domingo, 18 de diciembre de 2011

Sopa de Año Nuevo... o del día después

Se abre una nueva ventana en el Calendario de Adviento de Whole Kitchen: la del día 18 de diciembre. A través del cristal puedes ver la casa de mi familia, donde la mezcla de materias primas de mi tierra con sabores mestizos, medio canarios, medio andaluces, ha desembocado en platos y recetas muy variadas, sabrosas y siempre con aroma a caseras. Como esta deliciosa sopa de Año Nuevo o del día después.
Cuando Whole Kitchen me pidió que formase parte de este curioso y bonito calendario, no me lo pensé dos veces, pero, luego, surgieron mis dudas, mis cavilaciones. La idea era mostrar una receta propia de la Navidad de mi tierra, las Islas Canarias, y que rezumase tradición o una cierta nostalgia de las cenas familiares de estas fechas. Y aquí fue donde vacilé y debo reconocer que me ha costado mucho decidirme.

Por un lado, tengo la enorme suerte de tener una madre que es una joya en todos los sentidos y que en la cocina es imaginativa e inconformista. Por otro lado, esa pasión de mi madre por la innovación en los fogones ha llevado a que en nuestras comidas familiares nunca se sirviese la misma comida. En estas fechas, la mesa de la casa de mis padres siempre incorporaba carne, especialmente para mi padre, como cabrito guisado, pata asada, un redondo relleno o, últimamente, pavo y cordero. Pero con lo que mi hermana, mi madre y yo disfrutábamos era con el montón de entrantes, aperitivos y canapés con el que mi madre nos agasajaba. Ella no repetía jamás una comida; siempre le ha gustado lucirse y le salía, y le sale, todo riquísimo. No he podido, por ello, encontrar un plato recurrente en la mesa familiar de la Navidad. Sin embargo, si hay algo que recuerdo con detalle y que es capaz de emocionarme y ponerme la piel de gallina es la sopa que mi madre preparaba durante el día 31 de diciembre y que tomábamos con fruición en la comida del día 1 de enero. Adoraba esa sopa, tanto que he adoptado esa tradición en mi propia casa.
La sopa de Año Nuevo o del día después es una sopa completita, deliciosa, humeante y que deja el estómago reposado, contento y listo para afrontar el comienzo del año. Es una sopa sin muchos artificios, poco sofisticada, pero te deja el cuerpo como la seda. No tiene nada de especial, gastronómicamente hablando, salvo el esmero con el que mi madre la preparaba y el gusto con el que la tomábamos el día 1 de enero. ¡Maravillosa!. La sopa de Año Nuevo de mi madre sigue siendo la que más me gusta. No he conseguido llegar a igualarla, por lo que me suelo llevar un tupper de su casa a mi casa sin ningún rubor.
INGREDIENTES:

- un pollo entero (mi madre ponía gallina y me chiflaban los huevitos que aparecían como por sorpresa en la sopa y que ella guardaba siempre para mí)

- 400 g de morcillo de ternera

- 200 g de garbanzos (se habrán puesto en remojo el día anterior)

- 3 zanahorias medianas

- 1/2 cebolla

- un trozo de pimiento rojo rojo y un trozo de pimiento verde

- un par de puñados de fideos finos de sopa, estrellitas, etc.

- 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra

- sal gruesa al gusto

- un pizco de laurel en polvo y de pimienta negra

- 2 ramas de hierbabuena (hierbahuerto en Canarias) fresca

- 1,5 l de agua

ELABORACIÓN:

1º) Calentar el aceite y dorar un poco la carne de ternera en la olla a presión, lo justo para sellarla bien.

2º) Colocar el pollo en la olla. Yo le retiré parte de la piel, pero sólo parte (mi madre jamás se la quitó y supongo que por eso le quedaba tan rica). Incorporar el trozo de ternera, la cebolla, los pimientos, las zanahorias peladas y cortadas en trozos groseros y los garbanzos. Verter el agua por encima de todo, cerrar la olla y cocer a fuego medio-bajo durante 1 hora. Apagar y dejar que enfríe del todo (terminará de coger todos los sabores y el caldo quedará sabroso).

3º) Retirar los pimientos, pero dejar la cebolla desmenuzada. 

4º) Sacar el pollo y retirarle la piel y todos los huesos. Reservar la pechuga para otra comida (por ejemplo, un pollo al curry) y desmenuzar la carne de los muslos, de la carcasa y de las alitas, echándola al caldo. Trocear la ternera en pedazos de a bocado y echarlos igualmente en el caldo. 

5º) Poner a calentar la sopa, añadir la sal, espolvorear un poco de laurel en polvo y de pimienta negra y, cuando empiece a hervir, bajar el fuego y añadir los fideos y las ramas de hierbabuena. Retirar del fuego pasados 5-6 minutos, según el grosor de los fideos.

6º) Servir calentita, poniendo en cada plato unos trozos de carne de ternera, de pollo, de zanahorias, de cebolla y de garbanzos. Acompañar con unas hojitas de hierbabuena fresca.
A tener en cuenta: 
 - Una vez se hace el caldo, puedes colarlo para eliminar impurezas de la carne. Quedará más bonito, más fino, pero yo nunca se lo vi hacer a mi madre y su sopa era y es única.
 - En alguna ocasión he añadido apio a la sopa. Queda bien, pero roba protagonismo a la hierbabuena y, personalmente es el sabor que prefiero en esta sopa en concreto.
 - Si no añades sal, ni laurel en polvo, ni la hierbabuena y lo cuelas bien, puedes tener un caldo estupendo para arroces o cualquier guiso.
 - ¿Se pueden creer que me olvidé de poner garbanzos en la escudilla a la hora de sacar las fotos y de añadir los fideos en el último hervor de la sopa?. ¡No lo olviden ustedes!.

¿Qué...?. ¿Te vas a animar a preparar esta sopa de Año Nuevo?. Sean felices... Coman sano y de rechupete.

44 comentarios :

  1. Una buena sopa, sin duda,anque yo con lo que me gustan las sopas la como el día de añonuevo. Cualquier día.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Riquísima y sin duda una forma estupenda de comenzar el año. En casa de mis abuelos también se tomaba la famosa sopa de la abuela Dolores, a veces le ponía tanto fideo que se quedaba la cuchara de pie, ay, lo que nos reíamos.Besos guapa y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  3. Me la llevo a mi casa, pero me la tomaré el dia despues!! que seguro que necesitaré una limpieza de todo!! jaj besos

    ResponderEliminar
  4. Que caldo más ideal para calmar los excesos de estos días. Mi madre suele hacer un caldo parecido a este en Navidad y le pone huevitos , bueno ahora lo llaman yemas , ella sabe que a mi me tiene que poner muchas en mi plato porque me encantan.
    Bonitas fotos.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  5. Que sopa tan RIQUISIMA, esto en vez de sopa tendria que llamarse resucuta fiestas , porque estoy seguro que despues de un plato de esta sopa te quedas como nuevo , besitos y FELICES FEIESTAS¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  6. Que rica... y ya lo creo que ira de fábula en año nuevo con el trote que no amos aqui... Me la apunto y asi la dejare preparada
    Un besazo0o guapa y felices fiestas

    ResponderEliminar
  7. Me apunto a todas las sopas !!! esta me gusta mucho!!!!me la llevo, que mañana me toca y a mejor la hago!!!Bss

    ResponderEliminar
  8. Perfecta para recomponerte de las comidas copiosas de estos dias!!
    Besos

    ResponderEliminar
  9. HUMM QUE RICA ! Me la apunto . un abrazo desde menorca y felices fiestas !!

    ResponderEliminar
  10. Una entrada preciosa!! Sabes que mis hermanas y yo también disfrutábamos (y disfrutamos) más con los entrantes de mi madre que con los platos principales? Y después de tantos días de comidas copiosas no me extraña que esta sopa os agradara tanto para celebrar el primer día del año...un besito guapa, como siempre tus fotos son preciosas!!

    ResponderEliminar
  11. Hola, buenos días. Acabo de descubrir tu blog y me encanta! Desde ahora mismo soy tu fiel seguidora. Y las fotos super chulas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Qué bien sienta a "las madres" este caldito.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  13. Y que bien sienta una sopita así el día de Año Nuevo!!. Hasta parece que te recompone un poquillo el cuerpo después de tanta comilona y dulces.

    besines

    ResponderEliminar
  14. Laura tu sopa será un buen entrante para este año que comienza,un buen reconstitutente,que necesitaremos para afrontarlo.Las fotos invitan a ello.
    Te felicito,un saludo.

    ResponderEliminar
  15. En casa el caldo se hace en Nochebuena. Es algo que sigue preparando mi abuela, suerte que aún la tengo. Con su gallina, jamoncito, hueso de ternera, mil verduras, ... No hay nochebuena sin ese caldo, nuestra sopa tradicional es esa noche.

    ResponderEliminar
  16. Me encanta esta sopa! aunque en casa no son gran amantes, ya veré...pero la probaré! :-)

    ResponderEliminar
  17. No sabes la ilusión que me ha hecho descubrir esta mañana que el día de hoy te tocaba a ti abrir la ventana de Adviento de WK, compartiendo mi ventanita en el de Noema!
    Me gusta mucho tener sangre mezclada de diferentes lugares, igual que tú, y esa mezcla de culturas hace que tengamos nuestras propias tradiciones que llenan nuestros recuerdos :)
    Una de las mejores maneras de mantener esa memoria viva es a través de la cocina, y qué mejor época que la navidad para ello! Una sopa riquísima, reconfortante, nutritiva... me ha gustado mucho tu entrada!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. mmm!!! qué sopa tan rica y reconfortante, sin duda la mejor alternativa para dar alivio a cuerpo y alma después de una noche movidita jijiji!!!

    ResponderEliminar
  19. esta receta es ideal para estos dias de frio, para calentarse el cuerpo y el alma.

    ResponderEliminar
  20. ¡Qué rica!, una receta fantástica Laura.
    besitos guapa

    ResponderEliminar
  21. Una sopa sensacional, nutritiva y reconstituyente. De nuevo me llama la atención la hierbabuena, ya viste que hicimos un puchero sevillano que la llevaba, y nos encantó. Nosotros también empezamos el año con una sopa, una sopa al cuarto que mezcla mar y montaña, y nos apasiona, y sólo la comemos una vez al año. Puedo entonces entender perfectamente que guardes unos recuerdos muy especiales con la sopa.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Desde luego, después de tanto dulce y tanto abuso, una sopa es lo que pide el cuerpo el día después. Todo un acierto haber escogido esta receta.

    Me acordaré cuando la esté degustando estas navidades.

    ResponderEliminar
  23. Ummm, qué buena sopa para "desengrasar" los excesos de la cena de Nochevieja! Con lo que nos gustan en mi casa las sopas sin duda la probaré.
    Un besazo. Vivi

    ResponderEliminar
  24. Es que es una sopa 10, perfecta para entonarse y desintoxicarse.
    Enhorabuena a tu madre por ella.
    Un beso y feliz navidad.

    ResponderEliminar
  25. La sopa es mi plato favorito, no hago comida que se precie sin ese primero, enhorabuena por compartir algo tan delicado y con esas connotaciones familiares, un beso

    ResponderEliminar
  26. Qué sopa tan deliciosa para año nuevo o para cualquier día de navidad con la de excesos que se cometen esos días!

    ResponderEliminar
  27. Qué curioso! En mi casa es justo lo contrario, siempre se suelen comer las mismas cosas en Nochebuena, jamoncito, queso, caña de lomo, gambitas, pate...y la super sopa que hace mi madre que a mi me encanta! A ver si me animo y la publico alguna vez!
    Tu sopa tiene una pinta estupenda!

    Besos

    ResponderEliminar
  28. Huuuuuuuuuum que rica esta sopa, me ha encantado leer la introducción la descripción de la cocina de tu madre, imaginativa como la de mi madre también, y llena de sabores, una propuesta deliciosa
    besos

    ResponderEliminar
  29. me encanta, Laube, voy a mi casa, en Almería, esta Navidad, y tomo nota para prepararla, me ha apetecido un montón, además, me encanta el toque tan original de la hierbabuena !(hierbahuerto en Canarias :))

    ResponderEliminar
  30. Laura, una entrada fantastica!!! Tu madre se debe haber ruborizado al leerla!!!
    Me ha encantado esta sopita que, como bien dices, debe dejar el cuerpo lista para afrontar el año nuevo...
    Un besote enorme!
    Sònia

    ResponderEliminar
  31. Una sopa estupenda, y además con la historia que tiene detrás, más que más :)

    Creo que has hecho una gran elección para tu propuesta del calendario, aunque a mi me encantaría conocer las otras opciones que barajabas, seguro que son estupendas... a la espera de que las publiques nos quedamos todos :)

    Un beso muy fuerte !!

    ResponderEliminar
  32. Me encanta Laube, no soy de seguir tradiciones, me gusta innovar, tal cual lo hace tu madre, por que siempre lo mismo?. Yo de las comidas lo que más disfruto es el aperitivo, todo ese cóctail de bocadillos, lástima que no tengo cenas donde me inviten y en mi casa para los dos no hago nunca entrantes porque luego quien se come la cena :(.
    Solo por curiosidad, mira que las sopas no las como nunca con huesos de animal, pero con una pechuguita de pollo si que la haría, que es el mogollo de ternera?, nunca había escuchado eso.
    Adoro las sopas, ya lo sabes y la verdad que si se come en abundancia sienta perfecta para ir limpiando el cuerpo.
    Preciosa entrada amiga, me ha encantado verte en el calendario.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  33. Esta sopa me parece que reanima a cualquiera!!! ;P me gustan todas las sopas el mundo!!! jajajajja. besitos guapa

    ResponderEliminar
  34. Laube!!
    Que sopita más sana y deliciosa, me la anoto para estos días de excesos.
    Es mágico el calendario de adviento, me encantó.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  35. Laura, preciosa entrada!!!! Me ha hecho gracia el hecho de que no hayas podido encontrar un plato recurrente en vuestra mesa de Navidad... A nosotros nos pasa más o menos lo mismo ;-)
    Sin embrago, no me extraña que hayas adoptado la tradición de esta sopita para el día de Año Nuevo. Una sopa como ésta es ideal para el día después. Con esos ingredientes tiene que estar muy rica... Y qué lindas las fotos!!! Enhorabuena!
    Te deseo una Feliz Navidad, espero que la disfrutes al lado de toda tu familia.
    Besos.

    ResponderEliminar
  36. Me encantan las sopas del 1 de enero, la de mi tía es toda una tradición y sigo sin igualarla.
    Me gusta la receta de tu madre con hierbabuena, tiene que saber a gloria. Me la llevo, pero para cualquier día del año :o)
    Y a innovar estas navidades !!!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  37. Reconstituyente después de una cena copiosa y rica, rica... lo de las hojas de hierbabuena (hierba huerto lo llama mi suegra)en el caldito es típico en Canarias (mi suegra siempre la pone y me encanta). Besos

    ResponderEliminar
  38. Esta sopa se ve deliciosa !!
    Me gusta la sopa en todo el año .

    Un beso , cuídate y felices fiestas .
    Nancy

    ResponderEliminar
  39. La sopa me encanta, pero lo que me parece más entrañable son esos recuerdos que se quedan con nosotros para siempre!! Un abrazo, Alicia.

    ResponderEliminar
  40. Querida Laura, cómo no vas a disfrutar de una sopa tan sabrosa con unos ingredientes tan ricos como los que nos has aportado.

    En lo que no estoy muy de acuerdo contigo, ja,ja,:) es en tu afirmación sobre que la sopa de tu querida madre no la puedas superar :). Son fáciles de comprender tu apreciación personal y tus sentimientos porque una madre es una madre y a su rica cocina asociamos no sólo aromas, colores y sabores sino sobre todo, el apetitoso y delicioso cariño que has/hemos recibido y continúas recibiendo de ella.

    Tú cocinas muy bien Laura y tu sopa estará igual de rica que la de tu mamá;¡no lo dudo compañeira!.

    Mis padres ya no están entre nosotros físicamente pero estarán siempre conmigo en mi corazón porque las personas que amamos son y serán siempre irremplazables y en estas fiestas tan entrañables se echan mucho de menos no sólo su presencia sino también ¡muuuuchas cosas más! :(.

    El consejo-recomendación, ja,ja :) de este amigo bloguero que te aprecia mogollón es que tomes buena nota (apuntes)Lauriña y dile a tu mamá que te instruya en el noble arte de la cocina.

    ¡No te preocupes Laura!, esta receta ya no se perderá gracias a vuestra generosidad pero el resultado de ponerla en práctica, su delicioso sabor no será el mismo en todas las cocinas, porque el aderezo especial del cariño canario, su secreto,lo tiene tu madre para vosotros.

    Te envío besos con cariño y os deseo a todos, a ti y a todos tus seres queridos una ¡Feliz Navidad! y un estupendo año 2012.

    ResponderEliminar
  41. Comería esa sopa durante todas las fiestas!!! jajaja!! se ve realmente deliciosa! Y un plato calentito con este frio...

    Un besito guapi y felices fiestas!!

    Vanesuky.

    ResponderEliminar
  42. Ay que recuerdos!!! Es la sopita de mi abuela, por supuesto sin apio, yo no lo conocía hasta que era mayor!!! Aquí no se usaba en nada!!! Y los huevitos de la gallina, mi abuela me los apartaba para mí, jajaaa!!!
    Deliciosa sopa, levanta a un muerto!!!!
    Besos y Feliz Navidad!!!

    ResponderEliminar
  43. yo no soy nada sopera, en cambio mi hija todo lo contrario y seguro que disfrutaría muchisimo de esta sopa ;)

    Felices Fiestas, Paula
    http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net
    http://galletilandia.cultura-libre.net

    ResponderEliminar

Gracias por visitarme y comentar, pues sé que tu tiempo vale mucho.
Si quieres, puedes suscribirte a mis posts e incluso recibirlos cómodamente en tu email; sólo tienes que pinchar en "Suscribirse", botón situado en la parte de arriba de la columna de la derecha. Si ves que no te funciona ese método, dímelo y busco otra solución. También tienes la opción de suscribirte a mi newsletter o boletín de noticias.
¡Vuelve cuando quieras!. Te estaré esperando.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.