domingo, 19 de febrero de 2012

Ensalada de rabanillos, papas nuevas y aguacate

Este fin de semana hemos disfrutado de unos cielos azules y límpidos realmente bonitos. Después de pasar unos días bastante fríos para lo que en Canarias estamos acostumbrados, han llegado unos días tibios y reconfortantes. Y, claro, el campo está tan lindo cuando luce el sol... 

Aprovechamos el sábado, desde tempranito, y podamos árboles, recogimos las papas, algunas naranjas y, como no, esos relucientes rabanillos. ¿Les gustan los rabanillos a ustedes?. Éstos están deliciosos, no son picantes y son estupendos comidos en crudo.  
¿Han visto qué papas más chulas...?. Este año no son especialmente grandes, pero les puedo asegurar que casi saben a nueces. Ya he cocinado la mitad de la calabaza y con la otra mitad... ¡Ya les contaré!. Naranjas van quedando pocas, pero llegaremos a marzo sin problemas y cargados de vitamina C. Aún no debería haber maracuyás maduros, pero cogí cuatro que ya habían caído de la planta y si han caído es que están en su punto. Aparte, tomillo, romero, perejil, cilantro, hierbabuena, albahaca y orégano. El apio fue plantado hace poco, así que habremos de esperar... ¿Usan ustedes las aromáticas...?.
Los rábanos, rabanillos, rabanitos o como les llamen ustedes son una raíz tuberosa de la familia de las crucíferas (coles, coliflores, etc.). Si supieran la cantidad de propiedades que tienen estoy segura de que les harían un hueco en su despensa, pues son, casi, un medicamento natural. Los rabanillos tienen cantidades enormes de vitamina C, por lo que poseen muchos antioxidantes, favorecen la formación del colágeno, de los dientes y los huesos. Mejoran la cantidad y calidad de los glóbulos rojos y ayudan a sintetizar el hierro que tomamos con otros alimentos. ¿Quieren saber más?. Tienen mucho ácido fólico que ayuda a producir glóbulos blancos y rojos, favoreciendo el sistema inmunológico y ayudando al organismo de la mujer embarazada. Además, el rabanillo está pletórico de minerales (calcio, potasio, yodo, etc.), destacando la importancia que los compuestos azufrados en la lucha contra el cáncer. Y les puedo decir que de todo lo que he leído deduzco que sus propiedades anticancerígenas son realmente grandes si lo integramos en nuestra dieta semanal
¿Tienen problemas para ir al baño?. Pues olvídense de esos yogurines con los que nos machaca la publicidad día y noche, y pongan rabanillos en su plato. Tienen muchísima fibra al tiempo que son diuréticos por su alto contenido en agua. Además, la fibra que poseen arrastra todos los restos sólidos que quedan adheridos a las paredes de nuestros intestinos, librándolos de bacterias perniciosas para nuestra salud. ¡Esto sí que ayuda a la lucha contra el estreñimiento!. Si suelen padecer de muchos gases, tómenlos con un poco de moderación. 

¿Les huelen mal los pies...?. ¿Tienen un sudor de olor fuerte?. Pueden hacer lociones o infusiones que se convierten en estupendos desodorantes naturales. ¿Sufren problemas de tiroides?. El rabanillo les ayudará a equilibrar la glándula tiroidea.
Los rábanos suelen comerse crudos, especialmente en ensaladas o como guarnición de determinados platos de carne e incluso de pescado. Basta aderezarlos con aceite y sal, pero un buen vinagre con acidez equilibrada, o un chorreón de limón los hará aún más sabrosos. En países de Centroeuropa, rehogan los rabanillos y los trituran, mezclándolos con cebolla o con col y construyendo unas salsas deliciosas y potentes para acompañar determinadas carnes. ¡Yo estoy deseando hacer algo en esa línea!. Pero no tenemos que olvidarnos de las hojas de los rábanos, pues son igualmente deliciosas; incluso hay quien dice que parecen espinacas. Si tienen interés en este aspecto, decirles que tengo pendiente una receta con las hojas de los rábanos. Quizás caiga algún post en próximas semanas.
No pretendo convencerles de que coman rabanillos si no les agrada su sabor y su textura, pero supongo que el alarde de propiedades de este maravilloso vegetal debería haber ayudado a que, al menos, estén pensando en incorporar los deliciosos y crujientes rábanos a su dieta semanal. ¿O ni siquiera eso...?.
Una ensalada sana y de rechupete...

47 comentarios :

  1. Me muero de envidia al ver esos rabanitos, esas patatas, esa calabaza...ese campo! Quién tuviera tu suerte. Besotes

    ResponderEliminar
  2. Que gozada poder disfrutar de todos esos productos cultivados por uno mismo... ahora tus recetas se llenarán de sabor. Besos

    ResponderEliminar
  3. Que ensalada tan rica...se me hace la boca agua de mirarla. la estaba mirando con mi hijo y le has recordado el tiempo que hace que no los come y lo mucho que le gustan.
    Que envidia de huerto, que cositas ricas
    besos

    ResponderEliminar
  4. Qué pinta tiene todo!! Cuando nosotros vamos a la casa de Teror venimos cargados!!! Ya cogimos las últimas naranjas y también papas, están de vicio!! Y siempre me traigo romero, tomillo, orégano, perejil, cilantro, hierbabuerto, qué placer usar productos cultivados por uno mismo!!
    Me encanta el aspecto del blog, la receta escrita me chifla!!
    Besos

    ResponderEliminar
  5. ¡Deliciosa Laura!, un ensalada exquisita y con productos frescos. Me ha encantado.
    besitos

    ResponderEliminar
  6. Madre mía maravillosas fotos, y bueno, esta ensalada es un lujo que ya quisieran muchos restaurantes estrellados o llenos de tenedores. Vaya lujazo!!.

    Sí, me gustan los rabanitos, aunque los comemos poco. Y esas patatas....

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Qué envidia de fotos! Echo de menos mi Murcia en días así, de invierno-primavera cuando aún hace fresco pero luce el sol, da gusto ir al campo :)
    No tenía ni idea de que los rábanos eran tan, tan, tan saludables! Pero sí que me gustan mucho, asados o crudos, tu ensalada es súper apetecible. ¿Sabes que mis tíos suizos los incorporan a su desayuno, crudos, sobre pan? Les encantan!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Akane, tienen buen gusto tus tíos suizos!!!!!

      Eliminar
  8. Muchas gracias por tu visita, guapa. Menuda cosecha que habeis hecho este fin de semana.

    Por cierto, el pan para la propuesta de Whole Kitchen tiene una pinta deliciosa.

    Un besín,

    Lore

    ResponderEliminar
  9. No sabía yo de todas estas propiedades de los rabanillos, a mi no me apasionan pero a mi abuelo le encantan! Intentaré comer más a menudo ;) Bss

    ResponderEliminar
  10. Estos rabanillos son milagrosos absolutamente !!, jajaja, bueno, casi, porque hay que ver cuántas propiedades tienen, no sabía yo esto.. Y claro, la ensalada, super saludable, y qué rica! Muy interesante este post :)

    Un beso muy fuerte !!

    ResponderEliminar
  11. ¡Un auténtico lujo poder disfrutar de un huerto así!
    El sabor de las papas.....ainssss; me agencié unas de la variedad recara y estaban de muerte....
    Buena semana, besitos.

    ResponderEliminar
  12. Una ensalada deliciosa, me encanta. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  13. ¡Qué suerte de poder disfrutar de productos tan frescos y tan bonitos!
    Su sabor y sus virtudes para nuestra salud son inmejorables.
    La receta es estupenda, me gustan tanto las ensaladas con patatas... Y me he alegrado leer tantas cosas sobre los rábanos porque son mi próximo cultivo en mi mini huerto urbano :o)
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  14. Que gozada poder disfrutar de un huerto así, sabiendo de donde vienen las verduras que vas a cocinar y llevar a tu mesa! Siempre me han encantado los rabanitos, así que me apunto esta ensalada que tiene que estar riquísima.
    saludos

    ResponderEliminar
  15. La verdad es que ayer hizo un día estupendo para ir al campo. Yo tengo un huertecito en pleno Madrid y es una delicia disfrutar de tus propias verduras, somos unas afortunadas ;p

    ResponderEliminar
  16. ¡Laura, qué buena pinta tiene todo lo que habéis recolectado! Esas papas tienen una pinta...! Los rábanos no los tolero muy bien pero me conformo con los aguacates (que sé que están buenísimos, me refiero a los de vuestra huerta) y las papas. Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  17. ¡Ahhh, mañana hago un año en la blogosfera! ¡Gracias por haberme animado, muchas gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosy, mi niña, faltaría más!. Felicidades por ese aniversario y ánimo y a continuar!

      Eliminar
  18. Fíjate que a mí los rábanos no me hacen mucha gracia pero lo cierto es que se ven de lo más apetecibles en ésta ensalada!

    Besos y feliz semana. Mua

    ResponderEliminar
  19. Como me gusta cuando nos pones esas fotos de todo lo que recogéis en el campo!!! es un tesoro!!! mira por donde me haces esa ensalada y me la como tan a gusto, y no me compro nunca rábanos.!!:)) Bss

    ResponderEliminar
  20. Me encantan todos los ingredientes y las fotos Laura son preciosas.

    ResponderEliminar
  21. Con todos estos ingredientes, y además de cosecha propia, puedes preparar las mil y una recetas...
    Que maravilla, y que rico todo!!!
    Me imagino lo mucho que disfrutaríais recogiendo todo en un dia tan bonito, con el cielo azul y esa deliciosa temperatura que tenéis por ahí.
    Una ensalada buenísima, y unas fotos fantásticas.
    Un beso, laura.

    ResponderEliminar
  22. Que suerte tienes por tener estos ingredientes tan frescos y sanos, enhorabuena.
    Besitos

    ResponderEliminar
  23. Cuando pequeñas los odiaba, ahora me gustan y los encuentro de las verduras mas lindas y tan fáciles de cultivar. No pueden faltar, que vivan los rábanos!

    ResponderEliminar
  24. Hola
    a mi me gustan con un trozo de pan con mantequilla y el rábano con sal,humm.
    Gracias por la información no sabía que tenían tantas y buenas propiedades y si vienen bien para el tiroides me lo apunto que yo lo tengo
    besos

    ResponderEliminar
  25. Vaya recolección qué hiciste!! Menuda suerte poder cultivar esas verduras y hortalizas. Me muero de envidia!
    Y la ensalada qué decir... que me la llevo!

    ResponderEliminar
  26. Qué gozada lo de tener la huerta en casa, y encima con buen tiempo, para poder trabajar al aire libre sin problemas. Yo también prefiero que los rabanitos no piquen demasiado. Te ha quedado una ensalada muy completa, Laura.

    ResponderEliminar
  27. Qué ensalada tan curiosa, una fuente de vitaminas riquísima.

    ResponderEliminar
  28. ¡Yo también quiero esta despensa!

    Un besito

    ResponderEliminar
  29. La ensalada es deliciosa, sencilla y cada fotografía llena de luz y calorcito!

    Besos.

    ResponderEliminar
  30. Estoy desean do que llegue la temporada por aquí, hay muchos y son deliciosos. La verdad es que yo le hago ascos a muy poquitas cosas de la huerta. Si haces la receta con las hojas y no la publicas, envíamela, por fi. El otro día me digeron qu elas propiedades de las alcachofas están en su mayoría en las hojas y las propiedades anticancerígenas del brécol en el tronco, asi que las hojas de los rábanos, no creo que sea insulsas. Y que papas mñas ricas, tienen un sabor especial las de tu tierra, por mucho mojo que eches a las de aqui, no saben igual, las vuestras se comen solas, son un auténtico manjar. Feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Annemarie, creo que ya te he resuelto el problema de la suscripción. Si no te llegan las próximas, avísame, vale?

      Eliminar
  31. ¡¡¡ Riquisimos !!!! Y si son recién recogidos como los tuyo, ya........lo mejor de lo mejor.
    Es costumbre bien antigua acompañar los platos de potajes o guisos mordiéndo un rabanito, lo que más gustaba en casa efectivamente los tallos y las hojas tiernas.
    Buenos recuerdos me traes.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen Rosa, por aquí también se come rabanitos con los potajes (y cebolla, y gofio, y aceitunas... jejejejej)

      Eliminar
  32. Me encantan los rabanitos, no sabía que tenían tantas propiedades, increíble. Te pasate con la receta es estupenda y deliciosa y si los ingredientes son de nuestra huerta, que mejor.
    Las frutas y verduras que tienes se ven maravillosas al igual que tus gallinas, lindas. Al ver tus fotos parece estar en casa, cosechando nuestra propia producción, es lo mejor y muy sano.
    Muchas gracias por toda la info que nos habeís entregado.
    Bs.
    Tita

    ResponderEliminar
  33. Hace muchos años que no como rabanillos, mi abuela los solía poner para acompañar guisos o picotear... No sé porqué pero la ensalada esta me recuerda a los platos de Jaime Olivier, él suele usarlos en muchos de sus platos, o eso he visto en sus programas. A ver si los veo y recuerdo ese picorcillo/amargor característico. Bezitos.

    ResponderEliminar
  34. Me encantan los rábanos, y no sé porqué los compro tan poco...gracias a tu articulo hoy voy directa a por ellos.


    Petó

    ResponderEliminar
  35. Qué gusto contar con tan buenos ingredientes. Y además qué buena ensalada has preparado con ellos.

    En cuanto a los rábanos, me encantan los brotes (tan picantitos) y los rabanos sean de los dulces o de los picantosos, yo los difruto igual.

    Un beso Laura.

    ResponderEliminar
  36. Vaya rabanazos! de itos no tienen nada! madre mía! a nosotros no nos crecen tanto porque no los dejamos. Lucas los arranca y se los come tal cual, gracias a dios lavándolos primero:-) tu ensalada imagino que divina, no puede ser de otra manera con la calidad de esos ingredientes,
    BEsos

    ResponderEliminar
  37. Qué fotos tan bonitas, Laura!!
    No sabía que los rabanitos tenían tantas propiedades. Muy interesante entrada y receta. Aunque reconozco que por aquí no los solemos comer mucho.
    Un besazo, guapa.

    ResponderEliminar
  38. La envidia me corroe Laura!!! Pero no por mucho tiempo!!! jajajajaja Y es que te envidio mucho por tener esa despensa tan maravillosa... pero desde el sabado ya tengo un terreno en mi montaña para planta mi huertecito!!! Asi que te seguire teniendo envidia.... pero un poco menos... jajajajajaja
    Con lo que me gustan los rabanitos!!! Y yo sin saber las maravillosas cualidades que tienen!!!! Sabes como me encantan? Una tostada de pan (casero, por supuesto), queso fresco (tambien casero...) y un rabanito cortado a lonchas por encima.... salpimentado con un poco de aceite.... mmmmmmmm
    Un besote preciosa
    Sònia

    ResponderEliminar
  39. Maravillosa cosecha y excelente receta,me encantan los rabanitos,soy de verduras y frutas,fotos muy bonitas Laura,felicitaciones,abrazos y abrazos.

    ResponderEliminar
  40. Imagino el sabor de la enslada con estos productos recién recogidos d ela tierra, madre mia eso es incomparable! es un plato lleno de vida!!! me gustan mucho los aguacates, así que la próxima vez que los tome los haré con esta ensalda de rábanos y patatas ,ya lo estoy deseando! tengo ganas de platos frescos! un beso

    ResponderEliminar
  41. Buenos dias Laura. Que bendicion es tener un pedacito de tierra para poder sembrar todas esas delicia eh? a mi me pasa igual, mi tierra produce mucho y aun que ultimamente no estoy sembrado mucho, estoy sacando una buena cosecha de limones, platano, banano y guineos. Me encanto tu ensalda muy refrescante y muy saludable.
    Un besote

    ResponderEliminar
  42. Una ensalada deliciosa. Los rabanitos nos gustan mucho pero desconocía muchas de laspropiedades que nos has explicado lo cual hara que los incluya mas a menudo en la dieta. Ahora hacía tiempo que no pasaba por tu cocina y me hsbía perdido un montón de cosas interesantísimas. A ver si wntrenunas cosas y otras me organizo mejor y puedo dedicarme mas al blog y a visitar vuestras cocinas.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  43. Mi niña: me has alegrado el dia. Tengo un macetohuerto en la terraza de mi casa. No me da para muchas alegrias pero alguna lechuga, tomate y puerro caen. Y me hace muy feliz. Recogí hace unos días mogollón de rábanos (por cierto, mira que se dan bien..eh?) y no sabia que hacer con ellos. En mi infancia no se comían y nunca perteneció al acervo culinario de mi familia así que yo no los había probado nunca. Quizá alguna vez en ensalada y lo aparté con asco. La cosa es que con tantos como recolecté no encontraba recetas para cocinarlos. Y hoy leo tu blog y veo tu receta. Lo dicho, me has alegrado el día cielo. Muchas gracias. Me pongo manos a la obra. Por cierto, en la unica receta que encontré en internet los guisan con romero, al horno.. También probaré de esa forma, a ver que tal están y según todas las propiedades que has puesto, del tirón me hago socia honoraria del rábano. Jajaja. Un beso.

    ResponderEliminar

Gracias por visitarme y comentar, pues sé que tu tiempo vale mucho.
Si quieres, puedes suscribirte a mis posts e incluso recibirlos cómodamente en tu email; sólo tienes que pinchar en "Suscribirse", botón situado en la parte de arriba de la columna de la derecha. Si ves que no te funciona ese método, dímelo y busco otra solución. También tienes la opción de suscribirte a mi newsletter o boletín de noticias.
¡Vuelve cuando quieras!. Te estaré esperando.