domingo, 22 de julio de 2012

Mermelada de ciruela al ron

¡Es temporada de ciruelas! En casa llevamos unos quince días comiendo ciruelas sin parar. Es el postre que toca cuando traemos cajas de la finca de mis padres cada cinco o seis días. Si viesen mi nevera, se echarían las manos a la cabeza. ¡Qué locura! Pero es lo que hay y debemos aprovechar lo que la naturaleza nos ofrece en cada época del año. Además, les recomiendo las ciruelas especialmente a esas personas que tienen problemas para ir al baño regularmente. ¡Qué alegría les dará! ¡Y ya sé yo a quién se le acabará el negocio! ¡Ja!
Como era tanta la cantidad de ciruelas negras y maduras que me traje a casa la semana pasada, decidí que tendría que hacer mermelada. ¡Y qué mermelada más rica! Esta mermelada no es la típica dulzona que encontramos envasada de manera industrial. No tiene nada que ver. Como eran muchos kilos de ciruelas, pensé que sería más apropiado que hiciera una mermelada menos dulce de lo habitual, por varias razones. 

Por un lado, porque la ciruela ya aporta una cantidad significativa de azúcares naturales y no hay por qué exagerar con un exceso de azúcar, por mucho que nos digan que las mermeladas se hacen con la famosa regla 2(azúcar)x1(fruta). Yo suelo hacer bastante mermelada con la fruta que tenemos de temporada en la finca de mis padres y les aseguro que nunca he cumplido esa regla, lo que no obsta que quede una mermelada deliciosa y con un amplio período de conservación. 

Por otro lado, quería hacer una mermelada que pudiera usar para las salsitas y reducciones con las que me gusta acompañar algunas carnes blancas. Ni les digo lo especial que es un solomillo de cerdo con un par de cucharaditas de esta maravillosa mermelada de ciruelas negras. ¡No pueden dejar de probar esta combinación!
Vayamos a por la receta. Verán qué fácil.

INGREDIENTES:

- 1 Kg de ciruelas negras maduras pero en perfecto estado
- 200 g de azúcar panela
- un trozo de cáscara de limón
- 2 cucharadas de ron oscuro de caña 

ELABORACIÓN:

1º) Limpiar la piel de las ciruelas, cortarlas a la mitad, sacarles el hueso y echar las mitades en un caldero profundo y grande.
2º) Cubrir con el azúcar y añadir la cáscara de limón. Dejar reposar al menos 40 minutos.
3º) Cocinar a fuego medio-bajo, removiendo constantemente, durante 30 minutos. 
4º) Pasar la fruta por el pasapuré para retirar la piel y la cáscara de limón. 
5º) Volver a poner a fuego bajo (4 de 10) durante 90 minutos, removiendo constantemente para que no se pegue al fondo del caldero. Dejar el caldero destapado para que se evapore parte del agua. A media cocción, añadir el ron.
6º) Mientras se va cociendo la mermelada, esterilizar los tarros de cristal herméticos donde vamos a envasarla. Yo lleno los tarros de agua y los hago hervir en el microondas. Las tapas las hiervo 4-5 minutos en un caldero con abundante agua. Dejar escurrir y secar los tarros y sus tapas boca abajo.
7º) Sabremos que la mermelada se ha hecho cuando notemos resistencia a la hora de remover al haber espesado. La mermelada de ciruela casera, y sin espesantes, no es excesivamente espesa, por lo que no pretendamos que se quede como las industriales. Podemos dejarla cocer 2-3 horas, pero no espesará más de lo que ven en estas fotos (hice dos procesos distintos: una cocción de 90 minutos y otra de unos 140 minutos y, en ambos casos, la mermelada tuvo la misma consistencia).
8º) Desde que la mermelada esté lista, la verteremos en los tarros de cristal llenándolos casi hasta el borde. Cerraremos con la tapa lo más fuerte que podamos y pondremos los tarros boca abajo hasta que se enfríen completamente.
¿Se han fijado en el precioso color rubí que tiene esta mermelada? Pues bien; mientras se va haciendo, pasa de rojo claro, a rojo intenso hasta casi volverse de un color rojo oscuro brillante tan bonito. El cambio de color se debe al efecto de la concentración de azúcares que hace que la fruta se caramelice. ¿Recuerdan el aroma de las manzanas cubiertas de caramelo de las ferias ambulantes? Pues mi cocina y mi casa olían así. Un olor tan agradable flotaba en el ambiente que era difícil contenerse y no meter el dedo en la olla. Pero... ¡no se les ocurra hacer eso! Pueden quemarse y hacerse mucho daño.

Por si me preguntan si esta mermelada sabe a ron, les diré que no. No sabe a ron. Sólo tiene un "algo" distinto. Un aroma perfumado muy delicado.

Yo hice mucha más mermelada que la que sale en las cantidades que señalo en la receta. De hecho, hice 12 tarros de mermelada de distintos tamaños (6 de 225 ml, 4 de 300 ml y y 1 de 750 ml). Imagínense el montón de ciruelas que tenía. Ya he regalado la mitad de los tarros, pero hay más, así que si alguien quiere... ¡que pase por mi casa! Prometo que no saldrás con las manos vacías.
A tener en cuenta:
- La ciruela es una fruta que tiene un enorme poder laxante. Puedo dar fe... ¡Palabrita! Si las tomamos secas, aún triplican este poder laxante. Frescas y secas ayudan a eliminar los líquidos retenidos.
- Son muy ricas en potasio y en vitaminas, por lo que nos proveen de muchísimos antioxidantes (anticancerígeno). Tomar ciruelas de manera habitual durante la temporada de esta excelente fruta ayuda a sentirnos tranquil@s y calmad@s. Además, el potasio ayuda a combatir depresiones. 
- Es cierto que las ciruelas aportan bastante azúcar e incluso carbohidratos y, en consecuencia, calorías. Sin embargo, eso no debe impedir que comamos ciruelas durante el verano. Mejor eliminar otras cosas de la dieta, pero no las ciruelas.

Así pues, ¡pongamos ciruelas en nuestras vidas!


34 comentarios :

  1. Ay, qué envidia me ha entrado cuando he leido eso de: "la finca de mis padres": yo también quiero una finca donde tener ciruelos (y muchas más cosas). Pero bueno... cuando sea mayor =)
    Tienes razón que esta mermeladita le tiene que ir al pelo a la carne aunque esas tostadas que nos presentas aquí... no las quito el ojo.
    Un besote

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón, Laube. Qué color más bonito tiene esta mermelada. Me comería ahora mismo una tostadita como la de la foto, o dos. Me parece muy buena opción la preparación de mermelada cuando tenemos tanta cantidad de fruta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Laura. Oye, ¿te puedes creer que en mí la ciruela no tiene ese poder laxante? Y con lo bien que me vendría. Mis suegros tienen ciruelos de ciruela claudia; ahí mismo en la cocina tengo una bandeja llena de ellas, pero como a nadie le gusta la mermelada de ciruelas, pues no llegan a tener ese fin.

    Vaya color bonito que tienen. Aunque tú lo comentes, es lo que más me ha llamado la atención de esta mermelada: su color rojo brillante. ¡Qué bonito!

    A no ser que necesite mermelada en cantidad para hacer algún postre, no suelo comprar de la comercial. Yo también la hago, aunque solo para mi, porque a nadie le gusta :(

    Un besote!!

    ResponderEliminar
  4. Espectacular el color Laube!, que delicia, la ciruela me encanta en lo que venga, tiene que ser una delicia para desayunar.
    Yo siempre utilizo azúcar de mermeladas y entonces puedo poner 500 grs para un kilo de fruta.
    No se te daña la mermelada con tan poquita azúcar?, es que se supone que el azúcar es lo único que hace que la mermelada dure, por eso me llama la atención.
    Un beso,

    ResponderEliminar
  5. Jajaa!! Hemos tenido el mismo pensamiento!! Y con ron!! Yo hice dos versiones una con y otra sin!! Yo tampoco sigo la proporción, pero le pongo un poco más de azúcar, 400-500 gr por 1 kilo, depende de la fruta!!
    Pregúntale a mi hermano cuantos kilos hemos cogido, llega un momento que no sabes que hacer con tantas!!
    Hice mermelada, chutney y regalé muchas porque me voy de vacaciones, que rabia me da que me haya coincido la recogida con la salida de vacaciones y no poder hacer más cosas!!
    Tiene un color espectacular y que buena es por favor, nada como lo casero!!
    Besotes preciosa!!

    ResponderEliminar
  6. Lauraaa!!!!!no se te ocurra decir por aqui que si la peña pasa por tu casa no se ira con las manos vacias.....debes de tener el portal de casa como el mercado del puerto a primera hora.....Yo quierooooo!!!!recuerdas que te dije que no me gustaba la mermelada de ciruelas??Pues a ver si eres capaz que cambie de idea....jajajajaja!!!!!Se ve espectacular....eso con una rebanada de tu pan de cerveza y nueces tiene que ser un pecado mortal de necesidad,ehh??....

    ResponderEliminar
  7. Pues aquí a duras penas llegan las primeras ciruelas y no sé si me dará tiempo a preparar alguna mermelada con ellas ya que estaremos fuera unas semanitas.
    El color estupendo y el sabor me imagino que fantástico.
    Me ha llamado la atención la cantidad de azúcar, con tan poca cantidad ¿se conservan bien estas mermeladas?
    Hace años las preparaba así pero no me duraban así que fui aplicando la regla 1 de fruta por 1/2 de azúcar y así me duran años sin problema.
    Lo que daría yo por pasarme por tu casa y la finca de tus padres ejejejje
    BEsos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  8. Pues con toda la cantidad que te ha salido sí que tenías quse tener un montón y el color rubí precioso como dices. Yo no soy muy de ciruelas, ni de melocotones para decirte la verdad así que me los como en zumos y batidos pero así en mermelada tampoco diría que no jajaja. Muy explicativo todo como siempre!!!

    besos

    ResponderEliminar
  9. Yo amo las ciruelas por encima de todas las cosas. Bueno no, jajaja, me gusta mucho también otras frutas, pero es llegar la temporada y me vuelvo loca! Me encantan las claudias, pequeñitas y verdes, las moradas gordas y juosas, las amarillas dulzonas, las tipo alemanas (que son más azules y con forma de riñón)... todas!
    Justo me he traído del mercadillo unas ciruelas moradas súper maduras, qué dulces! Estarían genial para hacer mermelada, pero me temo que me las voy a comer antes, jajaja.
    Tu mermelada tiene un color y una textura impresionantes, qué rica!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Hermosa, el color textura y seguro el sabor.
    Es la mermelada favorita de mi mamá y siempre hacíamos muchísima para tener durante el invierno, en CHile se usa mucho para equilibrar las tortas que son tan dulces con el dulce de leche o cajeta.
    Saludos,

    ResponderEliminar
  11. Amo amo esta fruta en todas sus versiones daría cualquier cosa por mi heladera llenita de ellas!! mmmm, y directo de las fincas ... que placer!! que imágenes tan tentadoras! Besotes y abrazotes

    ResponderEliminar
  12. que delicia de mermelada..y que colorido..
    dan ganas de meter la cuchara..je.je

    yo tambien tengo excedentes de ciruelas,pero aqui a nadie le gusta la mermelada
    una pena..
    por cierto.no se si te has enterado pero me he pasado a wordpres..
    he dejado un enlace en bloguer,por si alguien me busca que sepa donde encontrarme..
    un beso!

    ResponderEliminar
  13. Tú eres de las que tienen suerte, eso de abastecerte de fruta en cada temporada es un privilegio, que no lo puede disfrutar mucha gente.
    Una mermelada casera para acompañar cualquier postre o simplemente en una rebanada de pan, es lo que yo llamo ¡¡vida la naturaleza, bienvenida sea cada época!! (Aunque la nevera esté repleta)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Pues te ha quedado espectacular, menuda textura y color tiene y me estoy imaginando el sabor. Bss!!

    ResponderEliminar
  15. Que alegría tener tantas!, el toque de ron me ha hecho un guiño que me ha gustado muchisimo y emplearla con las carnes eso si que me gusta.
    Un beso guapa y buen domingo

    ResponderEliminar
  16. En general me encantan las confituras y mermeladas...y viendo esta foto tan fantástica, quién se puede resistir???

    ResponderEliminar
  17. ¡Qué ciruelas más fantásticas, Laura! No hay nada mejor que alimentos de cultivo propio. La mermelada seguro que te quedó riquísima pues ya he probado algunas tuyas y me encantan. ¡Unas fotos preciosas! Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  18. El viernes hice yo de las amarillas. Preciosas fotos!! Bss

    ResponderEliminar
  19. ¡Por fin empieza la temporada de las conservas! Yo con esas ciruelas rojas no he hecho nunca mermelada, por aquí tenemos diferentes variedades. Desde luego ¡vaya colorcillo más rico que tiene!

    Y también hago como tu, añado bastante menos cantidad de azúcar. El azúcar actúa de conservante, pero el acidillo de la ciruela también. En más de 15 años que llevaré haciendo conservas jamás se me ha estropeado ni un sólo tarro. Un año incluso hice mermelada sin azúcar: sólo fruta y salió tan rica.

    La verdad es que por estas fechas da gusto la cantidad de frutas que hay y lo ricas que están.
    Besos
    Cristina

    ResponderEliminar
  20. Es verdad que las ciruelas están ahora de lujo. Este finde me puse con ellas también a hacer dulces, ñammm ¡que ricas! Lo que nunca he hecho es mermelada, ¡y con ese toque de ron!, qué buena.. me encanta la propuesta, Laura, la verdad es que nunca probé una mermelada con un toque de licor, imagino lo rica que estará. El color es fenomenal.

    Besos

    ResponderEliminar
  21. Me gusta tu mermelada y que lleve tan poco azúcar lo veo curioso pero me gusta...
    muchos besos

    Kako...el azúcar para mermelada cual es???

    ResponderEliminar
  22. pero que suerte tienen algunas!!!!! menuda variedad de ciruelas que te suministran tus padres!!! me gusta el toque de ron en la mermelada. muchos besitos

    ResponderEliminar
  23. vaya color de mermelada y que suerte que sean caseras! yo tampoco me rijo por ese regla, me parece excesiva en azúcar! prefiero que quede más liquida
    besos

    ResponderEliminar
  24. siempre la he hecho con las claudias..esta se ve genial

    ResponderEliminar
  25. ¡¡ Lástima que esté tan lejos de ti !! Ya me llegaría a tu frigorífico a por unas cuantas, aunque pensándolo mejor...preferiría unos tarritos de esa riquisima mermelada que preparas (una gran asignatura pendiente para mi).
    Me vuelve loca, literalmente, unas ciruelas que aqui en Málaga, llamamos "Imperiales", las tenemos en el mes de Junio, durante una o dos semanas no más...y he creido reconocerla en ésa que tu llamas "mirabel"....
    No obstante sabiendo que es de vuestra finca, criadas, mimadas...me imagino que serán todas sabrosísimas....
    Besos

    ResponderEliminar
  26. Los mirabeles tienen hasta el nombre bonito, y qué ricos son...
    Adoro las ciruelas, y la mermelada me pirra hacerla, peor luego no la como, seré rara... ;)

    ResponderEliminar
  27. una buena idea el darle el toque de ron a la mermelada,asi es mas rica seguro
    beso

    ResponderEliminar
  28. Yo soy fan superfan de las Claudia, que están a punto de llegar... de momento acabo de liarme con un kilo de mermelada de ciruelas rojas con canela... rica rica!

    ResponderEliminar
  29. Hola!! Yo tengo un ciruelo justo delante de casa y cuando no son hojas, son flores y cuando no, las ciruelas que caen.. Pero vamos, que viendo el resultado, me voy a subir a una escalera este finde y voy a recolectar....
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  30. Me encantan las ciruelas, me recueda que yo tenía en Argentina una planta hermosa y las de cosecha propia casi siempre son exquisitas.
    Lo bien que me vendría a mi comerme unas cuantas al día, jajajj y de tu mermelada me llevo la receta para probarla, en casa no entran dulces que no sean caseros, me he acostumbrado tanto que no me gustan ya las compradas, bueno no me gustan... vamos que prefiero las hechas en casa toda la vida.
    Acabo de ver la ciabatta de Sole y estoy contigo, con esta mermelada iría de lujo, yo sólo le pondría un pelín de mantequilla (que viciosa soy...), así que ya tengo dos recetas para probar.
    Un besote.
    Claudia

    ResponderEliminar
  31. Aquí tenemos la ciruela-cereza, aparece en mi mes (Agosto) y viene cargada de sabores maravillosos...así que esta mermelada va a esperar pero será fabulosa!!!

    Mil besos mi preciosa!

    ResponderEliminar
  32. Esto se ve muy rico, casi cómo para acabar con todas las galletas y panecillos que encuentre en mi casa.

    ResponderEliminar
  33. El año pasado preparé esta mermelada siguiendo tus indicaciones y me encantó. La lástima es que hice poca y además repartí con algún amigo. Este año pienso hacer mucha más cantidad porque , además de que me encantan todas las ciruelas, esta en <particular está buenísima y queda con un color impresionante. Recuerdo que compré el azúcar expresamente para la ocasión.
    Ya te contaré qué tal este año.
    Un saludo
    Raquel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Raquel, qué bien que esta receta te haya servido! Espero que me enseñes la que hagas tú y, si haces alguna modificación de la receta, que me la enseñes para mejorar la mía.
      Besitossssssssssss

      Eliminar

Gracias por visitarme y comentar, pues sé que tu tiempo vale mucho.
Si quieres, puedes suscribirte a mis posts e incluso recibirlos cómodamente en tu email; sólo tienes que pinchar en "Suscribirse", botón situado en la parte de arriba de la columna de la derecha. Si ves que no te funciona ese método, dímelo y busco otra solución. También tienes la opción de suscribirte a mi newsletter o boletín de noticias.
¡Vuelve cuando quieras!. Te estaré esperando.

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.