Tarta caramelizada de limón y avellanas

Los días se alargan y el cuerpo se alegra de esa mayor dosis de luz solar. Ahora mismo, mientras escribo, veo  atardecer a través de las ventanas de mi salón. Ayer llovió muchísimo, como hacía meses que no lo hacía, y el cielo lo agradece con un precioso color azul. Algunas nubes cobrizas lo surcan rápidamente, azuzadas por el viento, que sopla intrépido. En segundos, las nubes dejan ese color metálico para volverse grises y el cielo va oscureciendo sin pausa. Anochece, como cada día... 
Creo que no les he comentado los estupendos regalitos que me hicieron para mi cumpleaños. Entre todos mis amigos me han regalado algo que deseaba hacía tiempo: una amasadora potente y enorme con la que estoy encantada. No saben con qué alegría y soltura amasa, bate y monta. Esta maravillosa tarta caramelizada de limón y avellanas es fruto de su trabajo. Yo no he podido probarla y no imaginan qué martirio he sufrido por ello, pues Marc no ha parado de darme la lata durante todo el día. Y es que esta delicia estaba destinada a una merienda de mi madre y sus amigas. En este sentido, es cierto que no puedo opinar pues no la he catado, pero si el aroma y la textura cuentan... ¡Pura gula!. Mi madre me ha dicho que estaba cremosa y sabrosa a rabiar y, no me queda otra que creerla, porque ella no es nada golosa y sí muy exigente en cuanto a comida se refiere. Como mi madre me quiere mucho, espero que me haya guardado, al menos, un cachito... ¿O no...?.
INGREDIENTES (molde de 30 cm de diámetro):

A) Base:
- 100 g de mantequilla sin sal, fría y cortada en daditos y un poco más para engrasar el molde
- 200 g de harina integral y un poco más para espolvorear el molde
- 1/2 cucharadita de las de café de sal marina fina
- 2 cucharadas de azúcar panela muy fina
- 1 huevo a temperatura ambiente

B) Relleno:
- 4 limones bien lavados
- 2 huevos
- 3 cucharadas soperas de azúcar glass
- 175 g de avellanas trituradas (no en polvo)
- 250 ml de leche evaporada (puedes usar nata si lo prefieres)
- 100 ml de agua
- 3 cucharadas soperas de azúcar morena

ELABORACIÓN
1º) Engrasar un molde acanalado con la mantequilla y espolvorearlo con la harina. Reservar.
2º) Hacer la masa: tamizar la harina y la sal en un bol grande, añadirle la mantequilla en dados y mezclarlo todo hasta que adquiera consistencia de pan rallado. Agregar la panela y el huevo. Mezclar todo bien hasta lograr una masa uniforme y lisa. Si te quedara seca, añadir un poco de agua fría para ligar (a mí no me hizo falta). Extenderla con un rodillo sobre una mesa espolvoreada con harina y colocarla con cuidado en el molde. Presionar con los dedos hasta que coja la forma acanalada y quede bien adaptada a aquél. Cubrir con papel de hornear y, encima, echar garbanzos secos hasta que cubran completamente el volumen del molde. Llevar a la nevera durante 30 minutos. Cocer en el horno a 190ºC durante 12 minutos. Retirar los garbanzos y el papel y cocer 6 minutos más. Reservar.
3º) Preparar el relleno: exprimir 3 limones y verter el zumo en un bol. Añadir los huevos, las avellanas trituradas, el azúcar y la leche evaporada. Batir bien. Verter sobre la masa y hornear 25 minutos a 190ºC. Sacar del horno y dejar enfriar. 
4º) Hacer el limón caramelizado: cortar el otro limón en rodajas muy finas, eliminando las semillas. Echar el agua y el azúcar en un cazo y ponerlo a calentar. Cuando empiece a hervir, bajar el fuego, añadir las rodajas de limón y dejar que caramelicen unos 15-20 minutos. Colocar las rodajas de limón sobre la tarta y verter el almíbar por encima.
5º) Llevar la tarta a la nevera unas 5-6 horas. 
Una golosina... Esta tarta caramelizada de limón y avellanas es una golosina. Es muy cremosa y, si les gustan los postres algo cítricos, y el sabor profundo de las avellanas, no deben perdérsela. Como no he podido probarla, voy a volver a hacerla en forma de tartaletas. Ya les contaré; o ustedes a mí.

Les deseo un estupendo domingo y les mando besitos y besotes.

(Esta receta está inspirada en la tarta de limón caramelizado del libro Delicias al horno de la Editorial Parragón).

Etiquetas: ,