domingo, 15 de enero de 2012

Cortadillos de cidra

Hoy presento una receta que no debería tener cabida en este mes de enero, pues en estas fechas yo debería hacer exclusivamente recetas y platos ligeros a modo de desintoxicación de los excesos de las fiestas navideñas, pero ustedes me permitirán hacer un pequeño paréntesis en honor a un buen amigo que cumplió sus cincuenta años ayer sábado 14 de enero. ¡Feliz cumpleaños Donato...!.
Donato fue mi profesor de francés en la Escuela Oficial de Idiomas. Ambos empezábamos algo: él su andadura en su profesión de profesor en Gran Canaria; yo, como estudiante de francés. Él tenía 26 años y yo 16. Era (y es) un profesor estricto, exigente y efectivo. Sabía lo que podía obtener de cada alumno e iba a por ello. Muy estimulante en sus enseñanzas, enormemente comprometido con su responsabilidad y con sus alumnos. Pocos profesores he tenido mejores que él. 

Con el tiempo, Donato ha dejado de ser mi profesor de francés y ha pasado a ser un amigo. De hecho, hemos formado un grupo de amigos que, no por casualidad, somos ex-alumnos de Donato, más los agregados, como dice mi amiga Encarna. El viernes noche celebramos su cumpleaños y yo llevé estos cortadillos de cidra que le encantaron y creo que contribuyeron a aliviar un poco el dolor tras su pequeña intervención quirúrgica. Donato, esta entrada va por ti, aunque sé que la receta la va a hacer Orlando... ¡Mes félicitations!.
INGREDIENTES (unos 24 cortadillos como los de las foto):
- 500 g de harina (420 g de harina de trigo y 80 de harina de arroz)
- 250 g de manteca de cerdo
- 125 ml de vino blanco seco
- 20 ml de anís
- la ralladura de la piel de un limón
- 120 g de azúcar glass y un poco más para espolvorear al final
- 350 g de cabello de ángel casero (más adelante, la receta...)

ELABORACIÓN
1º) Atemperar la manteca. Ablandarla con una cuchara de madera. 
2º) Incorporar la harina, el azúcar, el vino blanco, el anís y la ralladura de limón. Amasar bien hasta lograr una masa muy lisa, blanda y maleable. Hacer una bola con ella y dejarla reposar unos 20-30 minutos. 
3º) Con la masa, hacer 2 porciones. Enharinar un poco la zona de trabajo y el rodillo y hacer un rectángulo con cada una de las porciones. Cada rectángulo de masa debería cubrir el 75% de una bandeja de hornear y ser, más o menos, de 1/2 cm de espesor.  
4º) Colocar uno de los rectángulos de masa sobre la bandeja de hornear cubierta con papel sulfurizado, extender por encima, y de manera homogénea, una buena capa de cabello de ángel. Cubrir con el otro rectángulo, estirándolo un poco si fuera necesario para cubrir completamente el cabello de ángel. Pasar delicadamente el rodillo por encima para nivelar. Pasar los dedos por todo el perímetro de la masa para darle forma recta y que, luego, queden bonitos los cortadillos de los bordes de la plancha. 
5º) Precalentar el horno a 180ºC y hornear la masa a esa temperatura durante unos 18-20 minutos. Si en los últimos 5 minutos se empieza a tostar por encima, podemos cubrir con papel de platina, aunque no es imprescindible, pues ese doradito ayuda a compactar la plancha de masa y cabello de ángel.
6º) Sacar del horno y dejar enfriar completamente. 
7º) Cortar en cuadraditos lo más iguales posibles y espolvorear con azúcar glass para que parezcan nevados.
Much@s de ustedes ya me van conociendo y saben que soy más amante de lo salado que de lo dulce, así como detesto las grasas saturadas. Pues bien; este dulce tradicional andaluz, del triángulo Sevilla-Écija-Cádiz, es mi contradicción más grande. De niña, mi madre compraba los cortadillos de una famosísima marca y yo me sentaba y degustaba con fruición esta delicia. También son riquísimos los elaborados en una céntrica dulcería sevillana, de parada obligatoria, diría yo, si van a la capital hispalense. Ya mayorcita, cuando he querido probarlos, me han parecido distintos; peores, para qué negarlo. No tenían esa textura maravillosa que tanto me gustaba y tampoco eran jugosos, así que me olvidé de los cortadillos de cidra, hasta que hace unos cuantos meses volví a verlos en Asopaipas, el blog de José Manuel, un puntal en la recuperación de dulces y otras recetas tradicionales de su tierra. Los cortadillos de José Manuel me han servido de inspiración y, salvando que yo no usé ni vainilla, ni canela y reduje la cantidad de azúcar glass, seguí sus pasos y experiencia. 
A tener en cuenta:
- La masa es realmente una exquisitez y al empaparse del cabello... En fin, sin igual. Pensé que no iban a quedar igual que los que recordaba, pero debo decir que quedaron de infarto. No voy a poder hacerlos mucho, porque destruirían mi reputación de cocinera saludable. ¿O no...?.
- Debo confesar que la harina de arroz la introduje por pura casualidad: me había quedado sin harina de trigo y no me apetecía salir a comprar más, así que eché mano de la harina de arroz. Y creo que dio un puntillo interesante a la textura. 
- Puede parecer que la masa es difícil de manejar, pero no olviden que mientras menos la manoseemos, mejor, pues permanecerá aromática y jugosa. A mí no se me partió, ni abrió, pero, parece ser que pasa en algunas ocasiones, así que, si les pasa, no se asusten y vuelvan a unirla como si fuera plastilina. 
- Para darle forma rectangular yo usé el rodillo y, luego, ya colocada en la bandeja de hornear, le fui dando más forma con los dedos, estirando un poco de aquí y de allá. Es un dulce casero; no tiene que quedar como si lo hubiera hecho una máquina.
- He hecho un esfuerzo increíble para reservar cortadillos hasta hoy domingo, desde que los hice el viernes a media mañana. ¿Por qué...?. Para probar la textura según iban pasando los días. Hoy estaban mucho mejor que el viernes. ¡Palabrita!. 

No es una receta sana. ¡Para nada...!. Eso sí, es un dulce de rechupete... Con un cafelito, como decimos por las Islas, manjar de dioses.  

49 comentarios :

  1. Por un amigo...lo q haga falta, hasta saltarse la norma de recetas saludables!

    y lo de repetirla...bueno, siempre q no se entere nadie, la reputación seguirá estando impecable...eso si, tienes q saber guardar el secreto...

    yo me comeria una...por la pinta de las fotos tiene q ser un vicio...

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  2. Qué pinta tan buena!!! pues yo creo que esta receta si es sana, aunque sea un dulce, porque es casero, lo que no es sano es comprar dulces industriales, pero tus cortadillos son buenísimos, besos mil!!!

    ResponderEliminar
  3. Qué pintaza, Laura, y eso q yo no soy forofa del cabello de ángel!

    ResponderEliminar
  4. YA se los había visto a José Manuel y no caí en la tentación, pero creo que con los tuyos no voy a poder resistirme. Geniales. Un besote de Oli de ENTREBARRANCOS

    ResponderEliminar
  5. Esto si que es una receta de infarto jejeje
    Te ha quedado estupenda y es un pecado pero yo no creo que tampoco no sea sana, aunque tengamos que consumirla con moderación :o) No he visto nada de aditivos raros, conservadores...
    Menudo homenaje para tu profe!!!
    Besos y feliz domingo,
    Palmira

    ResponderEliminar
  6. Que ricos los cortadillos, a mi padre le entusiasman!! Buena receta, Gracias, Cuchara de Oro a esa delicia!

    ResponderEliminar
  7. A mí me gusta lo salado, pero los dulces le dan alegría y color a la vida, me encantan!!! Te han quedado de rechupete, buenísimos, ese relleno debe ser una delicia.¡Felicidades a Donato!!!

    ResponderEliminar
  8. Bueno, de vez en cuando el cuerpo tiene que disfrutar, más allá de lo que le dicte el sentido común jejeje. Bueno deduzco que este dulce esta muy marcado en tu vida, conozco a algún amigo que también le pasa, y normal que eso haya sido suficiente para recordarlo saltándote a la torera tus principios básicos sobre una buena alimentación :).

    Eso está bien...

    A mí personalmente no me hacen mucha gracia, pero tengo que reconocer que los probaría, te han quedado de maravilla, y si encima te has inspirado en la receta de Jose Manuel, bravo. Es para mí el blogger que mas entiende de repostería tradicional de este país.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Ay mi niña!! Me enantan y te han quedado de muerte, parece q los estoy saboreando!!!
    Besos tocaya

    ResponderEliminar
  10. Eso, Laura, con un cafelito!!!
    Nunca he probado nada parecido, y mira que he estado en Andalucía y soy dulcera empedernida...ya nos dirás el nombre de la dulcería para cuando pasemos de nuevo por Sevilla...si quieres mientras te dejo la dirección y me mandas alguno para irlo probando!
    Feliz tarde dominguera!

    ResponderEliminar
  11. Que receta más rica y se nota que los hiciste con mucho cariño!! Se nota que sientes un gran aprecio por tu ex-profesor!!

    Un besito guapi,

    Vanesuky.

    ResponderEliminar
  12. Laura yo te ayudaría a comerlos, me parcen una verdadera delicia.
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Unos cortaditos deliciosos que para una ocasión especial bien merecen la pena. El cabello de angel no es que me guste mucho pero supongo que se pueden rellenar con una crema o incluso mermelada. Besotes

    ResponderEliminar
  14. Buena forma de celebrar un cumpleaños!
    Te quedaron estupendos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Yo no conocía este dulce hasta estas navidades pero ya son de mis favoritos. Me quedo tu receta.
    Buen día

    ResponderEliminar
  16. Laura están magníficos y a mi personalmente me da igual lo que he comido en las fiestas, nunca me niego a un buen dulce, así que no te preocupes, tú sigue deleitándonos con estas recetas tan buenas, además yo tampoco estoy publicando recetas light precisamente .....
    Felis domingo.
    Un beso.
    Claudia

    ResponderEliminar
  17. Un postre delicioso para un cumple!!!! seguro que tu amigo te lo va a agradecer todo el año, con la compañia de un café o en mi caso un té, la tarde sería perfecta!!! Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  18. No te preocupes Laube, que hasta los más sanos tienen una contradicción en sus vidas, es más, voy por "pon una contradicción en tu vida!", es que de vez en cuando hay que despeinarse, no?.
    (el slogan da para concurso :D)

    Es un dulce con seguridad delicioso, nunca lo había visto. Destacable me parece lo que hace José Manuel, el rescatar su identidad.
    Un beso y cariños para Donato.

    ResponderEliminar
  19. Por un amigo se salta una lo que haga falta y si estan de rexupete como estos mas.
    Te han quedado de lujoooo.
    Bicos mil y feli domingo wapa.

    ResponderEliminar
  20. Hola Laura.

    ¡Es que cuesta tanto resistirse a un dulce! Yo procuro durante la semana comer ligero pero el desayuno y la merienda del domingo es sagrada. Y estos dulces me parecen ideales para esos momentos, la pasta es deliciosa, y la verdad es que lo presentas tan guapo que da gusto verlos. Te quedaron fabulosos, de 10.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Pues felicidades a Donato!!!! gracias a él tenemos esta rica receta!!!! muchos besitos guapa

    ResponderEliminar
  22. Que dulce tan rico, con el cabello de ángel y esa masa con anís , una tentación irresistible! un beso

    ResponderEliminar
  23. Madre mia deven de estar de rechupete¡¡¡¡.Yo hago la cidra con hojaldre,pero estos me tienen una pinta muy buena.Que tengas buena semana

    ResponderEliminar
  24. Qué historia más curiosa y más bonita el que seais amigos desde hace tanto!! Que se recupere pronto y que disfrute mucho de estos cortadillos, a mi me encantan!

    Besos

    ResponderEliminar
  25. Que recuerdos!!! Mi padre viene de esa zona de Sevilla y mi niñez esta llena de estos deliciosos dulces... Mil gracias por compartir y por hacerme revivir esos recuerdos y esos sabores...
    Un besazo para ti y otro para el cumpleañero
    Sònia

    ResponderEliminar
  26. Laube, una bomba calórica sin duda pero tienen pinta de ser deliciosos. La verdad es que no los conocía ni los había visto nunca y me ha encantado como nos has explicado tu historia con ellos.
    El cumpleaños supongo que un éxito total con este postre tan delicioso.

    ResponderEliminar
  27. Qué buenos están los cortaditos! Y hechos en casa seguro que están mucho más ricos!
    Un besico.

    ResponderEliminar
  28. A mi el cabello de angel no me gusta nada! pero esta si me la haces con chocolate me la quedo, ja ja!!hago como las ensaimadas, vacias:))) besotes.

    ResponderEliminar
  29. No me gusta nada el cabello de ángel, pero creo que no podría resistirme a probar estos cortadillos... La masa parece deliciosa!
    Qué bonito que hayáis creado una amistad de tantos años que empezó como relación profesor-alumnos :) Seguro que al cumpleañero le encantaron!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  30. Cuando he visto tu receta (lo de ser calórica me importa menos porque ha de haber excepciones) me hizo sonreir porque tengo varios botes de cabello de ángel que hice el año pasado, pero tengo que confesarte que el que lleve grasa de cerdo me ha matado, no me gusta nada, seguro que la mantequilla es igual de pesada pero no me lo parece, ya sabes, manías. A lo mejor intento hacerlo sustituyendo por mantequilla..

    De todas formas muuuuchas felicidades para Donato y para ti por haber hecho este dulce en su honor.

    Como no lo había hecho antes te deseo un felicísisisiisissimo año y que nos sigamos visitando

    un besazo enorme

    ResponderEliminar
  31. Laura, es verdad que no es una receta sana a las que nos tienes acostumbrados pero a veces hay que saltarse la norma, sobre todo si te la saltas con estos cortadillos tan deliciosos.
    Yo me llevo unos pocos.
    Besos

    ResponderEliminar
  32. Yo no soy muy amiga del cabello de angel, pero con esa pinta no podría resistirme y me comería uno..... dos o....... tres.... trocitos, que ricos!!!!!!!!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  33. Bueno Laura de vez en cuando un pecadito se puede permitir, si solo es eso....

    Además tienen una pinta magnífica!!

    Un beso

    ResponderEliminar
  34. Laura! Feliz año!!! Madre mía que descastada estoy...

    Aqui vengo a visitarte porque los cortaditos de cidra me han atrapado por completo! No me gusta el cabello de ángel comprado, pero la verdad que la masa del cortadito está taaannnn buena, que al final ni me molesta el cabello jeje Además caseritos aisss para comer tres de un golpe.

    Felicidades a Donato por tener una alumna-amiga tan estupenda...y también por el cumpleaños jejeje

    A bientôt, ma cherie!

    ResponderEliminar
  35. Qué maravilla encontrar con un profesor así, lo que daría yo por albergar un sentimiento aunque fuese parecido por los que han sido mis maestros... Riquísima receta y preciosa la letra!!
    Bicos.

    ResponderEliminar
  36. Hola mi Laube!!!
    No te imaginas lo que me has transportado a mi infancia con estos cortadillos!...ya ni me acordaba de este dulce y ahora me muero por volver a probarlos!
    te quedaron mucho más bonitos de los que yo recordaba, eso es lo que tiene que sean caseros!:)
    felicidades a tu amigo!..es bonito tener amigos de siempre y conservarlos!! :)
    cariños mi Laube linda!!!
    Juana

    ResponderEliminar
  37. Que ricura! Es una delicia de postre! Quiero ver si consigo cabello de angel, pero sino me la ingenio con un dulce de fruta criollo.

    Un saludo y que pases un feliz semana.

    ResponderEliminar
  38. pues yo soy más de dulce así que también celebro el cumpleaños de Donato! :)
    ahhh!!! que gustazo cabello de ángel y encima casero... ¡cómo te pasas!

    ResponderEliminar
  39. Qué bien seguir manteniendo contacto con el profe de los 16 años.

    Joyeux anniversaire pour lui¡!

    Petó

    ResponderEliminar
  40. Laura, Felicidades a tu amigo Donato, (una história preciosa, no crees?) Que profesor y alumno lleguen a compartir una linda amistad, y a pesar de la diferencia de edad...
    Pues como no, también felicitarte a ti por estos maravillosos cortadillos, que estan para incarles el diente!!! Menos mal que no tengo que desintoxicarme ni nada parecido!!! Me los comía todos!!!

    Un beso, guapisima.

    ResponderEliminar
  41. Precioso tu blog! que verguenza que nunca te había visitado. Y aunque esta receta no es sana tiene una pinta divina.

    ResponderEliminar
  42. ¡Laura, por Dios bendito, esto es una auténtica tentación, qué lujo! ¡Se ven espectaculares! ¡Me llegas a pillar por ahí y subo de peso que es un gusto del atracón que me doy! Besos y feliz día.

    ResponderEliminar
  43. Cortadillos de cidra!!! mmMMM!!!. Txiki contigo aprendo cada cosa más ricaaaaa!!!... Yo nunca los he visto pero me parecen divinos. Prepara la cafetera que voy pal cafelito,
    Besos guapísima!

    ResponderEliminar
  44. Laura, en primer lugar una estupenda receta, y si te la permito en este mes en el que todos estamos eliminando toxinas de las pasadas fiestas. En segundo lugar tus amigos deben de estar muy orgullosos de ti, yo lo estaría. Y en tercer y ultimo lugar y no por ello menos importante esta receta me lleva a mis raices, a mis recuerdos, tanto mis padres como mi mujer son de Écija, mi madre trabajó de joven haciendo cortadillos en una fábrica de ese pueblo y mi mujer también trabajó durante muchos años en ella, de modo que los cortadillos han sido siempre un presente en mi vida... y me siguen gustando ;) pero nunca me planteé el hacerlos en casa, todo se andará, gracias por compartirla. Bezitos!

    ResponderEliminar
  45. Yo con tu permiso, los miro y me chupo los dedos, ¡¡QUE ESTOY A DIETA!!

    Un besito

    ResponderEliminar
  46. Muy buenos, no conocía la receta.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  47. Sabes, los CORTADILLOS DE CIDRA, son un o de mis manjares dulces favoritos, los compro solo en época navideña porque me suman michelines y con el frío se quema más, pero nada que ver con estos tuyos que tienen una aspecto DELICIOSO y a juzgar por los ingredientes deben estar BUENÍSIMOS!!!

    ResponderEliminar
  48. Felicidades a Donato! y a ti por esta receta, tienen una pinta fantástica !! (y que casi me lo pierdo...). Yo sólo los probé una vez, pero me voy a animar a hacerlos, qué ricos!

    Un bso

    ResponderEliminar
  49. Hace tiempo que no pasaba por aquí y me encuentro con esto!! Mmmmm, no sé si sano, pero de rechupete seguro!!!!
    Me encanta ese relleno de cabello de ángel, tiene que estar delicioso.

    Las fotos preciosas ;-)

    besotes

    ResponderEliminar

Gracias por visitarme y comentar, pues sé que tu tiempo vale mucho.
Si quieres, puedes suscribirte a mis posts e incluso recibirlos cómodamente en tu email; sólo tienes que pinchar en "Suscribirse", botón situado en la parte de arriba de la columna de la derecha. Si ves que no te funciona ese método, dímelo y busco otra solución. También tienes la opción de suscribirte a mi newsletter o boletín de noticias.
¡Vuelve cuando quieras!. Te estaré esperando.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.