Queso en hojaldre con mermelada de higos

Hoy el protagonista es el queso. Sin muchos adornos, sin muchas florituras... Una receta sencilla para disfrutar de lo realmente destacable: el queso.
En mi familia tenemos una relación de amor en toda regla con este manjar y es que el queso es algo que nunca falta en casa. De hecho, solemos tener, al menos, tres variedades, casi siempre quesos canarios. Y es que no sé por qué razón nunca les he hablado a fondo de los quesos de mi tierra, pero me comprometo a hacerlo dentro de un tiempo razonable.

En cualquier caso y desde mi punto de vista, el queso es uno de esos alimentos que mejor representan la gastronomía de un pueblo. Cuando viajo, siempre regreso con un queso en la maleta y si voy a visitar a alguien, siempre le llevo un queso de mi tierra. Incluso, cuando organizo un concurso, el queso no suele faltar entre los regalos y premios. Les parecerá una tontería, pero no soy capaz de comprender el lugar que visito si no cato sus quesos, pues forman parte de su personalidad, de su idiosincrasia gastronómica. El queso nos identifica y, por ello, para mí, es tan importante. Además, y por si fuera poco, para hacerme feliz no hace falta más que un poquito de pan, unos cachitos de queso, un platito de aceitunas y un buen vino. En este sentido, y por si en alguna ocasión tienen amigos a cenar y no saben qué hacer para quedar divinamente, les recomiendo este queso en hojaldre con mermelada de higos. Se hace en un momento, es barato y los invitados se relamerán de gusto si les gusta el queso. 
INGREDIENTES:
- un queso camembert de buena calidad
- una plancha de hojaldre
- 3 cucharaditas de mermelada de higos casera
- 1 huevo batido
- un poquito de agua
- para acompañar: mermelada de higos casera, taquitos de conserva de membrillo, aceitunas, pan...

ELABORACIÓN:
1º) Extender la placa de hojaldre y cortarla en dos mitades, que deben ser suficientemente grandes como para colocar el queso en una y taparlo con la otra mitad. En una de las mitades, echar las 3 cucharaditas de mermelada de higos, haciendo un círculo del diámetro del queso. Colocar encima el queso camembert. Humedecer el hojaldre alrededor del queso y taparlo con la otra mitad, presionando con los dedos y enrollando el sobrante hacia arriba.
2º) Pintar el hojaldre con el huevo batido.
3º) Hornear 20-25 minutos a 190ºC o hasta que el hojaldre esté bastante dorado.
4º) Servir calentito. 
Con esta receta participo en el Concurso de Lazy Blog, Boffard Gran Reserva. Aún estás a tiempo para participar con una receta en la que el queso sea uno de los ingredientes, pudiendo ganar un queso que tengo muchas ganas de probar.

A tener en cuenta:
- Podemos, y debemos, acompañar esta delicia con más mermelada de higos casera, taquitos de conserva de membrillo, pan y aceitunas. Si lo regamos todo con un buen vino, les aseguro que levitaremos.
- Yo he decidido usar un camembert, pequeño y suave, de textura cremosa, pero compacta. Hay quienes preferirán que el queso, al fundirse, se desparrame más; pero no era mi caso, porque de esa manera, casi todo el queso se sale del hojaldre en cuanto lo cortas (lo sé por experiencia). Piensen qué quieren y en función de ello, elijan el queso.  
- Elegí la mermelada de higos porque suelo tener siempre en casa de la que hacemos en temporada de higos. Sin embargo, si quieren poner de algún otro sabor, intenten que el contraste sea profundo, pero que esté en sintonía con el sabor del queso. Por ejemplo, no creo que una mermelada de limón le vaya bien, pero para gustos... Y tengan en cuenta que se trata sólo de resaltar el sabor del queso, no de bañar el hojaldre en mermelada.
- Busquen un buen hojaldre y dórenlo bien; que esté crujiente para que lo disfruten al máximo.
- Pónganse en situación: una velada alegre con amigos, charlando; comiendo pedacitos deliciosos de queso en hojaldre y bebiendo un aromático vino. ¿No creen que sus amigos recordarán la ocasión?.

Etiquetas: , ,