domingo, 26 de febrero de 2012

Albóndigas especiadas (al horno)

Hace algún tiempo que quería cocinar albóndigas, pero siempre había algún otro plato suculento que se colaba y acababa acaparando mi atención culinaria. ¡Hasta hoy!.
¿A quién no le gustan estas ricas pelotitas de carne molida bañadas en alguna rica salsa?. Yo creo que la mayoría de las personas que conozco respondería con un "me chiflan las albóndigas". ¿Qué opinan ustedes de las albóndigas?. ¿Les gustan a todos en su casa?. ¿Las suelen hacer con frecuencia?. A Marc y a mí nos gustan mucho, pero, la verdad, reconozco que soy un poco perezosa para prepararlas; más que nada, porque es una receta que suele ocupar gran parte de la mañana si se hace cien por cien casera. Además, ya saben ustedes que la carne no es un alimento que yo cocine frecuentemente y, cuando lo hago, casi nunca considero el plato como apto para subirlo al blog. ¿Por qué...?. Pues porque la carne no me llena, salvando excepciones. Y el pobre Marc, con lo que le encanta comer carne, ha terminado asumiendo que es como yo, una cabra que se alimenta de hierbajos.

Me apetecía hacer y comer albóndigas, pero con algo especial. No las clásicas albóndigas en salsa de tomate, sino unas que hicieran suspirar y anhelar algún lugar exótico, lleno de ritmos cadenciosos y, al tiempo, con aires mediterráneos. Cerré los ojos y me transporté a un lugar imaginario, lleno de especias preciosas, sabores dulzones y algunas hierbas aromáticas cuya fragancia se impregnase en mis manos al arrancarlas de la mata. De hecho, me he llevado las manos a la nariz y he podido oler a albahaca recién cortada. Es un aroma extraordinario y tan potente que rápidamente me lleva a pensar en un plato de pasta con una cucharada de pesto por encima. ¡Y hasta se me hace agua la boca!. Curiosidades sensoriales. ¿Tienen ustedes algún aroma que asocien de manera inmediata con algún plato?. ¿Me lo cuentan...?.

¿Qué destacaría yo de estas albóndigas...?. Destacaría que las pelotitas de carne quedaron tiernas y sabrosas; con un toque afrutado y dulzón, al tiempo que fresco por el maravilloso aroma de la albahaca, que hizo las delicias de nuestro almuerzo de sábado. Ni que decir tiene que la salsa especiada dejó un aroma perfumado en casa y fue el perfecto complemento de las albóndigas. Además, hacerlas al horno merece la pena cuando haces bastantes, porque son menos calóricas, al tiempo que ensucian menos la cocina (y para mí eso es muy importante y da puntos a cocinar al horno). Y como las acompañamos de unas papitas nuevas al horno, sólo con sal gruesa y pimienta negra, compusieron un plato de lo más rico y del que disfrutamos muchísimo. 

¿No quieren picar una...?.

51 comentarios :

  1. Pues yo te cuento: en casa nos chiflan a los tres la albóndigas, me da una pereza tremenda hacerlas y... Hoy comemos albóndigas :)
    Por supuesto me llevo tu receta, me ha parecido exquisita.
    Besos y feliz domingo

    ResponderEliminar
  2. Que aspecto mas delicioso! Seguro que a los mios les encantan, me pasa lo mismo que a ti, las hago muy poco y la verdad es que no cuesta nada hacerlas. Feliz domingo

    ResponderEliminar
  3. Me encantan, me gustan bien especiadas, sabrosas. Un saludo, Clara.

    ResponderEliminar
  4. Que buena pinta!!! Me encantan las albóndigas, pero fíjate que al horno no las he probado y con eses salsita especiada tienen que estar de rechupete. Yo soy mucho de especias, sobre todo de orégano, que se lo echo a "casi" todo. Besiños, feliz tarde de domingo.

    ResponderEliminar
  5. A mi me has conquistado con las especias, y eso de ponerle pasas a la carne...yo hago albondigas, pero no es uno de mis platos favoritos, la carne no me tira mucho...si tengo q elegir, voy al pescado...pero estas tuyas las pruebo!

    ResponderEliminar
  6. Tienes razón, no conozco a nadie que no le gusten!! Son latosas, pero el resultado es increíble, yo también las hago totalmente naturales, hago un cargamento y congelo, termino agotada, pero merece la pena, con el mismo trabajo me da para varias veces!!
    Yo les añado solamente canela a las tradicionales que se hacen en casa y esta receta tuya va mucho conmigo que soy muy amiga de las especias!!
    A mí el olor del hierbabuerto me transporta a la sopa de pollo con fideos, recién cogido de la huerta, se te queda el olor impregnado en las manos!! El olor de la cascara de limón me lleva al arrroz con leche y así podría seguir un rato!!
    Me guardo tu receta, estas caen seguro!!
    Besoss

    ResponderEliminar
  7. En mi casa nos encantan aunque no hago muy a menudo por pereza... Las mejores que he comido son las de una amiga que les pone canela y están de morirse de ricas! Me llevo tu receta, tienen una pinta... Besicos.

    ResponderEliminar
  8. Pues en serio que no te tomo el pelo cuando digo que yo tb hace tiempo que quiero hacer albóndigas y al final, acabado haciendo otra cosa!!

    Me ha gustado esta salsa que le pones con esas especias, así tb hacemos más cantidad de la mezcla de especias y la tenemos para otras preparaciones que seguro que tb queda muy bien!

    Me las llevo y a ver si así hago las albóndigas, al fin :)

    Besos!!

    ResponderEliminar
  9. Otra opcion para hacer albóndigas!! Esta no la he probado..
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Que suerte tienes de tener un modelo!, jejje, a mi ni por chiste.
    La verdad, verdad, nunca me han gustado las albóndigas, pero es por la carne, lo siento!
    A mi el aroma que me vincula con la comida italiana, digamos la pasta o la pizza es la albahaca, no encuentro nada más delicioso.
    Un besito amiga.

    ResponderEliminar
  11. Hola preciosa, yo como tu hago pocas veces porque me da pereza :(, pero cuando lo hago son muy parecidas a las tuyas!..me encanta ese toque que me hace pensar en Grecia, que es donde las he comido asi!
    para mi el olor a la canela es el mejor..me transporta a mi infancia, cuando mi madre me hacia arroz con leche y yo lo cubría con ella :)
    pero hay tantos tantos olores!!!!...
    tus albondigas son preciosas y para alguien que no le gusta la carne te luciste mi guapa!

    ResponderEliminar
  12. Pues a mi no me gustan, jajaja! Bueno, es porque como poca carne, pero de todas formas recuerdo que no eran mi pasión cuando era pequeña, era más de hamburguesas caseras. Pero tengo muchas ganas de hacer albóndigas porque mi novio es un gran carnívoro y le encantan, así que me llevo tu receta que me ha gustado mucho :). Aunque no las coma, me gustará prepararlas con tantos aromas... Y sí, la albahaca recién cortada es una maravilla :). Otro olor que me lleva a un plato es el romero (patatas asadas) y el tomillo (pollo asado de mi madre).

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. En casa nos gustan de casi todo, carne, pescado, más a mí que soy una glotona ja,ja, se ven muy ricas y la presentación de la entrada me ha encantado.Besos.

    ResponderEliminar
  14. Yo las veo fantásticas y ya imaginarme el aroma de la albahaca, como dices... ummm.
    En casa nos gustan mucho las albóndigas, de cerdo, de ternera, de pollo, de cordero... en salsa, con verduritas, fritas, sólo cocidas en la salsa... de todo tipo, creo que en el blog he aburrido un poco con ellas alguna temporada. Y es que me encanta la carne sin dejarme la mandíbula floja, jejeje.
    Un beso, feliz domingo.

    ResponderEliminar
  15. Exquisita receta, Laube. La probaré. Un besote de OLI de ENTREBARRANCOS

    ResponderEliminar
  16. Me gustan mucho estas pelotitas....me ha llamado la atención lo de hornearlas....la verdad es que e en muy ricas....besos

    ResponderEliminar
  17. Hola Laura.

    Tengo que reconocer que no soy mucho de especias, más bien nada, costumbre heredada de mi madre que nunca utiliza ninguna en su cocina, pero lo que me ha encantado ha sido lo de prepararlas al horno, vaya idea tan buena, salen mucho más ligeras y seguro que están deliciosas, eso me lo apunto. Te quedaron estupendas y con un color fabuloso. Buenísimas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Uhmmmmmmmmmmmm me encantan las albóndigas y en mi casa a todo el mundo. Tienen una pinta deliciosa con esas fotos. Una receta original al manos para mí. Me gusta el toque de las pasas y el horneado. Tengo que probarlas. Besossssssssss

    ResponderEliminar
  19. por favor qué aspecto!!! de 10!!. Y como explicas todo el post, se nota que a estas albóndigas les diste el protagonismo que se merecen, y todo tu cariño para mostrárnoslas.

    Y al horno, como ya te he dicho otras veces... soy super fan tuyo!.

    ResponderEliminar
  20. divinas seguro, esta version diferente que has hecho la pinta que tienes en la cazuela invita a probarlas ya
    beso

    ResponderEliminar
  21. Parecen bien ricas, enhorabuena por hacernos babear.
    Besitos

    ResponderEliminar
  22. Nunca he probado albondigas hechas al horno... Que buena idea !! La salsa especiada muy rica! Besos

    ResponderEliminar
  23. Que fotos Laura!!! Sera el modelo? Sera la fotografa? Sera la pinta espectacular de esas albonfigas? Un cumulo de todo, estoy segura!!!
    En casa las albondigas SIEMPRE caseras... y, lo mejor, que las hacemos en familia!!! Nos encanta, sobretodo a mi hija mayor, hacer las bolitas... jijijiji
    Me quedo con dos cosas: cocerlas en el horno (nunca se me habria ocurrido hacerlo!!! Y eso que tiro mucho de horno... incluso hago las croquetas!!!!! ainsssssss) y con esa salsa especiada.... mmmmmmmm
    Un besote preciosa
    Sònia

    ResponderEliminar
  24. Huuunnn... me encantan, solamente que nunca las hice al horno y se ven deliciosas, besos

    ResponderEliminar
  25. me gustan estas albondigas pero la opción del horno aún más!! besos

    ResponderEliminar
  26. No me extraña que en DAP se fijaran en esta receta, es espectacular! Con la albahaca fresca me pasa lo que a ti, es el aroma más evocador que conozco. Y con el resto de las especias del plato componen una auténtica sinfonía. Vamos, otro recetón de los tuyos! Un besazo Laura.

    ResponderEliminar
  27. Qué decirte Laura. Están perfectas, preciosas, super apetecibles. Me gusta esa técnica de hornearlas, para otras recetas que prepare, lo tendré en cuenta. Un besazo

    ResponderEliminar
  28. En casa nos gustan mucho ,pero nunca las hice al horno.

    ResponderEliminar
  29. madre mia Laura, me as dejado muerto, tienen que estar de muerte, estas las hago yo seguro, con lo que me gusta a mi las especies, venga un saludo.

    ResponderEliminar
  30. Hola!que buenas recetas, he descubierto esta página www.cazarecetas.com, donde puedes subir tus recetas, promocionar tu blog y además se dan premios a quien más recetas tenga. Quizás te interese. Echale un ojo. Saludos y vaya PINTAZA las fotos agagaagaaa

    ResponderEliminar
  31. Hola wapa, cómo estás??? Yo he estado liada haciendo un curso y prácticas a la vez, así que he estado un poco desconectada de los blogs. Hoy intento ponerle remedio a ello. Veo que has hecho ligeros cambios en el blog, me gustan esos subrayados ;)

    Me alegra que hayas puesto receta de albondigas, para mi son una debilidad ;)

    Besos. Paula

    ResponderEliminar
  32. yo ando investigando.el otro dia las hice al vapor,a ver si pruebo al horno

    ResponderEliminar
  33. Salvo por la falta de afición a la carne, no sabes cómo me identifico con lo que cuentas de las albóndigas. Me encanta comerlas, pero me cuesta hacerlas, porque yo también las hago caseras y te lleva tiempo. Pero luego, siempre las comemos de una vez. Y lo de hornear en lugar de freir: de 10. Las próximas irán al horno, seguro. La salsita con el aroma de albahaca me la puedo imaginar, y a estas horas, se me hace la boca agua.
    besos

    ResponderEliminar
  34. Jo que ricas y jugosas se ven en las fotos!

    Un besito

    ResponderEliminar
  35. A mi me encantan las albóndigas pero no es un plato que haga de forma habitual. Ahora bien, cuando las preparo, disfruto mucho. ¡Se ven muy apetecibles y las fotos, como siempre, una maravilla! Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  36. Que ricas, esa salsa especiada me encanta, adoro la canela y cada vez la uso más en los platos salados, me encanta el aroma que les da.
    En casa nos gustan mucho las albóndigas, antes las preparaba yo pero últimamente Iván me quita el puesto y el prepara la carne y yo la salsa.

    Bicos

    ResponderEliminar
  37. ¡¡ Precisamente las he preparado este mediodía para cenar hoy !! Me ha gustado ése toque de albahaca (la malagueña la tenemos fresca entre Julio y Agosto, de hojas muy pequeñitas, pero con un olor penetrante, mediterráneo como tu bien dices).
    Yo tampoco soy muy de carne, lo mio es el pescado....pero me amoldo a mi marido (el es más carnivoro que yo).....
    Si te gusta variar, mira unas que suelo hacer con canela....sé que te gustará (por si quieres cambiar un poco en otra ocasión)
    Un abrazo.
    Por cierto preciosas fotos.

    ResponderEliminar
  38. Ummmm esta receta se la voy a pasar a Antonio, mi cocinero jejejejjeej para que le de un toque nuevo a las albóndigas. Gracias laube.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  39. Gracias por esta receta, la verdad es que siempre acabo haciendo las albóndigas con la receta de mi madre y me apetece cambiar, un saludo

    ResponderEliminar
  40. Las esp´cias me gustan mucho con las carnes y con las albóndigas las voy a poner!!!!si las ve mi marido se te come 15!!! las adora:) Bss

    ResponderEliminar
  41. En casa nos gustan muxo las albondigas y es una de las comidas que no suele faltar una vez por semana a mi no me da pereza hacerlas.
    Asi tienen que estar muy ricas yo al horno aun no las he exo nunca,tomo nota pues se ven deliciosas.
    Como siempre receta y presentacion son de 10 points.
    Bicos mil potita mia.

    ResponderEliminar
  42. Vamos, para chupa pan y come¡!

    Petó

    ResponderEliminar
  43. Laura que ricas!! te han quedado magníficas, a mi me encantan las albóndigas, pero así, caseras!!
    Un besito.
    Claudia

    ResponderEliminar
  44. Wow que ricas!!!!!!!!!!!
    Últimamente parece que las albóndigas me persigan, estoy viendo muchas recetas con ellas y a cual más rica, pero es que me dan una perezaaaaaaa, no sé porqué es una de las cosas junto con las croquetas que más pereza me dan y mira que me gustan porque me encantan, pero......
    Me llevo tu receta a ver si me dedico un día a ellas.
    Besitos

    ResponderEliminar
  45. Impresionantes, Laurita, además de verse deliciosas, lo explicas todo tan bien que se pueden hacer con los ojos cerrados. Yo también tengo ganas de comer albóndigas y después de ver las tuyas, muuuuucho más.

    Me encanta el soporte de las albóndigas, SANTO Marc que se presta, jajajjajaja.

    biquiños

    ResponderEliminar
  46. Sí quiero picar una, pero la pantalla me lo impide XD

    ResponderEliminar
  47. Laura, me encantan las albóndigas, tengo que probar esa salsita especiada seguro que deliciosa...Qué buena idea el hacerlas en el horno. Bezitos.

    ResponderEliminar
  48. La salsa me parece deliciosa, en casa probé algo parecido pero mi Sr. Marido opinó que era demasiado "dulce" (paladares poco abiertos a las pruebas). La idea de hornearlas me parece genial, seguro que lo pruebo.

    ResponderEliminar
  49. ¡Hola guapa! ¡Cuánto tiempo sin venir a tu cocina! Ahora que ya estoy de vacaciones, y puedo disfrutar de más tiempo libre, me voy a poner las botas en vuestras cocinas, je je.

    ¿Una especia que asocie con algún plato? La albahaca con la salsa de tomate. El pimentón con las albóndigas. El curry con el pollo. La canela con la manzana. Y yo qué sé cuántos más olores. ¿Sabes qué? Justo encima de la vitrocerámica tengo el mueble especiero y me encanta abrirlo y olerlo. ¡Ummm!

    Las albóndigas nos encantan en casa. Las suelo hacer al modo de mi madre: con una salsa a base de cebolla y pimentón. Fíjate que no las hecho jamás con tomate, y no será porque no dicen que está buena ... Me gustan de cordero con arroz, de mezcla de carne con bacon como guarnición de una sopa de verduras. Y estas especiadas tuyas me atraen muchísimo. Y es que las especias que has usado me chiflan. A excepción de la pimienta, sabrás que en un bizcocho logras un toque tan diferente ...

    Un besito!! Feliz domingo!!

    ResponderEliminar

Gracias por visitarme y comentar, pues sé que tu tiempo vale mucho.
Si quieres, puedes suscribirte a mis posts e incluso recibirlos cómodamente en tu email; sólo tienes que pinchar en "Suscribirse", botón situado en la parte de arriba de la columna de la derecha. Si ves que no te funciona ese método, dímelo y busco otra solución. También tienes la opción de suscribirte a mi newsletter o boletín de noticias.
¡Vuelve cuando quieras!. Te estaré esperando.