martes, 14 de febrero de 2012

Merengue italiano

No se asusten; no les traigo una receta para San Valentín. Eso sí, como prometí hace unos días, les traigo la famosísima receta de Sara para hacer el mejor merengue que hayan podido probar. Es cierto; el merengue es empalagoso, excesivamente dulce, incluso pesado y pringoso... ¡Como este día de San Valentín!. Así que el merengue y San Valentín van de la manita.

Leía a Isabel-Frabisa hablar del amor y otros cuentos chinos y puedo decir que suscribo totalmente sus palabras. Tenemos una idea muy perniciosa sobre el amor, por eso pasan las cosas que pasan. Especialmente es a las mujeres a quienes nos han tomado el pelo durante siglos y milenios, embaucándonos con la falsa idea de la media naranja, del príncipe azul y de las almas gemelas. Amiga mía, si todavía crees en esos cuentos en los que un joven galán ha de venir a salvarte, baja de la nube. No existe el príncipe azul y tú no eres una princesa, menos aún la del pueblo. Eres una mujer lista, trabajadora, ingeniosa, divertida, guapa por dentro y por fuera, dura de pelar y que es capaz de ganarse la vida sin necesidad de ningún bobalicón que venga montado en un blanco corcel. ¡Tú vales mucho!. Que nadie te diga lo contrario... ¿Que tienes a un maravilloso hombre-mujer a tu lado, que te hace reír, te ayuda en los momentos buenos y malos y te acompaña en el camino de la vida?. ¡Dichosa tú porque lo mereces!. Pero que no te vendan la moto quienes te dicen que sin él, tú no eres nada. Arranca esa venda de los ojos y corre en la dirección opuesta, porque eres una mujer maravillosa que puede y sabe correr con lobos. Libre y sensual. Llena de amor y de vida. 
A tener en cuenta:
- ¿En qué se diferencia el merengue normal o francés del italiano?. El merengue francés consiste en montar claras con azúcar glass. Es dulce y va bien para hacer los clásicos merengues horneados o suspiros, como los llamamos en Canarias. Sin embargo, si quieres hacer un merengue que dure impertérrito sobre un pastel, debes aprender a hacer el merengue italiano. El merengue italiano es precioso y brillante, suave, delicado, sabroso y con un dulzor más sofisticado que el francés. Además, permanece inalterable durante días, sin crear esa agua tan molesta que destroza nuestras tartas más bonitas. Para hacerlo, necesitas montar las claras con un poco de azúcar, por un lado y, por otro lado, preparar un almíbar que luego añadirás a la anterior preparación. Sí, vale; es más trabajoso, pero te aseguro que merece la pena. 
- ¿Qué se tarda en hacer el merengue italiano?. A lo máximo, unos 40 minutos. Mientras la máquina bate las claras y se prepara el almíbar, tú puedes ir haciendo cualquier otra cosa.
- ¿Qué requisito es imprescindible para obtener un buen merengue?. NO REMOVER EL ALMÍBAR mientras se hace. Si lo mueves, crearás cristalitos de azúcar que luego pasarás a las claras montadas y será muy desagradable y nada suave. 
- ¿Necesito azúcar glass o impalpable?. No. Puedes hacer este merengue con azúcar blanquilla normal y corriente.

35 comentarios :

  1. Yo tomo nota pero que YA. Esta asignatura la tengo un poco pendiente, me viene de perlas :)

    Un besote, guapetona !!

    ResponderEliminar
  2. Me encanta el merengue, dulce empalagoso....ummm

    Respecto a los demás: Tu si que vales¡¡¡¡ Bssss

    ResponderEliminar
  3. Pero que a punto he llegado ¿no? el momento "merengue" y en San Valentin, jajjajaja, te has lucido, Laurita, no has podido escoger mejor día.

    Del amor ya hemos hablado, así que me centro en tu merengue que en su día ya se lo vi a Sara y me enamoró, pero aún no lo he hecho y creo que de esta no pasa porque madreee míaaaa que fantástico punto le ha quedado..

    No sé como terminaría Marc con ese merengue en un día como el de hoy.... ni me lo imagino ;))))

    un besazo, súper guapa

    ResponderEliminar
  4. Pues de la cocina de Isabel llego ahora mismo, y me uno a todo lo que dice.
    Así que de tu cocina, me llevo el merengue.
    !!Que envidia le tengo a Marc, jolines!! jajajaja.

    bicossss

    ResponderEliminar
  5. Yo también lo amo, y te ha quedado con una textura genial. ;)

    ResponderEliminar
  6. Un buen merengue siempre es imprescindible para muchas elaboraciones en pastelería. Sin duda, para mí es el más que me gusta en cuanto a sus resultados.
    Yo amo el merengue.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. La receta de Sara la tengo guardada desde hace muuuucho, es genial!
    Qué bueno, eso de meter el dedo y chuperretear restos es casi obligado :P

    Amén a todo lo del tema del amor que nos han vendido durante tanto tiempo. Porque ya no sólo trae luego decepciones, problemas, depresiones y demás, sino que encima muchos de los problemas de género vienen derivados de esa idea de que la mujer tiene que aspirar a un amor "maravilloso" como meta en su vida. Pues no, coñe, no hace falta. Además el amor hay que trabajarlo, una relación tras el enamoramiento inicial (casi todo química!) hay que currársela día a día.

    Hablando de amor, cada vez que veo merengue me acuerdo de mi abuelita materna. Se fue demasiado pronto pero siempre recuerdo lo mucho que le gustaba el merengue, le volvía loca, era genial verla disfrutando de este dulce pringón con esa pasión :). Gracias por el recuerdo tan bonito!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Con lo que me gusta a mi el merengue, esta receta se vuelve desde ya imprescindible en mi cocina.
    bicos

    ResponderEliminar
  9. Mi padre se volvería loco con un cuenco de merengue como ese! jejeje...
    Quizás me ponga y lo sorprenda un día de éstos! :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Yo adoro el merengue!!!!!, mi receta me funciona perfecta, pero sin dudas puedo probar esta, se ve muy rica.
    Un beso grande!

    ResponderEliminar
  11. Definitivamente el merengue italiano es mejor que el francés por todas las razones que menciones pero además me gusta más su textura en boca y su aspecto liso y brillante. Es la cosa más perfecta para combinar con una tarta de limón para mi gusto.
    Gracias por compartir,
    Besoooos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  12. Me ha gustado tu entrada, ya vi la de Isabel y me parece de lo más acertado.
    Este merengue es un pecado, queda tan rico, pero es taaaaaaan dulce.........., pero queda tan brillante y tan bonito que vale la pena!!!!!!!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  13. Yo no sé qué es lo que me pasa que últimamente no me sube nada y mira que lo hago como siempre pero no hay manera. Sigo los mismos pasos que pones, más o menos, lo único que el almíbar lo preparo en thermomix y queda espectacular. Ahora bien, antes de mezcla alguna, no me sube, me impaciento y la fastidio. Decidí hacerlo todo en thermomix y coge un poco más de consistencia pero nada que ver. El tuyo está espectacular. ¡Yo quiero una tarta con tu merengue, así que ya sabes, me la pido para cuando nos veamos! Besos.

    ResponderEliminar
  14. Delicioso y mira que yo no soy de dulce pero me han encantado las fotos.Besos.

    ResponderEliminar
  15. Hola Laura.

    Tengo la receta de Sara guardada como oro en paño, pero todavía no me atreví con ella.

    A ti te quedó fabuloso, con una textura perfecta, me encanta el resultado. Buenísimo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Es una delicia como te ha quedado, siempre tengo pendiente probar ha hacerlo sin azúcar, con un sustituto..pero nunca me pongo.
    Besos!

    ResponderEliminar
  17. Qué me he reido con tu entrada, y que jartura de San Valentín, jejeje, no podías haberlo descrito mejor. Ahh y el merengue estupendo, a mi me gusta mas hacer salado que dulce, pero un empalagoso de vez en cuando no le digo que no. Bezitos!

    ResponderEliminar
  18. Este es un merengue al que le tengo buenas ganas de hacerlo, me encanta. besos

    ResponderEliminar
  19. uuuuf lo que se aprende contigo!!!..
    por eso te quiero tanto..
    feliz san valentin

    tengo todas las recetas de merengues..pero nadie me lo habia explicado asi de bien..ahora ya lo tengo claro pá los restos..
    y que me dices del merengue japonés??
    tambien tengo la receta....
    un beso

    ResponderEliminar
  20. Me llevo tus palabras querida, porque encuentro que tienen mucha mucha razón. Aún así, si hay un intento-deprincipe, le dejaré que lo siga intentando. Sabiendo de antemano que nunca se convertirá en tal.
    Lo del merengue me lo llevo porque es una cuenta pendiente.
    Besotes

    ResponderEliminar
  21. Que explicación tan estupenda, hace tiempo que tengo ganas de probar el merengue italiano pero me parecía muy complicado, lo has explicado tan bien que le he perdido un poco de miedo.

    Bicos

    ResponderEliminar
  22. Me gusto el post, muchas felicidaded. El merengue te quedo con preciosa textura. Para esa cantidad de claras uso la mitad de azucar, queda bien y no tan empalagoso. Feliz dia para ti.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. lo siento pero el merenge no entra dentro de mis próximos retos culinarios, así si que tengo que decir, que para fotos queda precioso, y vaya capturas chulas que has hecho. Respecto al amor...por desgracia crecí creyendolo y hasta muy mayor, no me desengañé, incluso ya casada. Crecí con las series americanas, donde todo es maravilloso, incluso ser ama de casa, y es un tema que podría dar para largo. Ahora estoy en un proceso de crecimiento y me quiero, que el españolito, parece que tiene pánico a esa expresión, y si dice eso parece ser egoista. Pero no, ME QUIERO y me alegro que TU TE QUIERES, es la única manera de poder querer a los demás, porque si no los fantasmas revolotean sobre tu cabeza.
    Ahora me doy cuenta, que he tenido suerte en no caer en manos de un degenerado, con el amor por los suelos, que haberlos haylos, sino que realmente encontré mi príncipe azul, de los que no destiñen, y que es de carne y hueso. De los que se ponen con el merengue a hacerse la foto hasta que se le duerme la mano porque no te gusta la foto como queda, que prepara infusiones o la cena, y de los que tenga como tenga el día, siempre tiene una sonrisa y un beso esperando a estar cerca de ti. Besitos y gracias

    ResponderEliminar
  24. jajajaja...anda q entre Isabel y tu...vaya verborrea contra el amor comercial...me he reido mucho!

    el merengue no me gusta, aunque hace poco lo probé encima de una tarta con una fruta de aqui (q todavia no se traducir) y estaba buena la combinacion...el dia q encuentre la fruta, vengo a por el merengue, para probar si me sale igual...

    ResponderEliminar
  25. jajajaja que bueno pero tienes toda la razon! El principe azul solo existe en los cuentos.

    El merengue italiano jamas lo he hecho pero si lo he probado y me encanta por muy dulzon que sea.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  26. ¡¡¡¡ Merengue, merengueeeee....!!!!
    Me encanta, ayer hice merengue horneados.....pequeñitos para mi suegro que le encanta.
    Guardo ésta tu entrada, he hecho un corta pega...me ha gustado leerla en todos los sentidos, su contenido con el que estoy totalmente de acuerdo y la forma en que has preparado esa dulzura....como tu.
    Un beso fuerte preciosa.

    ResponderEliminar
  27. Laura, aquí estoy otra vez, jajaja, ya sé que ayer te comenté, pero me centré en leer la receta porque iba con prisa, y me dejé el resto. Así que he vuelto y lo acabo de leer.

    Es muy bonito lo que escribes, y lo apoyo absolutamente, has dicho muchas verdades. Entiendo que no te gusta San Valentín, ya sois muchos,jajaja A mi sí me gusta, y lo celebro, pero no desde un punto de vista comercial, no nos relagalmos nada normalmete, si no sólo cocinando algo especial, teniendo una cena especial.. Y me parece bien hacerlo así, es un día para celebrar estar enamorado, haber encontrado a tu media naranja (yo sí utilizo esa expresión, permíteme, jajaja), pero desde luego nunca me vi como una princesa esperando a que me salvaran ni nada de eso, soy una curranta como tú que me valgo solita perfectamente, como tantas mujeres. Así que, resumo, estoy totalmente de acuerdo contigo y todo ello creo que es compatible con celebrar este empalagoso y comercial, para muchos, día :)
    Bueno, ¡vaya rollo te acabo de soltar!, jajaja Es que siempre cuentas cosas interesantes y me das pie a intervenir :)
    Un beso muy fuerte !!!

    ResponderEliminar
  28. Uhmm! que rico, pero que pinta tiene!
    Me encanta el merengue italiano y lo hago mucho, para tartas... Aunque no lo hago como tù.
    Me quedo por aqui de seguidora de tu blog.
    Si quieres pásate por mi blog, estoy de sorteo-concurso.
    http://anyolcocina.blogspot.com/2012/01/anyol-cocina-esta-de-concurso.html

    ResponderEliminar
  29. Me parto contigo Laura!!! Qué razón tienes, ¿qué nos hicieron de pequeñas? ¿qué películas vimos? Jajaaa, menos mal que hace tiempo que se me cayó la venda a mí, pero hubo un momento que hasta me lo creí, jejeee!!
    Me llevo este merengue que aún no he probado!!!
    Estás pasando mucho frío????
    Besotes

    ResponderEliminar
  30. Muy bien explicado, y con esa textura tan buena. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  31. Muero por un merengue, y es que de niña he comido muchos, así estoy yo. jajaja.
    Espectacular te ha quedado, como metía el dedo ahí.
    Besos

    ResponderEliminar
  32. Laura, totalmente de acuerdo!!! Los príncipes se los dejamos a Leticia!!! jajaja Yo sé que quien tengo al lado está conmigo a las duras y a las maduras... y eso es lo que realmente importa. Luego tiene menos detalles que un Seat Panda jajaja pero teniendo en cuenta que yo tampoco soy detallista, no me voy a quejar, no???
    El merengue fabuloso!! Yo también lo tengo publicado y es que merece un post aparte.
    Un besazo.... Aún no llegó... Te aviso

    ResponderEliminar
  33. Divinoooooooooooooo wapa yo aun no me he animado hacerlo y mira que cada vez que hago el limon pie me digo engaaaaaaaaa ponte a ello para que salga decente pero no hay manera me da miedo no me quede bien a ver si me animo la semana que viene que me han pedido otro limon pie y lo hago por que mira que lo has explicado bien .
    Bicos mil wapisimaaaaaa.

    ResponderEliminar
  34. Vaya , toda una declaración de intenciones...lástima que aún hay que ir explicando que no vamos coja si no tenemos en quién apoyarnos.

    Tengo que probar este merengue italiano¡!

    Petó

    ResponderEliminar
  35. Suscribo tus palabras sobre el amor y S. Valentín, de la primera a la última!!!
    Me encanta el merengue y esta receta parece la " definitiva ", hay que probarla!!!

    ResponderEliminar

Gracias por visitarme y comentar, pues sé que tu tiempo vale mucho.
Si quieres, puedes suscribirte a mis posts e incluso recibirlos cómodamente en tu email; sólo tienes que pinchar en "Suscribirse", botón situado en la parte de arriba de la columna de la derecha. Si ves que no te funciona ese método, dímelo y busco otra solución. También tienes la opción de suscribirte a mi newsletter o boletín de noticias.
¡Vuelve cuando quieras!. Te estaré esperando.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.