 

Y los platillos-cuencos... Estos van a estar más tiempo fuera que dentro del armario de la cocina. Me van a venir genial para las fotos del blog y para las reuniones con amig@s. Creo que ya le tengo pensando cuál será su primer uso. 

¿Sabes a qué me he resistido...?. A ese billete de 500€ tan difícil de ver en la calle. Tengo unas ganas de abrirlo y darle un bocado. Pero no, voy a esperar a la tarde a que llegue Marc. A ambos nos apasiona el chocolate. ¡Qué contención voy a exigirme!. 

Pilar, mi niña, qué gustazo ha sido abrir el paquete y disfrutar como una chiquilla pequeña, con sonrisas, nervios, alguna miguita de galleta cayendo sobre la mesa... Te agradezco enormemente el esmero y delicadeza que se aprecia en todo el regalo. Ya irás viendo el uso que le voy dando a todas las cosillas. ¡Muchísimas gracias!. 

A Jo le agradezco que haya organizado este jaleo. Es verdad que debe ser un lío de impresión, pero supongo que también reconforta observar tanto cariño y diversión. ¿A que sí...?.

Etiquetas: