Ensalada tibia de pasta y atún

Es extraño el agujero que se queda en nuestro interior cuando se nos va un ser querido. Ora nos reímos de un acontecimiento que nos cuenta una amiga, ora se nos ensombrece la cara con los recuerdos que vienen a la mente. La vida transcurre rutinaria hasta que, de repente, todo se detiene para recordarnos a esa persona. Un color, una fotografía, una pequeña joya, un jersey, una barra de labios gastada... Su cara y sus manos revoloteando sin parar se nos aparecen al escribir unas letras, al beber un vaso de agua, mientras esperamos con el coche parado ante un semáforo en rojo. Una sensación rara nos llueve encima a ratos, mientras, a intervalos, también luce el sol. Poco a poco, una especie de pegamento de supervivencia va recomponiendo el puzzle de la vida, cachito a cachito...Y, casi sin percatarnos, llega un día en que todo está pegado. Y el sol vuelve a brillar. 
A mi abuela. 
Hoy te traigo una receta muy sencilla y mi almuerzo de hoy. ¿Qué te hará falta para preparar este plato delicioso, cargado de alimento, barato y facilísimo de cocinar? Pues poca cosa...

INGREDIENTES (2 personas):
- 250 g de pasta (tulipanes de colores)
- 200 g de lomo de atún fresco 
- pimiento rojo y pimiento verde cortada en brunoise
- 1 cebolla grande cortada en juliana
- 2 zanahorias pequeñas peladas y cortadas en ruedecitas
- 1 cucharada de pipas de girasol peladas
- 2 huevos duros cortados en cuartos
- aceite de oliva virgen extra
- el jugo de 1/2 limón
- sal gruesa
- 2 hojas de laurel
- pimienta de jamaica molida
- orégano

ELABORACIÓN:
1º) Guisar el atún en agua hirviendo, con sal y laurel. Dejar enfriar.
2º) Pochar la cebolla en una cucharada de aceite. Reservar.
3º) Cocer la pasta en agua hirviendo con sal, de modo que quede al dente. Reservar.
4º) Mezclar la pasta con la cebolla pochada, los cuadraditos de pimiento, la zanahoria y las pipas de girasol. 5º) Aliñar la pasta con el aceite, la pimienta y el limón. Espolvorear el orégano.
6º) Añadir por encima el atún troceado con las manos y el huevo duro.
7º) Servir la ensalada tibia, acompañada, si se desea, de un poquito de all i oli.
No me dirás que no te gustaría hincarle el diente a este delicioso plato. Además puedes comerlo como plato único: tiene los hidratos de carbono de la pasta, las maravillosas proteínas y el omega 3 del atún, las vitaminas y minerales del pimiento, la zanahoria y la cebolla. No puedes pedir más por menos.

¡A disfrutar y a alimentarse bien!


Etiquetas: , ,